Los 7 Mejores Polvos Bronceadores Para Un Look Cautivador Todo El Año

Bestseller No. 1

Si sois de las mujeres coquetas que adoran estar al día con las tendencias de la moda en el mundo de los cosméticos y que además os gusta lucir encantadoras con una apariencia fresca como recién llegadas de la playa, os presentamos los mejores polvos bronceadores que os ayudarán a cautivar las miradas durante todo el año.

Se trata de un práctico bronceador facial que se ha convertido en uno de los productos más vistosos e indispensables en el portafolio tanto de cosmetólogos profesionales, como de toda mujer.

Entre las cualidades de este bronzer instantáneo están el otorgar al rostro un rubor perlado con tonos tostados o dorados que consiguen que la luz exterior pueda reflejarse en la piel y darle mayor luminosidad, tornándola más fresca y tersa. También son ideales para delinear los pómulos y los contornos de la cara.

Estos polvos están fabricados por finos ingredientes minerales, puros, naturales y orgánicos, manteniendo a vuestros poros libres de obstrucciones.

Finalmente os podemos decir que su paleta de colores es muy amplia, lo que os permite adaptarlas a todos los tipos de tez y a diferentes ocasiones.

Como veréis son múltiples los beneficios de estar siempre a la vanguardia de los productos estéticos, por tanto os recomendamos continuar con nosotros para que os enteréis de cuál es el más adecuado para que alcancéis la apariencia bronceada que tanto os gustaría llevar.



¿Cual es el mejor polvo bronceador?

Como sabréis un buen bronceador acentúa y anima la piel con un brillo saludable. La buena noticia para las chicas que gustan de las tendencias cándidas, es que estos polvos tienen por lo general un excelente precio.

Igualmente, las habilidades para su aplicación son bastante simples y podéis conseguir grandes resultados con unos truquillos sencillos.

No obstante, después de revisar la opinión de los expertos en cosmetología y hacer una revisión entre los gustos de las Clientes más exigentes, hemos recogido una muestra de los mejores productos bronceadores, que os otorgarán un resplandor maravilloso en cualquier época del año.

Así que continúa con nosotros para que aprendáis un poco más de las fabulosas gamas que encontraréis disponibles en el mercado.

A continuación les presentamos los mejores polvos bronceadores:

1. Polvo bronceador B-PROSLB04 Becca Cosmetics

Acabado mate

Para lucir una piel bronceada y hermosa no tienes que pasar horas expuesta a los rayos UV, con el maquillaje adecuado podrás conseguir un tono bronce que matice tu piel y le dé el aspecto que tanto deseas.

Esta vez te queremos recomendar un polvo bronceador de textura ligera y cremosa, diseñado para darle un tono saludable y bonito a la piel. Tiene un efecto iluminador, pero al aplicarlo descubrirás su acabado mate dimensional. Ofrece una estupenda relación entre costo y calidad.

2. Polvo Bronceador NBZ0007 INIKA

Recomendado para pieles sensibles

Se trata de un producto genial para broncear la piel sin exponerte a los inclementes rayos solares. La fórmula de Inika está compuesta por ingredientes minerales y naturales, libre de aditivos, aglutinantes y talcos. Es un producto recomendado para todo tipo de pieles.

Al usarlo le darás a tu complexión un bonito matiz de bronceado natural, con un acabado mate luminoso. La fórmula es hipoalergénica y cuenta con certificados dermatológicos.

Viene en un estuche portátil, compacto y bonito. Incluye un espejo.

3. Polvo bronceador Glam Bronze La Terra

Aspecto radiante y natural

REBAJADO

El sello L’Oreal os brinda la oportunidad de reproducir un bronceado perfectamente natural de acuerdo a vuestro tipo de pigmentación, bien sea esta de tonalidad clara u oscura.

Podéis aplicarlo sobre vuestra cara, cuello y escote; brindándote unos reflejos dorados que proporcionan a vuestra piel un aspecto radiante.

