Las 5 Mejores Sillas de Ducha Que Garantizan Una Mejor Calidad De Vida

Se han diseñado una serie de productos dirigidos a personas con

necesidades especiales, bien sea por edad avanzada o alguna dificultad física. En estos casos es importante ofrecer seguridad y comodidad al momento del aseo personal, por lo que se debe contar con la mejor silla de ducha.

Este asiento de apoyo que puede ser para ti, un familiar o un amigo, tiene que  ser de peso ligero, fácil movimiento y otras importantes características que permitirán tanto al paciente como al cuidador, realizar el proceso de higiene personal en perfecto bienestar y sin complicaciones.

Es importante que éste sea resistente a fin de que dure el máximo tiempo posible, de rápida limpieza, almacenamiento y traslado. Si vas a comprar es necesario que completes la lectura de este artículo para que conozcas a profundidad la gran diversidad de estos productos que existen en el mercado.

En tan solo unos minutos serás capaz de conocer las bondades y características de este artículo que para muchas personas es de primera necesidad.

 

Las mejores sillas de ducha

Afortunadamente, existen muchas opciones para elegir de acuerdo a materiales, funciones, tamaño, precio y seguridad que se hacen asequibles. Revisa la siguiente comparativa que hemos preparado para que puedas hacer una buena selección ajustada a tu necesidad, salud y bienestar.

 

Silla de ducha con ruedas Obea

Elaborada en aluminio

Contiene un diseño ligero que permite moverla con facilidad e incluye un reposapiés plegable para otorgar mayor comodidad en el  proceso del aseo personal. Las cuatro ruedas giratorias son resistentes al agua debido a que los tornillos fueron fabricados en  acero inoxidable. Dos de ellas tienen frenos para prevenir incidentes.

Fue hecha en aluminio con recubrimiento Epoxi. Contiene ranuras en el espaldar y asiento para que el agua caiga sin dificultad y así su limpieza sea muy práctica. Viene instalada y lista para usar.  Sus dimensiones son: 91 x 64 x 60 cm.

 

Silla giratoria 360º para bañera Queraltó

Ligera y ajustable

Esta silla giratoria de 360 grados hecha para la bañera, cuenta con respaldo y reposabrazos que podrás utilizar en cuatro posiciones aptas para bloqueo y extracción, adaptándose así a las necesidades y características de la persona que la esté usando.

Su base de aluminio la hace ligera y de fácil desplazamiento. Tiene además patas con protectores antideslizantes, evitando así que se mueva. El modelo es totalmente ergonómico fabricado en PVC.  Tiene agujeros de drenaje que evitan que el agua no se quede estancada y, por lo tanto, hacen que la silla siempre permanezca limpia y en buen estado de conservación.

En materia de seguridad incluye agarraderas para que la persona disfrute de la ducha con comodidad. No importa si la bañera es pequeña o grande, pues la silla es adaptable a cualquier medida.

Es usada por niños, adultos, ancianos, obesos y hasta bebés, ya que por sus características ofrece 100% seguridad. Sus medidas son: 70,5 x 41 x 42 cm, su peso es de 4 kg y el material con el que está hecha es aluminio, convirtiéndola así en una silla de buena calidad,  ligera y de fácil desplazamiento.

 

Cablematic – Silla de ducha

Para ducha o bañera

REBAJADO

Esta marca que te presentamos fabrica el producto en aluminio y plástico rugoso de alta calidad. Es ideal para abuelos o personas con movilidad reducida, sin embargo, es usada en muchos otros casos. Puede ser instalada en una ducha o bañera para que la persona se siente cómodamente mientras realiza el aseo personal diario.

Tiene asiento rectangular y ergonómico, para mayor comodidad, seguridad y estabilidad. Viene con reposabrazos antideslizantes y la altura es regulable en seis opciones. Se usa con o sin respaldo.

