Las 5 Mejores Prensas Francesas Para Los Amantes del Buen Café

Si sois un amante que os apasiona degustar varias tazas de cafés al día

y a pesar de que usáis con frecuencia una cafetera Italiana, sientes que deberíais pasar a un próximo nivel, os recomendaremos sumergiros en el mundillo de las mejores prensas francesas.

Y es que vuestro paladar no será simplemente seducido por los gránulos del  Coffea arabica o del Coffea canephora, sino que la experiencia de la preparación de este antiguo bebedizo, trascenderá también a una experiencia visual  y olfativa, brindando un momento de sociabilización en el hogar o en vuestra cafetería preferida, ya que los cableados eléctricos no serán un obstáculo para que su preparación se realice justo frente a vuestros ojos.

Es por ello si deseáis seducir vuestro gusto con el sabor de los aceites naturales del fruto del cafeto, la receta secreta la encontraréis en este artículo. ¡Acompáñanos!

Las mejores prensas francesas

Para responderos a esta interrogante debemos establecer los siguientes parámetros:

  • Los materiales empleados en su construcción (metales inoxidables, polipropilenos, vidrios borosilicatados, etc.) determinaran su disposición a altas temperaturas, su manipulación, calidad y versatilidad de la prensa.
  • Si deseáis un producto de alto desempeño y calidad, debéis tener en cuenta que su coste será más alto, aun cuando hay buenas opciones intermedias.
  • Hay productos para amateurs o especialistas, todo depende de vuestras necesidades.
  • Sí es de fácil limpieza y si es compatible con el lavavajillas.

Al escudriñar cada una de estas variables, podéis aproximaros a una respuesta de cuál podría ser la mejor prensa francesa.

Es por ello, que en esta review os brindaremos importantes especificaciones al respecto.

 

Cafetera prensa francesa bonVIVO Gazetaro I

Elegante y de buena calidad

Sí queréis deleitarte y aprovechar al máximo de las propiedades de este milenario grano, prestad atención a las ventajas que os brinda este producto.

Esta cafetera manufacturada en vidrio Pyrex,  está rodeada por un marco de aleaciones inoxidables y elegantemente acabados en cobre.

Ya no debéis emplear filtros de papel, experimenta con varias mezclas, cantidades y tiempos de preparación.

Su capacidad de almacenamiento es de 1000 ml; incluye una cuchara medidora; su peso es de 821 g y sus dimensiones son de: 24,2 x 15 x 14,4 cm.

 

Cafetera de émbolo de acero inoxidable Aicok

Calidad y versatilidad

REBAJADO

De la selección de  cafeteras manuales os presentamos la Aicok;  elaborada con aleaciones de metales no oxidables, de sobrio diseño y fácil limpieza.

Posee un revestimiento doble de metal para prolongar el calor de vuestras infusiones.

Es idónea para preparar Coffea arabica para té; su  capacidad de 34 onzas os permitirá rendir hasta 8 tazas.

El paquete incluye 5 filtros de pantallas de acero, una  cucharilla dosificadora e  instrucciones.

Sus dimensiones son de: 14,8 x 12,7 x 21,6 cm, y 812 g.

 

Cafetera Bodum Brazil – 8 tazas

Ecónómica y funcional

REBAJADO

La Bodum Brazil es el producto menos costoso del listado, sin embargo su desempeño se equipara al resto de las más elaboradas.

Su recipiente es de cristal de borosilícato, lo que le confiere una mayor resistencia y absorción a las  altas temperaturas.

Podéis preparar tanto infusiones de té como del fruto del cafeto; su capacidad de 1 lt os permitirá  hacer hasta 8 tazas.

Posee una malla que se desmonta con facilidad lo que le permite una fácil limpieza. En síntesis obtendréis un producto funcional y de bajo coste.

 

Cafetera de émbolo L-Beans

Ergonómica y para entusiastas de las infusiones

Está cafetera despunta por su elegante diseño y asa ergonómica de silicona, que os permitirá brindar mayor seguridad y una adecuada manipulación.