Adicionalmente podéis decantar el nivel de coloración deseado, equivalente a 1, 2 y 3 semanas de exposición solar.

Está compuesto de polvos ultra-finos e incorpora SFP 10 (factor de protección solar).

4. Polvo bronceador Ladygo maquillaje en polvo Shimmer

Paleta multicolor a prueba de agua

REBAJADO

Este kit de paletas multicolor os permitirá crear un efecto resplandeciente en vuestra tez, sea que lo uséis como sombra para los ojos o como rubor.

Se adecua a distintos tipos de pigmentación, podéis aplicarlo con seguridad ya que su elaboración está hecha a base de materias primas naturales.

Es a prueba de agua y sudor, además que su efecto es de larga duración.

No es un producto económico pero su calidad está garantizada.

5. Polvo bronceador L’Oréal Paris Glam Bronze Efecto Seda

Para tez morena

Sí sois una chica con una tez más oscura o morena este producto está indicado para ti.

Podéis aplicarlo sobre el rostro, cuello y escote, al hacerlo proporcionarás un bronceado reluciente y natural acorde con vuestra pigmentación.

Está compuesto de polvos ultra-finos; pensando en vuestro cuidado y protección, L’Oréal le ha añadido factores de protección solar.

Una de sus ventajas es que podéis esparcirlo sobre vuestros polvos translúcidos.

6. Makeup Revolution Bronceador en Polvo Baked

Si, así como veréis el nombre de este producto viene a revolucionar las tendencias del maquillado tanto para hombre como para la mujer de hoy, al ofrecer un perfecto aspecto de bronceado durante cualquier época del año.

Ideal para artistas del mundo del espectáculo como músicos de bandas de rock quienes necesitan reflejar tonos escarchados y cobrizos en  los escenarios de sus presentaciones.

Sus cualidades pigmentarias son sumamente concentradas, por lo que usando una pequeña porción será suficiente para mantenerse sobre vuestra tez de manera impecable, además es muy rendidora y ofrece un excelente precio bajo.

7. Polvo bronceador W7 Honolulu

Buena relación calidad-precio

En los últimos años se ha vuelto una tendencia más recurrente entre las mujeres, el uso de polvos bronceadores; este producto es equivalente al que se le asigna a los labiales, brillos y rimmel.

Consciente de este aspecto particular, W7 Honolulu os brinda la posibilidad de estampar sobre vuestra piel un bonito bronceado de aspecto natural, sin importar la tonalidad de vuestra tez.

Del listado presentado este es el producto menos costoso, más su calidad y presentación os encantará.



¿Cuál es el mejor polvo bronceador para vuestro tipo de piel?

mejor-polvo-bronceador

Polvo Bronceador

Cuando llega el momento de elegir cuál es el iluminador que se adapta mejor a vuestro tipo de piel, debéis saber que tal descubrimiento requiere de un poco de experimentación. Sin embargo, aquí os ofrecemos una guía base, de la cual podéis partir.

Para una:

Piel normal, aceitosa o mixta:

Los bronceadores en polvo son una apuesta segura.

Piel Normal a seca:

Es posible que deseéis considerar una versión en crema o bronceadores líquidos.

Piel grasosa o propensa al resquebrajamiento:

Tanto los polvos, los geles y los bronceadores líquidos son ideales para estos tipos de pieles. Recordad que debéis manteneros alejadas de las opciones cremosas y excesivamente oleosas, ya que solo harán que vuestra epidermis luzca más grasa.

En realidad, la mayoría de los bronceadores son una variedad de polvo compacto, ya que este tipo de presentación los hace fáciles de usar.

Es por ello, que seguro estáis pensando, como hacer si vuestra piel es seca. La solución es simple, prepararla antes de su aplicación. Esto lo lograréis  mediante una crema hidratante durante el día. Un buen ejemplo sería la Loción Hidratante Diaria SPF 30  que ofrece protección solar, después de ello, aplicad vuestro tono de bronzer preferido.

