Las 5 Mejores Tarjetas de Sonido Externas Para Lograr Sonidos De Calidad y Hasta Envolventes

Si vuestra tarjeta de sonido interna se os ha quedado corta o estropeado y no queréis liarte abriendo el ordenador para reemplazarla, es momento de ir a por la mejor tarjeta de sonido externa y que además sea asequible.

Os hablo de una tarjeta de sonido externa de buena calidad, capaz de aguantar la caña en diversos ámbitos y cuyo precio no la haga difícil de comprar o que luego os haga echar lágrimas –como a mí- porque lo que llevasteis a casa fue un timo que no logró cubrir vuestras expectativas en cuanto a calidad de sonido, funcionalidad ni compatibilidad.

Ese fiasco no le deseo a nadie, por cierto.

 

Las mejores tarjetas de sonido externa

 Es un hecho que el mercado está minado de numerosos modelos de tarjetas de sonido externas; no obstante, responderos a la interrogante mencionando a una marca en específico, e incluso sugiriendo a un dispositivo de gama alta, sería un gravísimo error.

El porqué de lo anterior, viene dado a que aspectos como vuestras necesidades, expectativas y hasta los recursos con los que cuenta vuestro ordenador, son los que determinarán cuál es la mejor tarjeta de sonido externa que os vendría de guinda.

En mi caso, me ha tocado apostar por un dispositivo que cuente con las dotaciones necesarias para no solo ser la mejor tarjeta de sonido para grabar audios, sino que además sea la mejor tarjeta de sonido para gaming, ver pelis en el ordenador e incluso armar un sistema de cine en casa.

Para ayudaros en la tarea, a continuación os dejo con una estupenda comparativa de tarjetas de sonido externas, para que distingáis cuál de ellas se adapta a los factores expuestos arriba.

#1 Tarjeta de sonido para DJs de Native instruments

Viene con el software Traktor LE 2 y es compatible con Mac, PC e iOS

Si sois un DJ digital y además os encanta viajar, este dispositivo os cae de guinda porque a la par de venir con diseño compacto –más pequeño que la palma de la mano- está preparado para la caña.

Con él, tendríais a disposición una salida de audio estéreo, una salida de auriculares, calidad de audio a 192kHz / 24 bits. Es compatible con Mac y PC, así como con iOS (iPad y iPhone). Viene con el software Traktor LE 2 y su interfaz de hardware es de USB 2.0.

 

#2 Tarjeta de audio Xonar U7 de Asus

Dotada con amplificador de auriculares y tecnologías para flipar

En caso de que estéis buscando una tarjeta de audio 7.1 USB todoterreno que no escatime en ofreceros calidad de sonido, no perdáis de vista a ésta porque incluso podríais usarla para sacar el sonido desde un portátil y conectar mediante minijack a una mesa de mezclas.

Además de ser compacta, os ofrece amplificador de auriculares, calidad de audio a 192 kHz / 24 bits, 114 dB de relación señal-ruido (SNR), tecnología Dolby Home Theater V4, funcionalidades de mejoras de sonido y conversor digital-analógico (DAC), entre otros plus más.

 

#3 Tarjeta de sonido externa Sound Blaster Omni Surround 5.1 de Creative

Equipada con micrófonos incorporados, amplificador de auriculares y otros plus

REBAJADO
Creative Sound...
37 Opiniones

¿Buscando portabilidad USB 2.0, conectividad y facilidad de uso? Echadle un vistazo a esta tarjeta muy bien dotada que podría no decepcionaros. Y es que además de su creativo diseño, cuenta con diversas tecnologías, como, Sound Blaster Omni, SBX Pro Studio, Cristal Voice y Dolby Digital Live con 5.1 canales.

O sea, estáis frente a una tarjeta de sonido externa capaz de lucirse en cualquier situación, incluso si estás jugando; esto, gracias a al Modo Scout que os ofrece ventaja táctica en el combate al permitiros oír a vuestros enemigos cuando están lejos.

 

#4 Tarjeta de Sonido externa ICUSBAUDIO7D de Startech

Es capaz de soportar audio analógico y digital para aplicaciones de 2 a 7.1 canales

Si deseáis convertir vuestro PC o portátil en un sistema de sonido home theater de 7.1 canales, coged dato de este terminal que además viene dotado con control de volumen fácil de usar y un par de entradas de micrófono.

En adición, esta tarjeta de sonido externa USB incorpora conexión de parlantes externos a través de mini-jacks 3,5mm o de S/PDIF óptico y cuenta con lo necesario tanto para soportar audio analógico y digital, como para admitir frecuencias de muestreo de 44,1 KHz y 48 KHz para reproducir y grabar.

 

#5 Tarjeta de sonido externa USB 7.1 de CSL-Computers

Incorpora múltiples posibilidades de conexión y procesador de sonido integrado

Aquí os dejo con una atractiva tarjeta multifunción –de instalación rápida y sencilla- que promete calidad de sonido, en los ámbitos de videojuegos, videoconferencias, música y telefonía VoIP, entre otros, incluyendo sonido surround 7.1.