Hecha con vidrio refractario borosilicatado y rodeada de  metal  inoxidable,  puede soportar una temperatura de 200  ℃.

Está concebida para los amantes de las infusiones de té y del fruto del cafeto;  podéis deleitaros visualmente con su proceso de elaboración a través de su cristal.

Su capacidad de 600 mililitros os permitirá servir hasta 6 tazas y su ligero  peso de 662 g la hace altamente portable.

Es una de las mejores opciones del mercado.

 

Prensa francesa Hario CPSS-2TB

Portable y economica

La Hario es la prensa más pequeña del listado. Su capacidad de almacenamiento es de 240 mls, siendo proporcional a  2 tazas.

Su peso es de 205 gramos y sus dimensiones son de 11.3 × 7.8 × 17.2cm, lo que permite que sea transportada a cualquier entorno.

Está confeccionada con vidrio de alta resistencia y propilenos resistentes al calor. Su limpieza es sencilla, pudiendo ser introducida a un lavavajillas.

Es ideal para la preparación de una energizante bebida de arabica o robusta.

 

Origen de la cafetera de prensa francesa

mejor-prensa-francesa

Prensa Francesa

La prensa fue patentada por el diseñador de origen milanés Attilio Calimani en 1929. Tiempo después de la creación de dicho artefacto, Faliero Bondanini realizaría varias modificaciones en el diseño, lo que decantaría en la patente de su propia versión en 1958.

En cuanto a la fabricación de este tipo de cafetera francesa, se iniciaría en una fábrica de clarinetes de origen franco llamada Martin SA.

No obstante, el estallido de su popularidad pudo ser impulsado en 1965, después de que el actor británico Michael Caine utilizase una en su película, The Ipcress File. 

También entraría en boga en toda Europa, gracias a una empresa británica llamada Household Articles Ltd., y a Bodum, una compañía danesa dedicada a la fabricación de vajillas y utensilios de cocina, nombre que se adoptaría casi como sinónimo de la prensa francesa.

 

Método de preparación de café en una prensa francesa

La moderna cafetera de prensa francesa se compone de un vaso cilíndrico delgado, que suele ser de vidrio o plástico transparente. Está equipado con una tapa de metal o plástica y un émbolo con un filtro de malla fina o de nylon que encaja perfectamente en el cilindro.

Si deseáis conocer las instrucciones para la preparación de este exquisito bebedizo, debéis saber, que es indispensable contar con un café molido más grueso que el que se suele emplear en las cafeteras por goteo.

Esto se debe a que un granulado más fino, tendrá una menor absorbencia cuando vuestro grano esté sumergido en el agua, mientras que una molienda más gruesa, otorgará siempre un mejor sabor, gracias a su permeabilidad.

Para preparar la bebida, debéis colocar el café molido en el fondo de la jarra vacía y añadir agua caliente entre 93-96 °C (200-205 °F) en proporciones de aproximadamente 1 onza (28 gramos) del granulado, a 15 onzas líquidas (450 ml) de agua.

Si requieres una medida más práctica, podéis agregar aproximadamente una cuchara sopera montaña, por cada taza a preparar, o quizás un poco más, según sea de vuestro agrado.

Posteriormente, debéis cubrir con agua todo el coffee arabica molido, dejar que repose un momento y eso será lo que permitirá la concentración  del sabor.

El tiempo de preparación total lleva aproximadamente de 2 a 4 minutos, dependiendo del tamaño de la prensa y de la intensidad con que prefiráis vuestra bebida.

Una vez completada la infusión, presionad el émbolo para atrapar los gránulos en la parte inferior del cilindro de precipitado. Finalmente, estaréis listos para degustar de vuestro cafecito.

Una recomendación que haremos a nuestros lectores, es que una vez listo el brebaje, vertáis  el contenido sobre los pocillos, ya que de permanecer el líquido adentro de la prensa, por más tiempo de lo debido, puede tornar el sabor de la infusión más amarga y astringente de lo que debería ser; no obstante, según la opinión de algunos comensales, disfrutan más de este efecto típico de la cafetera francesa.