Si por el contrario, vuestra piel es grasa, la preparación sería en base a  un protector solar muy fluido y mate, especial para el uso diurno. Algunas opciones son el Resist Youth-Extending Daily Hydrating Fluid SPF 50.

Finalmente, para una piel normal, cualquiera de estas cremas hidratantes SPF- trabajarán a la perfección!

Una vez aplicados estos hidratantes, podéis proceder a aplicaros un polvo bronceador, lo cual brindará un sedoso, tostado e iluminado, dependiendo de la paleta de tonos elegida.

¿Cuál es el mejor polvo bronceador para vuestro tono de piel?

Para la mayoría de la gente, la parte más difícil de escoger una sombra es seleccionar una que tenga un tono adecuado que combine con su piel.

Por tanto, saber si vuestro tono es cálido, pálido o neutral es la clave para asegurar que su bronceador coincida con su piel y se vea tan natural como sea posible.

Para ayudaros en tal elección seguid con nosotros y prestad atención a las siguientes líneas:

-Si vuestra tez tiene matices oscuras, o si se trata de una piel cetrina, tenéis suerte porque la mayoría de los tonos terracota y oro os irán maravillosamente.

-Para la piel con tonos amarillos, pruebe los colores cálidos de melocotón, o los que van de un marrón claro o suave a uno medio.

Aquellas chicas de pieles cálidas o de neutras a beige, pueden tener más dificultad para encontrar opciones de apariencia hacia un bronceado natural.

Pero les vamos a dejar en un secreto pro: No hay diferencia significativa en la fórmula de entre un polvo iluminador y uno compacto.

Podéis adquirir un look de bronceado con un polvo compacto y luego sobre este aplicaros algunas sombras más oscuras que vuestro tono natural. Esto puede funcionar muy bien para todas.

Tipos de polvos bronceadores

Si bien las miradas bonitas con una piel clara y de porcelana lucen preciosas con ciertos realces en los meses más fríos, ahora que estamos en verano quizás queráis cambiar y mostrar un colorcito como el que otorga el sol veraniego.

Deseamos que sepas que apoyamos 100% el cambio de look,  pero no significa que os descuidéis absorbiendo todas las radiaciones ultravioletas de la temporada.

Los rayos UVA pueden ser realmente perjudiciales para vuestra epidermis, por ello insistiremos en tener vuestro SPF a la mano, pero también os diremos que podéis solventar el asunto de vuestra apariencia al comprar esa maravilla cosmética que se llama bronzer.

Una vez decididas a darle la bienvenida al nuevo artículo de maquillaje, seguro os preguntaréis ¿Cuál es el bronceador más adecuado?

Con tantas opciones, fórmulas y acabados por ahí, es fácil abrumaros y confundiros un poco. Lo entendemos.

Es por ello, que hacer vuestro proceso de selección un poco más sencillo, hemos recopilado algunos consejillos para obtener la piel de vuestros sueños, tal como si fuese besada por el sol.

Polvo bronceado iluminado

Shimmer Bronzer: Este producto ha sido concebido para otorgar a vuestro rostro una  mirada y una piel radiante.

Los bronceadores a base de polvos perlados para la cara, poseen un toque brillante, y son perfectos si deseáis agregar un poco de color a vuestra tez, sin necesidad de ir a la playa.

Cómo usarlo: La regla de oro con el  shimmer bronzer, es evitar la aplicación del polvo al rostro entero, al menos que deseéis parecer una bola disco andante.

Seáis estratégicas obtendréis un resplandor natural al sacudir ligeramente el polvo en los lugares donde el sol caería naturalmente sobre vuestra piel: el puente de la nariz, la parte superior de la frente, de los pómulos y la extremidad de vuestra barbilla.

Algunas recomendaciones adicionales: El Star Bronzer de Lancôme-Parísy  la línea  bronceadora The Body Shop.

Polvo bronceado mate

Apariencia de piel esculpida y contorneada: Los bronceadores opacos se han convertido en los idóneos para permitir lucir una cara definida y cincelada con un aspecto saludable.