Dispone de piezas adherentes en cada una de sus cuatro patas para evitar desplazamientos. El peso máximo que soporta es de 110 kilogramos. Al comprarla estará desmontada, pero sin ninguna dificultad la podrás armar en cuestión de minutos.

Con una de ella lograrás un baño placentero desde la cabeza hasta los pies.

 

Silla de ducha altura regulable con respaldo Homcom

Práctica y ergonómica

REBAJADO

Esta innovadora silla de ducha con apoya brazos y respaldo es una herramienta práctica y segura para las personas con alguna discapacidad física que requieran de completa seguridad en la ducha.

El asiento es regulable a seis tipos de alturas, mientras que  los apoyabrazos lo podrás quitar o colocar al momento de que requieras apoyo, tanto para levantarte como para sentarte. Los tapones de goma en las patas ofrecen un agarre seguro en prácticamente cualquier superficie.

Es fácil de limpiar y el respaldo está hecho en plástico HDPE de alta densidad, haciéndolo muy higiénico y antibacteriano. Viene con orificios de desagüe que permitirá que la humedad no dañe el artículo.

La recomendamos porque su estructura contiene recubrimiento en polvo de aluminio de alta calidad, muy ligero,  estable y con buenos acabados.

Es fácil de limpiar y por ello se considera como una de las más higiénicas.  Cuenta con un instructivo en inglés y alemán, pero no tendrás ninguna dificultad por el idioma al momento de armar, porque el paso a paso está muy bien ilustrado.

La opinión de sus compradores la posicionan en primer lugar por la relación entre calidad y costo. Aunque pesa 3.8 Kg tiene una capacidad de carga de 135 Kg. Dimensiones: Aprox. 46,5 x 54 x 72,5-85cm (P x An x Al).

 

Silla de ducha- NRS Healthcare

Económico y duradero

Esta banqueta es ligera y ajustable en cuanto altura. Su cómodo asiento tiene orificios de drenaje, asas para mayor seguridad en ambos lados y respaldo. El asiento es ancho y curvado para mayor comodidad. Fue elaborado de plástico moldeado e incluye un marco de aluminio inoxidable para mayor durabilidad.

Tanto las patas como su espaldar son ajustables y similares a unas muletas, para que obtengas confort. Aunque pesa muy poco te comentamos que puede soportar hasta 102 kg. Solo necesitarás de un destornillador para realizar su instalación rápidamente y sin complicaciones.

Es el menos costoso de la selección realizada así que podrá estar al alcance de cualquier bolsillo.

 

¿Qué es una silla de ducha?

mejor-silla-de-ducha

Silla de Ducha

Una silla de ducha es un artículo que ha sido diseñado para personas que presentan alguna dificultad para realizarse por si mismos el aseo personal. Sus características  le proporcionan apoyo, seguidad y comodidad.  Existe una amplia variedad que va desde sillas simples impermeables hasta sillas móviles.

No sólo ayudan a mantener a las personas seguras y cómodas mientras se duchan, sino que también les facilita el movimiento desde la cama o silla hasta el sanitario.

La mayoría son elaboradas con materiales impermeables y resistentes a la corrosión.

 

¿Qué estilo de silla de ducha es el más adecuado?

Sin brazo o espalda

Son perfectos para quienes tienen buena fuerza de espalda, así como una fuerte capacidad de equilibrio mientras está sentado, pues ayuda a conservar la energía durante la ducha.

Este es un asiento para cualquiera que quiera sentarse cómodamente mientras disfruta de su ducha o baño. Es un artículo oportuno para realizar afeitado o depilación manual o eléctrica.

En caso de que esta sea su opción, asegúrese de que la superficie de la silla tenga un antideslizante, elemento imprescindible cuando la silla no tiene brazos o espaldar reclinable. Otra característica importante es la presencia de agujeros para un fácil drenaje del agua. Las asas talladas también podrán ayudarle a mantenerse de pie y sentarse con seguridad.