 

Ventajas de una cafetera francesa

Una cosa útil acerca de esta máquina, es que es portable y autónoma, aislada de cableados eléctricos.

Algunos modelos son elaborados en plástico resistente y sobre la tapa de sellado, poseen un agujero por el cual se permite beber.

Otras versiones más lujosas incluyen prensas de acero inoxidable, las cuales proporcionan un aislante ideal para mantener la bebida caliente  por más tiempo.

Existe también una variación que utiliza un diseño de tracción en lugar del método usual de empujar hacia abajo: en este otro procedimiento, los gránulos del cafeto se colocan en una cesta de malla, y luego de la preparación, se tira de la tapa del artefacto para atrapar y sacar las partículas fuera de la bebida.

Finalmente, también encontraréis dentro de sus beneficios, que la prensa francesa se puede utilizar para hacer café frío, así como otro tipo de infusiones herbales.

 

Tamaños y materiales de las prensas de café francesas

Este tipo de cafeteras han sido manufacturadas en una variedad de tamaños y materiales. Por tanto, con la intención de ayudaros mediante esta guía, os proporcionaremos los modelos más reconocidos.

Prensas de vidrio francesas

Las prensas francesas de cristal son magníficas porque podéis mirar el proceso de la zambullida del gránulo del cafeto molido.

Si bien son más frágiles, os sugerimos optar por una hecha de vidrio de borosilicato para evitar el choque térmico y la rotura. Seguramente recordaréis este material gracias a los famosos recipientes de horno Pyrex, y a los instrumentos de laboratorios químicos y de biología.

Si bien es cierto que este material es más difícil de hacer que el vidrio tradicional, resulta económico producirlo tanto por su durabilidad como por su resistencia calórica y química. Por tanto es útil e ideal en la cocina, la decoración e iluminación.

La mayoría de las prensas de vidrio también poseen abrazaderas del plástico o del metal, esto permite tener una protección adicional, junto a una base robusta.

Prensas francesas de acero inoxidable

Los diseños de doble pared son clave para las prensas de aleaciones inoxidables. Estas  ayudarán a mantener el calor y hacer una mejor bebida.

También debéis comprobar la calidad de la relación de acero inoxidable – las más recomendadas son las de 18/8 y 18/10 ya que contienen tanto cromo como níquel.

Una de las cosas que necesitáis saber, es que si bien las cafeteras de este material son más duraderas, se pierde el elemento visual tradicional y de diversión que brindan las prensas de vidrio francés.

Diseño de émbolo y empuñadura

El émbolo es la pieza encargada de deslizarse sobre la superficie cilíndrica de la prensa.

En algunos modelos, posee además una suerte de filtro de nylon, mientras que en otros, este separador está fabricado por varias pantallas de aluminio que permiten pasar el líquido más no los restos del granulado, por tanto, las partículas más pequeñas quedan capturadas en la malla.

Una cafetera de émbolo también está conformada por un mango o empuñadura. Esta será la parte del utensilio que os permitirá mantener fija la jarra de manera constante, mientras empujáis dicho pistón hacia abajo.

Por ello, el asa debe ser resistente al calor, fuerte, y no propensa a la rotura. También es clave para verter la bebida  en vuestro pocillo.

Capacidad

La pregunta inicial para que toméis datos acerca de este tips es ¿cuánto café deseáis hacer?

Las Prensas francesas vienen en diferentes tamaños, al igual que los mugs. Por ello, lo mejor sería buscar una cafetera con una capacidad de un litro o más, dependiendo de vuestras necesidades.

Esto es debido a que siempre se puede llenar una jarra grande con menos cantidad de agua, pero no se puede llenar una más pequeña con más líquido, por esta razón, un cilindro más grande podría ser mejor.

Por último, tened en cuenta que muchos pocillos de gama tienen la capacidad de 8 a 16 onzas, por lo que emplear una medida a partir de nuestras tazas de cafecito, es una métrica difícil de seguir.