Estos polvos son cada vez más populares, y no parecen estar perdiendo el vigor, por lo que os aconsejamos incluir en vuestro carrito de compras, bronceadores mates de uno a dos tonos más oscuro, que vuestro color de piel natural, ya veréis como definiréis vuestras facciones.

Cómo usarlo: La clave para contornear es definir vuestra estructura facial a través del uso de la sombra y de la luz. El Bronzer es el componente que hará el papel del sombreado.

Las áreas principales a enfocar vuestra atención son los huecos de las mejillas, la parte superior de la frente, la línea de la mandíbula y los lados de la nariz.

Para mezclar bien el color y asegurar un acabado más natural, debéis recurrir a la ayuda de una brocha grande con la cual esparciréis suavemente, los destellos que realzarán vuestra belleza.

Esto es debido principalmente a que no queremos que aparezcan líneas visibles o ásperas.

Algunas recomendaciones adicionales de este tipo de producto: De la casa  NYX Cosmetics os sugerimos el Matte Bronzer, y de la marca YSL, la línea Le Teint Saharienne.

Efecto bronceado total

Sheer Bronzer: Si deseáis portar un look como si recientemente hubieses pasado el fin de semana en la playa, lo que necesitáis es una luz bronceadora total.

Pero seguramente os estéis preguntando ¿por qué querríais usar un  Sheer Bronzer?, ya que es un polvo de sol más puro.

A diferencia de los bronceadores con brillo, las fórmulas puras tienen menos efecto nacarado y prestan más atención a los acabados más limpios, permitiendo lucir más fresca.

Este tipo de fórmula está diseñada para resaltar el color natural en vuestra tez, dando a la piel un aspecto como si el sol nos hubiese besado.

Por ello, los tonos naranjas y los acabados bronceados más pesados ​​pueden salir. Así que el Sheer es el tipo de bronceador idóneo y de buena calidad para chicas de piel clara. Este dará a vuestra piel un color más sutil y rosado.

Cómo usarlo: La aplicación de un bronceador puro puede funcionar de dos maneras. Para un brillo más sutil tocar suavemente en los lugares donde el sol incidiría naturalmente en vuestro rostro. Ir poco a poco esparciendo el polvo.

Si deseáis por el contrario un efecto para rostro más intenso del bronceado, podéis de mezclar una o dos gotas de bronceador líquido con vuestra base, luego esparcir y retocar cuando esta se haya secado, con el polvo bronceador.

Algunas recomendaciones adicionales de este tipo de producto: Los fluidos bronceadores de Giorgio Armani, el polvo mineral de Maybelline de la línea Puesta del sol Bronce.

 ¿Para qué usaríais un polvo bronceador?

Los maquilladores utilizan el bronceador para dos fines: como un cosmético de contorno y como un tonalizador temporal muy sutil que intenta dar a la cara un toque similar al producido por los rayos solares cuando nos broncean.

Este producto especial para rostro, en realidad  debe aplicarse sobre aquellas zonas en donde sol tocaría naturalmente. Algunos de estos lugares los hemos comentado con anterioridad en otros puntos de esta review, pero a manera de practicidad nuevamente enunciaremos:

-El puente de la nariz,

-La superficie superior de los pómulos,

-La frente,

– La punta de la barbilla.

En pocas palabras la mejor técnica consiste en imitar el bronceado natural. Podéis realizar un barrido suave en las sienes, en la parte inferior de la mandíbula, y por debajo de los pómulos. Es por ello que se considera un producto de contornos.
La elección del bronzer correcto depende de cómo se va a utilizar. Si estáis buscando una mirada con aquel tono tostado que brinda el sol, deberíais elegir un bronceador que de tonos cálidos y dorados. El truco consiste siempre en  asemejaos lo más posible a la tonalidad natural.