Con esta tarjeta de sonido externa tendríais a disposición 3 entradas de audio jack (Line In, Mic 1, Mic 2) y 1 Toslink (SPDIF-IN), recursos a los que le sacaríais el jugo como te dé la gana, ya que además su procesador de sonido integrado os permitiría sesiones de grabación y reproducción simultánea sin inconvenientes.

 

¿Qué es una tarjeta de sonido externa?

Esencialmente, una tarjeta de sonido es un dispositivo -muy fácil de instalar y usar- que brinda la posibilidad de agregarle puertos de audio a un ordenador de escritorio o portátil, ya sea como solución de audio para uso doméstico (cine en casa, por ejemplo) e, incluso, profesional.mejor-tarjeta-de-sonido-externa

¿Os es imposible de creer esto? Fijaros y después hablamos.

Refiriéndonos a una tarjeta de sonido externa USB promedio, por ejemplo, se conecta directamente al ordenador –a través de un puerto USB- y tendríais a disposición diversas tomas de entrada y salida.

Algunas de ellas, toma de salida de 3,5 mm, jacks de entrada de 3.5 mm (entradas de micrófono y entrada de línea ), toma coaxial S / PDIF y salida óptica / PDIF.

Y lo mejor, es que el diseño de una tarjeta de sonido externa es normalmente compacto; esto, traducido en una pequeña caja que fácilmente podríais transportar en tu bolsa, funda o maletín para portátil.

¿Por qué es necesario tener una tarjeta de sonido?

Antes de responderos a esta interrogante, lo principal es que sepáis que el idioma de un ordenador es de 1’s y 0’s y nuestro cerebro no está diseñado para comprenderlo.

A diferencia de nuestra voz y sonidos que se representan a través de ondas, los bits del ordenador y demás terminales se podrían ilustrar como bloques en una línea contenidos en cables que necesitan ser cambiados de onda para “ser lanzados al aire” y a partir de allí poder ser escuchados.

De ahí germina la importancia de una tarjeta de sonido: Descifrar y traducir los bits.

No obstante, para que podamos escuchar dicha “traducción” es menester contar con otros terminales, como, altavoces o auriculares.

Y en caso contrario, en el que somos nosotros quienes enviamos el sonido a la computadora –con un micrófono, por ejemplo- la tarjeta de sonido hace la misma tarea: Descifra y traduce nuestra onda al ordenador.

 

¿Qué beneficios tiene una tarjeta de sonido externa?

Aunque a primera vista os pueda parecer molesto el tener que cargar con otro cacharro, la tarjeta de sonido externa cuenta con unas ventajas significativas frente a la tarjeta de sonido interna.

Comenzando por la instalación, una tarjeta de sonido externa se conecta de forma fácil y sencilla al ordenador (plug and play), por lo que no tendréis que abrir el ordenador y correr el riesgo de ocasionar un choque estático que dañe otros componentes internos de la máquina.

Concerniente al diseño, una tarjeta de sonido externa es pequeña, compacta y portátil; y además, viene dotada para estar protegida contra el polvo, insectos u otros agentes que la puedan estropear.

Y acerca de funciones y características, son numerosas; tanto, que con una tarjeta de sonido externa es posible que le agreguéis a vuestro ordenador portátil capacidades de sonido envolvente.

¿Para qué usaría una tarjeta de sonido externa?

¡Madre mía! Esta interrogante sí que me ha movido la imaginación.

Fijaros en algunas razones –muy válidas, por cierto- que te harían usar una tarjeta de sonido externa.

Lo principal –en mi caso particular- cuando los puertos que ofrece la tarjeta de sonido interna se tornan insuficientes. Podríais –como he hecho- grabar canciones junto a mis colegas en una misma sesión. Cada quien con su micrófono y respectivos cables de los instrumentos conectados a la “cajita”; y de ahí, directo al ordenador.

Otra razón, en caso de que la tarjeta de sonido interna se ha roto o simplemente ha dejado de funcionar.

En adición a todo ello, si lo que deseáis es conectar un sistema de sonido de cine en casa o sistema de sonido envolvente 7.1, por ejemplo.

En fin, son muchísimas las cosas que podríais hacer con una tarjeta de sonido externa. Basta con que activéis vuestra imaginación y ya está.

 

¿Cómo elijo la mejor tarjeta de sonido externa?

Ahora bien, antes de comprar cualquiera de los modelos de tarjeta de sonido externa, es menester que sepáis que cada uno de ellos ha sido diseñado para abordar distintos requerimientos.

Es por ello que deberíais tener claras cuáles funciones vais a necesitar y, más importante aún, cuáles recursos puede soportar vuestro ordenador.

Hoy día tenéis a vuestra disposición tarjetas de sonido externas básicas hasta potentes consolas de grabación profesional, por lo que la variación en calidad, características y precio es muy significativa.

No te dejéis “embrujar” por la primera que veáis o porque a tu colega le ha ido de guinda con equis modelo. Navegad y apostad por búsquedas avanzadas basadas en vuestras necesidades, leed opiniones de usuarios y no perdáis de vista las especificaciones del aparato.