 

Propiedades térmicas

Otro aspecto relevante que incluiremos en esta guía, es acerca de las propiedades termales de estos artefactos de cocina.

El tipo de material, el grosor y la construcción bien sea de pared simple o doble, determinan las propiedades aislantes de la prensa francesa.

Por tanto si es de vuestro interés que la infusión mantenga la temperatura calientita durante la mayor cantidad de tiempo, debéis recordar, chequear dicha característica en la información que aparece en el empaque del producto o en su defecto, en el sitio web donde os dispongáis a realizar la compra online.

Dicho esto, hay un buen motivo para que no dejéis que el fruto molido del cafeto se asiente más tiempo de lo debido, incluso aunque hayáis adquirido la mejor prensa francesa. El bebedizo tradicional, tiene su tiempo adecuado de preparación y de reposo.

Os recomendamos en cambio, verter el café de vuestros recipientes manuales en un termo, sería sin duda una mejor opción para que se mantenga caliente. Sin embargo, esto agrega un artículo más a vuestra lista de compras de accesorios, complementando vuestro kit de cafetería.

 

Qué buscar antes de comprar una prensa francesa

Al momento de elegir una prensa francesa os sugerimos estudiar diligentemente esta guía que os ofrecemos, ya que será sin duda el punto de partida, para seleccionar el mejor producto de  todos.

Recordad pensar siempre en los materiales ya que estarán unidos a la practicidad, la durabilidad y la capacidad. Esto igualmente influirá en cómo y cuánto tiempo deseáis mantener vuestra bebida caliente.

Otro de los factores que igualmente estamos seguros que os interesa conocer, es el precio de estos artefactos, revisión que esbozaremos más adelante.

Mientras tanto, repasaremos los siguientes puntos:

Capacidad

Según el test realizado por el sector manufacturero nos informan que la capacidad en términos de tamaño a partir de un pocillo, como referencia típica, debería ser de cuatro onzas. Por tanto, una prensa de tamaño promedio, tendría cabida para ocho tazas, es decir 32 onzas.

En cuanto a los modelos más vendidos de la famosa marca Bodum, incluyen opciones de tres, cuatro, seis y ocho tazas.

Por otro lado, en realidad la primera consideración que deberíais tener, ha de estar basada en la cantidad del brebaje de coffee arabica, que soléis beber en un solo servicio.

Dependiendo de vuestras expectativas y necesidades, es probable que requiráis más de una opción.

El mejor enfoque es comenzar con la capacidad de prensa que mejor se adapte a vuestros requerimientos diarios, entonces: ¿qué tan cafetero sois?

Durabilidad

La durabilidad es otro factor a considerar cuando se busca la mejor prensa francesa que en parte, nos lleva de nuevo a pensar en los materiales de fabricación.

Como hemos expuesto anteriormente, las de vidrio suelen ser frágiles, aunque debéis saber que no todos los cristales se crean de la misma forma.

Las prensas de vidrio de paredes más gruesas, es decir las de borosilicato, son las más duraderas que sus homólogas de paredes más delgadas.

Pero al final del día, si estáis pensando como limpiar cafetera en un fregadero o lavavajillas, debéis saber que siempre existe el riesgo de que se rompa vuestro preciado artefacto de cocina.

Allí es cuando se presentan los modelos fabricados con aleaciones inoxidables de metales. Hechos para ser durables a través del tiempo, ya que tienen la ventaja, de ser un refugio inquebrantable para quienes tienden a ser un poco torpes o como dicen, con dedos de mantequilla.

Es por ello que las reviews y guías en línea, son la mejor manera de evaluar la durabilidad antes de comprar un producto como este.

Las calificaciones de los consumidores así como los comentarios que los acompañan, tienden a centrarse en las prestancias observadas que los usuarios consideran o no, como portadoras de buena calidad.

Por tanto os sugerimos estar atentos cuando en estas se indican defectos del producto, o cuando si quiera poseen alguna observación.