Las fórmulas fabricadas en crema, gel y polvo son igualmente buenas para esparcir color extra a la cara. Además, lo mejor de todo, es que las partículas reflejantes de la luz suelen ser muy atractivas cautivando todas las miradas. ¿Te animáis a hacer la prueba?
Con respecto a los polvos que se emplean como contornos se sugieren los de tono rosa medio o rosa  pálido, lucen realmente fantásticos en chicas de tez clara.

Este tipo de productos son mejores para contornear porque son más fáciles de ajustar y mezclar que las cremas o geles. Además simplemente debéis aplicarlo en las zonas de la piel en donde naturalmente iría la sombra. Por ello, en estos casos, los productos  mate son una mejor opción que los que reflejan más luz.

Tipos de fórmulas bronceadoras

Los bronceadores están disponibles en las siguientes presentaciones:

-Cremas,

-Polvos

-Geles.

Otras formas, como las perlas o las texturas tipo mousse brindan igualmente un efecto bronceador, pero también de iluminación y ruborizado.

Finalmente, podemos deciros que factores como la diversión, la vanidad, la portabilidad, la facilidad de uso y la versatilidad en cuanto a las tonalidades de tez, son algunas de las condiciones que pueden llevar elegir un producto sobre otro.

Crema bronceadora

Los bronceadores en crema vienen en todo tipo de presentaciones, desde lociones en tubos, o barritas sticks que se asemejan a los correctores.

Uno de sus beneficios es que se mezclan fácilmente en la piel bien hidratada o sobre aquella epidermis que haya tenido la aplicación de una base previa.

Este tipo de productos otorgan un brillo suave, que es conocido como tendencia dewy.

Una de las cualidades de este tipo de bronceador, es que permiten lograr un color más intenso con mayor facilidad; no obstante, las versiones en cremosas suelen ser un poco más complicadas de corregir una vez aplicadas sobre la tez.

Igualmente, este tipo de fórmulas, son buenas para las pieles secas y mixtas, pero pueden resultar demasiado emolientes para quienes la tengan grasa.

Bronceador en polvo

Las versiones en polvo de este producto, pueden venir en presentación suelta o compacta.

Ambos tipos de bronceadores son adecuados para una aplicación rápida y se mezclan fácilmente.

Pero debéis tomar en cuenta, que el uso de una brocha grande, redonda y de bordes suaves, será de completa utilidad si deseáis  aplicar el producto, de manera uniformemente sobre la piel. Ya veréis como se crea un acabado suave y profesional.

Otra de las ventajas de emplear esta versión de iluminadores, es que pueden ser oscurecidos poco a poco, hasta alcanzar una tonalidad más profunda.

Igualmente resulta el preferido para las chicas y chicos de tez oleosa, ya que los polvos ayudan a reducir el brillo y absorben el exceso de aceites  naturales. Por tanto el polvo bronceador puede trabajar con cualquier tipo de piel.

Gel bronceador

Las presentaciones en gel suelen ser translúcidas y permite que la piel subyacente pueda mostrase con un aspecto bastante natural.

Estableciendo una comparativa entre los tipos de fórmulas bronceadoras, las versiones en polvo y en crema tienen la facilidad de ser más manipulables y construir el tono mediante varias aplicaciones.

Por el contrario, los geles son en gran parte a base de agua, portando ciertos derivados de silicona y de alcoholes lo que permiten mantener su textura, pero se secan rápidamente, dejando sólo su pigmento en la piel.

Por tanto, si bien este tipo es más duradero, requiere una aplicación rápida para obtener una apariencia lisa y uniforme.

Uno de los secretos empleados por maquilladores profesionales, es aplicar el bronceador en gel con una esponja humedecida, ya que permitirá mantener el producto húmedo a medida que se haga la mezcla.

Tonos bronceadores

Muchas personas deciden saltar el uso de un bronzer porque son reticentes a arriesgar su aspecto tradicional. Incluso suelen pensar que  es antinatural. Otras chicas tienen temor de usar la sombra de tonalidad equivocada.

Algunas principiantes suelen pensar que el producto está destinado a crear un bronceado profundo, cuando en realidad, están destinados a producir la ilusión de que se ha tomado un poco de sol.