Con espalda completa

Es ideal para personas que no tengan mucha fuerza de espalda y requieren de apoyo  en la parte posterior de la silla. Si el asiento incluye acolchado  puede ser más cómodo que uno de plástico duro. Esta característica es especialmente importante para las personas que están lidiando con la descomposición de la piel y que permanecen por mucho tiempo acostado o sentado.

Si la ruptura de la piel es una gran preocupación, os recomendamos un cojín impermeable adicional para el momento de baño. Los cojines de aire se pueden utilizar en la ducha y son una gran solución para las llagas o afecciones en la piel.

 

Con abertura o sin abertura

Una abertura es un espacio abierto en el asiento que puede ser utilizado para que puedas hacer tus necesidades o lavar el cuerpo mientras tomas la ducha. Algunas tienen un conector para transformarla de silla a inodoro.

Lo positivo es que con el asiento de sanitario se hace más fácil el lavado de las partes íntimas sin la necesidad de estar de pie; además, lo podrás enrollar y guardar con facilidad. En caso de incontinencia, éste dejará de ser un asunto incómodo.

Con ella es necesaria una buena postura al sentarse para evitar caída a través de la abertura y en muchos casos es menos cómodo que un asiento normal.

 

Tipos de silla de ducha

Te comentamos que existen dos tipos, los cuales describimos a continuación:

Multiuso

Muchas sillas de ducha son ortopédicas y muy cómodas para usarlas como bamqueta . En este caso, tienen una sección recortada o extraíble en la base del asiento que te permitirá sentarte en el inodoro.

Debido a que muchas personas pueden necesitar asistencia o apoyo cuando se bañan también pueden beneficiarse con un fácil marco de apoyo en el tocador. El seleccionar  una silla de multi-función a menudo puede permitir a los clientes hacer un ahorro apreciable pues podrá atender varias necesidades con un mismo producto.

Algunos modelos cuentan con cestas colgantes o compartimientos para guardar el jabón y otros artículos de tocador, que puede ser muy conveniente para aquellas personas que no puedan tener mucha movilidad.

Ahorro de espacio

Algunas personas prefieren tener una silla fija en el  área de ducha o baño. Varios modelos pueden quedar montados en la pared con patas desplegables y un mecanismo de bisagra que les permite doblar contra la pared cuando no se requiere. Sin embargo, tenga en cuenta que sólo son aptos para fijación a paredes y por lo cual requieren de mayor resistencia.

 

Características importantes de una silla de ducha

Presta mucha atención al siguiente test con el que podrás conocer los elementos necesarios para escoger el producto que más se adapte a tu necesidad.

  • Estabilidad: se refiere a piezas antideslizantes en las patas o ruedas.
  • Opción a un buen ajuste: en cuanto a la altura, ancho y profundidad del asiento.
  • Debe ser apto a la necesidad del usuario.Considere un modelo regulable con respaldo y apoyabrazos
  • Rápido drenaje: tiene que tener las condiciones para que el agua pueda drenar rápidamente y a su vez el secado sea casi instantáneo.
  • Seguridad: los apoyabrazos, reposapiés y apoyacabezas pueden mejorar el nivel de estabilidad y apoyo. Un cinturón de regazo resistente también es una característica muy útil.
  • Facilidad de movimiento: los apoyabrazos desmontables pueden facilitar el movimiento hacia los laterales.Los reposapiés oscilantes son una opción imprescindible.
  • Confort: busque buenos diseños ergonómicos y la disponibilidad de amortiguación impermeable, para garantizar comodidad.
  • Facilidad de limpieza: las condiciones cálidas y húmedas permiten que muchas bacterias y otros microorganismos proliferen, así que selecciona una silla con superficies lisas y materiales antibacterianos.
  • Fuerza: compruebe que la capacidad de peso máximo del producto es suficiente para el tipo de usuario.
  • Capacidad de inclinación; una silla móvil que se inclina pone al usuario en una posición más estable y también permite al cuidador adoptar una postura de trabajo más cómoda.