Otro aspecto a considerar son las piezas de repuesto para vuestra cafetera francesa. Igualmente os aconsejamos dar un vistazo a la página web del fabricante, así estaréis al tanto de lo que ofrecen, en cuanto a piezas de repuesto como juntas, filtros, émbolos, asas y hasta el carafe o recipiente mismo.

Una buena noticia, es que las prensas francesas por lo general son fáciles de reparar, así que el mantenimiento de vuestra cafetera portátil será el antídoto perfecto, para quienes suelen tirar sin precaución cuanta maquinaria antigua tengan, a la basura.

Precios

Otra buena noticia que gira en torno a este producto, es que por lo general, suele ser bastante asequible y perfecto para todos los bolsillos.

Al respecto, podéis encontrar prensas más pequeñas como el Bodum de  Brasil, con un relativo precio bajo, ya que cuestan un poco menos de 22 euros.

Por otro lado, también existen las de mayor capacidad, fabricadas en metales inoxidables, cuyo coste puede girar cerca de los 100 euros o más, así que tenéis para escoger entre los dos extremos e incluso buscar un punto intermedio.

 

Otras cosas que debéis tener en cuenta

¿Cuántos bebedores de café hay en el hogar?

Quienes compran este tipo de artefactos alejados de una instalación eléctrica, es probable que busquen no solo un exquisito sabor, sino, una experiencia romántica y aromática.

Como el grano molido continua  liberando sus  aceites y propiedades incluso después de haberlo presionado, es importante que bebáis el líquido, lo más inmediato posible. De lo contrario, mientras permanezca en el cilindro de preparación, sobreextraeréis los sabores, tornando el bebedizo mucho más amargo de lo que debería ser.

Es por ello, que si habéis adquirido una cafetera grande,  os sugerimos adquirir un receptáculo térmico para que vertáis el resto de la bebida y la degustéis más tarde.

¿Cuál es vuestra preferencia, acero o vidrio?

Como hemos advertido, la mayoría de las prensas francesas se elaboran en metal o en vidrio.

Si bien el vidrio es más tradicional, también suele ser  más frágil. Es por ello que os recomendamos evaluar las prestancias de los modelos metálicos, no solo duran más tiempo, sino que evitaréis cualquier posible accidente en caso de padecer una caída, igualmente mantendréis la bebida más calientita durante más tiempo.

No obstante, uno de los comentarios que podéis conseguir al respecto por parte de los consumidores más refinados, es que el verdadero sabor de este fruto de origen etíope, no se puede disfrutar al 100%, si sus granos tostados y molidos, no son imbuidos en una jarra de  vidrio.

Estos catadores garantizan que el verdadero sabor se extrae de esa forma. Inclusive realizando una comparativa, comentan que las de acero restan parte de la experiencia visual que proporcionan las de cristal, además las metálicas si bien son más resistentes, también son más costosas.

Por último, el plástico es también una opción, pero no funciona bien con agua caliente y no es bueno para el sabor o la higiene, por lo que no es frecuente encontrar prensas de plástico a la francesa.

¿Cuánto filtros necesitáis?

Las prensas francesas tienen generalmente un filtro de dos etapas. La primera es la parte del esqueleto de acero, que proporciona la estructura para la prensa y se ocupa de la mayor parte de los granos de cafeto.

La segunda parte, está conformada por una malla más fina que evita que el granulado se disperse. Algunos modelos de prensas proporcionados por Café Du Chateau French Press y la conocida Bodum, ofrecen más capas de estos filtros, con la intención de extraer un sabor lo más puro posible.

El principal beneficio de las capas de cedazo adicionales, es que prestan más atención a los bordes de la prensa, que es donde la mayoría de los residuos suelen quedar adheridos.

¿Necesitáis vuestra prensa francesa para que pueda lavarse en el lavavajillas?

Tenga cuidado. Si estáis buscando una cafetera de prensa que pueda ser limpiada mediante el uso de un lavaplatos, debéis aseguraros que en las indicaciones del empaque del fabricante, se señale que dicho producto, puede ser colocado en tal artefacto.