El bronceador debe realzar la belleza inherente de la piel, no pintar la cara como un payaso.

Por tanto uno de los trucos está en elegir un bronzer que sea sólo unos pocos tonos más intensos que vuestra cara. Cuando este producto se aplica,  normalmente se ve más oscuro en la piel que en el paquete, por lo que la elección de una sombra que se ve ligeramente muy clara en su contenedor, ayudará a escoger la más adecuada.

Un producto que es demasiado luminoso puede ser difícil de discernir, pero es mejor errar por el lado de la sutileza que elegir un tono más sombrío, ya que puede parecer aburrido o artificial.

Es por ello que al comprar un bronceado, debéis considerar las tonalidades del producto, así como el color de vuestra tez.

Una guía básica la encontramos en el diseño de los empaques. Esta simple observación puede ayudarnos en el test de selección, el cual consiste en precisamente, prestar atención al color del los mismos. Por ejemplo: los tonos cálidos suelen tener un molde dorado o marrón, y los más frescos tienen uno rosáceo medio o pálido.

Los matices frescos son especialmente buenos para el contorno de la cara y definir los pómulos, pero tomad en cuenta que un producto demasiado rosa, podría hacer que la cara se vea rubicunda.

Otra recomendación que os daremos, es que evitéis cualquier bronceador que tenga un color naranja. El coral, el melón y los rubores anaranjados pueden resultar halagadores para algunos tonos de tez, pero debido a que ninguna piel se vuelve naranja naturalmente al sol, los bronzers naranja, independientemente del sello cosmetológico parecen sintéticos, sobre todo en piel morena.
También os sugerimos reevaluar  entonces el matiz del bronzer dependiendo de la época del año. La piel en verano recibe más horas de luz solar incidental y tiende a ser más oscura que en invierno, incluso cuando se está usando un protector solar, por lo que un bronceador que luce brillante en época de estío, podría ser demasiado poderoso para la invernal.

Tipos de acabado

Los bronzers pueden ser mate o ligeramente nacarados, mostrando un brillo sutil. Al respecto los primeros al ser opacos, toman más esfuerzo para mezclarse pero logran exhibir un acabado más natural.

Las pequeñas cantidades de mica y talco en un bronceador nacarado dan una sensación suave y sedosa que hace que se mezcle fácilmente, pero demasiada iluminación, puede dar a la piel una apariencia de escarchado sintético en lugar de un acabado de rocío, que tendría una piel sana.

Por tanto preferid bronceadores que tengan poco o ningún brillo si deseáis alcanzar un efecto totalmente natural. Añadir resaltador en los pómulos o a lo largo de la nariz para hacer una textura mate look dewy.

¿Cómo saber cuándo un polvo bronceador es de calidad?

Un polvo bronceador es excelente en cualquier formato y es realmente asequible, inclusive cuando provienen de sellos profesionales en el mundo del maquillaje.

Los bronzers con presentaciones en naranja o rojo suelen ser de menor calidad y no producirán un aspecto natural para la mayoría de los tonos de la piel. Por tanto, busque los colores que se asemejen más a una piel bronceada: dorado, beige, durazno, y bronce verdadero.

Tened en cuenta también que las partículas de pigmento más pequeñas y más finamente molidas hacen que el bronceador sea más fácil de mezclar. Un bronceador en polvo debe sentirse liso sin ningún rastro de arena o tiza.

Si existe algún probador disponible, os recomendamos frotar una pequeña cantidad entre las yemas de los dedos para sentir cualquier granulación; El producto debe palparse tan suave como una loción o crema fría sin partículas detectables.

El talco, es un mineral blando que se encuentra en los polvos faciales incluidos los bronzers, los cuales adicionalmente pueden otorgar un brillo satinado.

Una pequeña cantidad de este nacarado se ve fresca y natural, sobre todo cuando se realiza un maquillado de acabado opaco, en la piel seca, pero demasiado de este producto puede impartir un brillo distinto.