 

Consideraciones especiales

Altura del asiento

Los modelos sin patas están diseñados para ser apoyados por las paredes de la bañera y no suelen ser ajustable en altura. Al colocarlas debes cerciorarte el lugar a fijar por si se trata de una persona alta o baja.

Sin embargo, algunos de los taburetes tienen patas de altura regulable, permitiendo que el nivel del asiento se ajuste hacia arriba o hacia abajo. Los modelos se diferenciarán en los rangos mínimos y máximos de altura, así que evalúa si el modelo que seleccionaste puede alcanzar el nivel adecuado.

Anchura del asiento

La selección de un modelo con un asiento ancho puede permitirte dar la vuelta y sentarte mientras estés parado o fuera de la bañera. Presta atención en este aspecto si la persona que va a utilizar el taburete tiene sobrepeso.

Estilo del asiento

Algunos modelos tienen una butaca completamente plana, mientras que otros tienen una forma levemente arqueada o curva hacia los lados. Si usted planea sentarse en el lado del asiento del baño, antes de entrar en la bañera, asegúrese de elegir un modelo con una superficie completamente plana.

Estabilidad

Los modelos diseñados para sujetarlos a la pared de la bañera serán por excelencia los más estables y seguros que los modelos independientes, pues estos son más propensos a moverse o perder un poco el equilibrio cuando estés subiendo y bajando de la silla.

Altura de la pared de la bañera

Los modelos que se sujetan a la pared de la bañera no son compatibles con todas las tinas, así que es bueno confirmar este detalle antes de ordenar.

Ancho de la pared de la bañera

La mayoría de los modelos requieren que haya un mínimo de 1 pulgada de pared expuesta de la bañera en ambos lados. Esto es particularmente importante si usted tiene un borde muy pequeño en la parte superior de la bañera.

Ancho del piso de la bañera

Las sillas del baño pueden variar en el ancho de la base. Si su bañera es más estrecha que el taburete de baño a utilizar, es bueno confirmar que el ancho de las patas cabrá dentro de su bañera.

Relleno

Un asiento acolchado puede ser útil para las personas que son propensas a daños en la piel. Este accesorio sería una solución y aumentaría el confort.

Puerta de la ducha

Las sillas del baño que se sujetan en la pared de la bañera no trabajarán conjuntamente con las puertas de la ducha porque la bloquean. Si usted tiene puertas de la ducha y desea utilizar este tipo de silla del baño, será necesario un modelo abatible o quitar las puertas para sustituirlas por una cortina.

Sin devolución

Una vez que usted lo compra, así sea costoso o de precio bajo,  se convierte en un artículo de uso personal. A razón de ello, te comentamos que según algunas regulaciones éstos no pueden ser devueltos (a menos que todavía esté sellado en el embalaje original).  Por ello, insistimos en que debes asegurarte de que la altura, la capacidad de peso y las características son apropiadas para las necesidades de la persona que lo va a usar y así evitar un mal rato y pérdida de dinero.

 

¿Por qué son consideradas un «equipo de seguridad?»

El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (CDC) y otras autoridades médicas confirman que los baños son lugares particularmente peligrosos.  También, el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC reveló un estudio denominado “Las lesiones fatales de baño en personas mayores a 15 años”, utilizando las estadísticas de 2008 del CDC de Estados Unidos.

El estudio encontró un estimado de 234.094 lesiones fatales de baño para los estadounidenses mayores de 15 años que fueron tratados en salas de emergencia de Estados Unidos en el año 2008. A pesar de que cada grupo de edad de 10 años experimentó aproximadamente el mismo número de caídas, las tasas de lesiones aumentaron con la edad. Los índices de lesiones fueron ocurridas en o alrededor de la bañera o ducha.