De todas formas, no os angustiéis, las prensas son muy fáciles de limpiar y mantener, por lo cual no es necesario emplear un lavavajillas para higienizarlas.

Tipo de café molido que debéis usar con una prensa francesa

Debido al método de elaboración simplista, la mayoría de los granos producirán un buen café aromatizado en la prensa francesa.

No obstante, el aspecto más importante es el método de molienda que se utiliza para preparar esta deliciosa bebida, recomendándose uno de grano más grueso.

Si llegáis a  utilizar un granulado más fino, es posible que padezcáis de frustración cada vez que tengas que preparar los cafés de vuestro hogar o de la oficina, ya que algunas partículas suelen quedar atrapadas alrededor del émbolo y terminan flotando en vuestra bebida.

Por lo tanto, siempre habrá un poco de estos granulillos que se escapen por el tamiz, por ello, es recomendable, no beber el último sorbo de la infusión.

El otro aspecto a considerar, es la variedad de cafés. Por ejemplo el Coffea arabica producirá una bebida más dulce, en comparación con la Coffea canephora, también conocida como Coffea robusta.

Por su parte, los gránulos molidos a partir de la robusta tienen un mayor contenido de cafeína, otorgando un sabor más amargo.

A nivel de precios, debéis saber que el arabica suele ser más caro que el segundo y se utiliza en los cafés especiales. Es capaz de crea una bebida más aromática, suave al paladar y, por supuesto, más digestiva.

Por su parte el canephora, es el que, mayormente encontraréis embalado en el supermercado, incluso mezclado con otras variedades para abaratar los costes. Es poco digestivo, tiene un gusto final amargo, con mucho cuerpo y es menos perfumado.

El siguiente aspecto a considerar es acerca del tostado del café. Si estáis usando los de un tostado más oscuro, seréis capaces de producir con una prensa francesa, una bebida muy cargada.

Un tostado mediano, debe dejarse reposar un poco más en vuestra cafetera manual; si bien producirá una bebida fuerte, su calidad no será tan potente como la derivada de un tostado oscuro.

Es por ello que necesitáis encontrar el equilibrio perfecto entre no sub-extraer y no sobre-extraer las esencias de los cafés molidos.

Además, es importante que no empleéis agua hirviendo, el vital líquido debe estar justo debajo del punto de ebullición. Esto es debido a que si el agua está demasiado caliente, se quemarán vuestros gránulos, creando un sabor amargo.

Además, es importante emplear la proporción correcta de arabica o de robusta molida, por taza. Si usáis un grano muy tostado frente a uno mediano, determinará la cantidad de onzas que requeriréis por pocillo.

Es por ello que os recomendamos verificar las indicaciones del empaque del café molido, aseguraros ante nada que no sea para el uso espresso, ya que estaréis comprando uno de molienda más  fina.

 

¿Cómo hacer café con una prensa francesa?

La fabricación de este bebedizo en una prensa francesa es relativamente simple. Seguid con atención las siguientes indicaciones:

Molienda y cantidad de café

Una molienda gruesa os permitirá una infusión más tenue, mientras que una más fina dará como resultado un acabado más concentrado, siendo éste un elemento proporcional a vuestros gustos o criterios.

Se recomienda una medida de 60 a 70 gramos por Lt de agua.

Temperatura de agua

El agua debe hervir a un rango de 195 a 205 grados Fahrenheit, sí optáis por elaborar un descafeinado o un oscuro, debéis dejar que se enfríe vuestra infusión, 10 grados por debajo del patrón establecido in supra.

Tiempo de elaboración de la bebida

Debéis procurar que los granos estén correctamente humedecidos y que permanezcan en el fondo de la prensa por un lapso de 6 a 8 minutos.   Luego de este tiempo, destapad vuestra prensa y ¡disfrutad!

¿Cómo debéis usar el émbolo?

Una vez que hayáis terminado de preparar vuestra bebida, sostened el mango firmemente y presionar el émbolo hacia abajo, de manera estable y constante. He allí el truco que permitirá atrapar los sedimentos, dejando pasar el delicioso líquido.