Quienes posean una piel grasa deben evitar el alto contenido de talco en los bronceadores; esto es debido a que este tipo de epidermis, ya contiene tiene suficiente oleosidad natural sin la ayuda de talco.

Algunos fabricantes ofrecen bronceadores de polvo compacto con líneas o patrones de matices en el producto.

Otros realizan presentaciones en forma de perlas de colores variados. Estos diseños caprichosos también tienen un atractivo práctico, lo que permite a los usuarios adaptar su color bronceador a la ocasión y la temporada.

Si bien pueden costar más, los bronzers con múltiples tonos pueden ser una buena inversión para alguien que quiere usar el estilo dewey durante todo el año, e incluso disfrutar de la experimentación con los cosméticos.

Consejos para  un aplicado profesional

1- Construir  gradualmente el tono, es la mejor manera de evitar los errores de amateurs.

2- El  bronzer debe dar a la piel un rubor como si vuestra piel hubiese sido besada por el sol, por lo que debéis aplicarla a las zonas del rostro donde la luz incidiría naturalmente: Vuestra frente, el puente de la nariz, la punta de la barbilla, los pómulos en la parte superior de las mejillas.

Para un aspecto más definido, algunas personas encuentran útil imaginar la forma del número «3» mientras se realiza la aplicación.

Para iniciar partid de la frente a lo largo de la línea del pelo, luego emplead vuestra broncha redonda siguiendo a lo largo del hueso de la mejilla y justo debajo de la mandíbula. Mantened suaves toques escarpados y construir según sea necesario.

3- Si optáis por un bronceador con brillo, aseguraros de comprobar cómo se vería si se tratase de una iluminación natural directa. Esto es especialmente importante si vuestra piel es grasa porque el producto hará que vuestra tez, se torne aun más brillosa.

Recordad que Demasiado brillante no parece tan natural, pero para una cita en la noche, el aspecto puede ser impresionante.

4- Para estos productos usad un cepillo de tamaño mediano, esponjoso, pero firme, esto os dará un mayor control.

Barrer el cepillo sobre el polvo y sacudir el exceso antes de aplicarlo. Algunos pueden encontrar que las brochas en ángulo funcionan mejor, especialmente a las caras más pequeñas.

Para estos fines, os recomendamos igualmente que la esponja o el cepillo sean de base sintética cuando se trate de bronzers en crema, pero sus dedos también podrían funcionar bien. Simplemente aplique una pequeña cantidad de producto a la esponja y utilice un efecto punteado para broncear una zona a la vez.

5- Para las presentaciones en geles o líquidos, usad las puntas de sus dedos para mezclar y aplicar, pero hacedlo rápidamente, ya que estos productos secan rápidamente.

6- Aseguraros de revisar el aspecto final en la iluminación, debe parecer lo más natural posible.  Si el bronceador se ve demasiado oscuro o se aplica demasiado, utilice un cepillo limpio para recoger y mezclar el exceso de producto.

Frotad el cepillo con pequeños movimientos circulares. Comprobad dos veces para aseguraros de que no hay bordes duros. Si los hay, suavizarlos con una esponja cosmética ligeramente humedecida.

Más que un simple bronceador

Finalmente podemos deciros que el Bronzer es en realidad más versátil de lo que podríais pensar.

Una vez que hayáis encontrado la sombra adecuada, os enamoraréis del producto. Además por práctica sabréis que lucirás muy guapa con tan solo un poco de brillo dorado.

También podéis usarlo para esculpir el rostro y añadir dimensión. Bien sea definiendo los huesos de la mejilla o adelgazando la nariz con las técnicas correctas.

Así que recordad la regla de oro: para establecer dónde aplicar el bronceador, debéis fijaros en donde caen naturalmente las sombras en su cara. Esa será la guía perfecta para delinear y perfeccionar el rostro donde lo necesitéis.

Finalmente emplead un cepillo kabuki para mezclar y evitar las fuertes líneas de demarcación.