La salida de la ducha o baño representaron más de 37% de las lesiones totales, en personas con 15 a 24 años de edad. Sorprendentemente, la tasa más baja ocurrió entre personas de 85 años o más. (Los ancianos se lesionaron con más frecuencia en o cerca del inodoro.)

Teniendo en cuenta estas cifras, las sillas de ducha son consideradas suministros médicos e importantes equipos de seguridad  para discapacitados.

 

¿Quién usa las sillas de ducha?

Estos son artículos que  proporcionan asistencia a cualquier persona que no puede estar seguro en una ducha de manera  independiente. Muchos lo  asocian a ayudas de seguridad para ancianos, pero como ya te hemos explicado, no siempre es así.

Las situaciones que hacen que sea difícil o imposible mantenerse en pie pueden suceder en cualquier momento. Ejemplos son una pierna o tobillo roto, un esguince o un golpe fuerte en la rodilla que los convierte circunstancialmente  en minusválidos.

También, las lesiones y la convalecencia post-quirúrgica crean necesidades temporales en las que se debe garantizar seguridad y bienestar. Para la mayoría de nosotros es usual que la fuerza de las piernas disminuya con la edad, y muchos ancianos tienen condiciones crónicas. Una solución inmediata es  la adquisición de una silla para la ducha apropiada al espacio del cuarto de baño.

 

Consejos de seguridad

A pesar de la comodidad y el diseño elegante, el baño es siempre un área de alto riesgo para los enfermos,  ancianos y personas con movilidad limitada.

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, la probabilidad de lesiones en el baño aumenta con la edad. Más del 80% de todos los traumas se deben a caídas. Superficies resbaladizas, alta humedad y otros factores requieren una atención especial a la seguridad ya sea en casa o geriátricos. Te aconsejamos que tomes en serio los siguientes consejos:

  • Coloca una alfombra en el piso en áreas húmedas y usa tiras antideslizantes. Existen cintas de seguridad resistentes y con gran durabilidad que pueden ayudarte. Además, son fáciles de limpiar con detergentes para el hogar y cómodo para los pies descalzos.
  • Instala barras de agarre y los rieles de seguridad en la bañera. A veces hay una ligera debilidad después de una ducha o bañera caliente. Así que esto es importante si necesitas apoyarte en algo para coordinar los movimientos.
  • Compra la mejor ducha de mano. Este dispositivo te permite seleccionar el suministro de agua óptimo y convierte el baño en disfrute.
  • Invierte en la base de la ducha. Una perfecta es la que no tiene paredes laterales. La superficie mate con revestimiento antideslizante proporciona estabilidad y fiabilidad durante los procedimientos. La ducha con tal base se convierte en mucho más segura y da una oportunidad de actuar independientemente.
  • Utiliza el asiento de inodoro elevado y la silla cómoda de la cabecera, al igual que los pasamanos y los apoyabrazos. Añade altura adicional si necesitas sentarte con más comodidad en el inodoro.

 

Presta atención a la higiene

En caso de que no realices con regularidad el aseo de la silla de ducha es probable que aparezca un material viscoso rosado producto de la acumulación de residuos cosméticos y la grasa del cuerpo. Esta situación suele ocurrir  en nuestra cortina de ducha o en la esquina de una bañera, pero ¿sabías que en realidad es una forma de bacteria conocida como serratia marcescens o moho?

Lo peor es que una vez que aparece es extremadamente difícil de deshacerse de ella y si no hay constancia en la limpieza puede surgir en reiteradas oportunidades. Esta es la razón por la ducha sillas con agujeros son una mejor opción.

Si ya tiene una situación similar lo mejor que puede hacer es atacarlo con algunos artículos comunes para el hogar. Puede mezclar una solución 50/50 de vinagre blanco y agua. ¡Rápido y sencillo!Recuerda que cuando los usuarios revisan nuestros consejos, seleccionan de forma independiente y acertada el mejor producto. Así que estamos seguros que ya podrás hacer una buena elección!