Y es que dichos apuntes, son lo que, además de certificaros que el software la tarjeta de sonido es compatible con vuestro sistema operativo, os revela otras características interesantísimas, como por ejemplo, funciones de grabación, así como capacidades de sonido HD (alta definición), sonido estéreo o envolvente (surround).

A la par de lo anterior, está el aspecto de la conexión. Es importantísimo que sepáis si la tarjeta de sonido externa es un dispositivo Firewire o USB (bus serie universal). Recordad que los conectores para terminales Firewire son menos comunes en ordenadores domésticos que los USB.

Por otra parte, es ineludible que no dejéis de pisar el suelo. Si sois un usuario normal que lo que necesita es agregarse un control de audio promedio, no forcéis las posibilidades de vuestro bolsillo apostando por una tarjeta de sonido externa de gama alta, usada normalmente por ingenieros de audio.

Si lo que perseguís es ver pelis y TV en vuestro ordenador, buscad una tarjeta de sonido HD y capacidades estéreo 5.1 o 7.1. Pero en cambio, si lo que pretendéis es haceros con un sistema de cine en casa, debéis saber que las configuraciones de la tarjeta de sonido necesitan capacidades de sonido multicanal.

Otra de las consideraciones que debéis tener en cuenta para que logréis comprar la mejor tarjeta de sonido, es que corroboréis que vuestro ordenador posea los recursos necesarios para ejecutarla; algunos de ellos, suficiente memoria RAM, conectores disponibles, parlantes y/o auriculares.

En caso de que el destino de la tarjeta de sonido externa sea estar siendo transportada en la funda de vuestra portátil, aseguraos que su tamaño no os vaya a liar el plan.

 

¿Qué cosas debo buscar en las tarjetas de sonido?

A modo básico, para responderos a esta interrogante no hace falta dar tantas vueltas.

Lo primordial que debéis buscar en una tarjeta de sonido, es que sus características y funcionalidades estén adaptadas a vuestros requerimientos, os brinden una estupenda experiencia de usuario y –muy importante también- que sea compatible con vuestro ordenador.

Sin lo último, no conseguiríais magia alguna.

Ahora bien, existen características que no deberíais desestimar; entre ellas, respuesta de frecuencia, sonido envolvente, relación de señal a ruido (SNR), extensiones de audio ambiental (EAX) y distorsión armónica total (THD).

¡Vamos a por cada una de ellas!

Respuesta de frecuencia

 Si en algún momento habéis leído el término respuesta de frecuencia durante vuestra búsqueda de tarjetas de sonido externo y no tenéis idea a qué se refiere, mantened la calma y cordura, pero sin restarle importancia al asunto.

Primero que todo, vale que sepáis que el valor de la respuesta de frecuencia viene en forma de rango y que la respuesta de frecuencia ideal, que es el rango audible del oído humano, es de 20Hz a 20KHz.

Entonces, antes de comprar una tarjeta de sonido externa, aseguraos de que brinde un rango de frecuencia más alto que el valor antes mencionado; de esa manera, lograríais obtener audios claros y nítidos.

 

Sonido envolvente

Hoy día, son muchos los modelos de tarjetas de sonido externas que ofrecen soporte de sonido envolvente. Pero ¿es verdaderamente útil este aspecto?

Fijaros en esto. El sonido envolvente os da la posibilidad de escuchar todo lo que sucede a vuestro alrededor.

Imaginad ver una peli con sonido envolvente en casa, sería como si estuvierais en la sala de cine o incluso sentir que estáis alternando con los personajes en escena.

Y en caso de que estéis corriendo un videojuego de mundo abierto o disparos en primera persona, podríais escuchar hasta el más mínimo detalle, como, pasos y recargas de armas, entre otros.

 

Relación de señal a ruido (SNR)

 Partiendo del hecho de que la relación de señal a ruido -Signal-to-Noise Ratio (SNR), en inglés- mide en decibles (dB) la señal deseada en la salida de audio sobre la potencia del ruido no deseado, es significativo que cojáis dato de esto.

Antes de comprar una tarjeta de sonido externa para pc, fijaros en que venga como mínimo con un valor de SNR de más de 105 dB, ya que a mayor valor de la SNR será muchísima mejor la calidad del audio con menos ruido de fondo no deseado.

 

Extensiones de audio ambiental (EAX)

Si buscáis conseguir efectos de sonido envolvente reales, entonces es no dudéis en comprar una tarjeta de sonido con motores EAX, abreviatura en inglés de Environmental Audio Extensions.

A modo de cultura general, os cuento que esta característica es muy buscada por gamers, ya que le procura una experiencia inmersiva en muchos juegos de PC que utilizan motores EAX.

 

Distorsión armónica total (THD)

La distorsión armónica total -Total Harmonic Distortion (THD), en inglés- es una característica que pone de manifiesto cuánta distorsión se produce, por ejemplo, a causa de otros dispositivos colocados en el ordenador.

Para ese caso en particular, se ha desarrollado el blindaje EMI utilizado en algunas tarjetas de sonido. En caso de que la tarjeta que deseáis no lo tiene, apuesta porque cuente con un valor de THD más cercano a cero (0).