Los 5 Mejores Escarpines Para Niños Pequeños

Contar con el mejor escarpín para niños será esencial con el fin de mantener a los pequeños resguardados de cualquier tipo de objeto que pudiera causarles algún daño. Los hay de diversos modelos, a dos agujas y en distintas tallas para que ningún niño se quede por fuera al momento de escoger el que más le guste! Asegúrate siempre de medir de forma correcta sus pequeños pies, con el fin de constatar que no le aprietan y que está sufriendo en silencio.

¿Cual es son los mejores escarpínes para niños?

Responder esta pregunta no es algo fácil y las diversas opiniones de las madres así lo sugieren. Es por esta razón que te ofreceremos una comparativa para que puedas escoger por ti misma, el calzado adecuado para ese dulce niño que comienza a dar sus primeros pasos.

A continuacion les presentamos los mejores escarpínes para niños:

Gioseppo Escarpines para Niños

Con punta rígida

Estas hermosas sandalias están fabricadas con materiales bastante robustos que resisten el roce diario, así como las inclemencias del tiempo. Cuentan con velcro para ajustarlas de forma fácil, la punta es bastante rígida e indeformable y además, la suela es muy resistente por lo que será muy difícil que se desgaste.

Cuentan con un precio bajo, son bastante cómodas, están disponibles en color gris, también en azul y van desde la talla 26EU hasta la 38EU.

Zapatillas Cressi Coral Junior

Sin cordones

Estos lindos zapatitos vienen sin cordones para facilitarle a tu pequeño el acto de ponerlos y quitarlos. Además de contar con uno de los precios más bajos de mercado, sus materiales son bastante resistentes y su suela es dura.

Son ideales para el verano, flexibles, bastante confortables y los test a los que han estado expuestos sugieren que durarán por mucho tiempo aun en condiciones adversas. Están disponibles en color azul y van desde la talla 23 hasta la 35.

Playshoes Zapatillas Impermeables Niños-Niñas

Disponibles en colores vibrantes

Estas deliciosas zapatillas son realmente confortables y están disponibles en 4 colores diferentes y muy vibrantes, a saber, azul, naranja, rosa y verde. Son versátiles y pueden ser colocadas tanto con medias como sin ellas, cuentan con cierre de velcro y la suela está hecha de goma de gran calidad.

Son realmente económicas, su material exterior en sintético, vienen sin forro, cuentan con excelente sujeción incluso bajo el agua y están disponibles desde la talla 18 hasta la 35.

Seac Escarpines para niño

Ideales para la playa

Estos escarpines a pesar de ser menos costosos que muchos similares, cuentan con una calidad extraordinaria y muy buenas revisiones por parte de las compradoras. Son ideales para caminar en la playa e incluso zambullirse con ellos en el agua, son maleables y vienen en un bonito color azul.

Están disponibles desde la talla 33 EU hasta la 46 EU, vienen sin cordones, son muy sencillos para colocarlos y quitarlos y su suela es de goma suave pero a la vez  bastante duradera.

Swimpy UV Swedish Design

Femeninos

Estos bellísimos zapatos color rosa son bastante femeninos y con ellos, tus niñas podrán disfrutar del verano bien protegidas ya que nada malo les pasará a sus pequeños piececitos.

Cuentan con protección SPF 50+, su suela es antideslizante, de esta forma podrán correr y hacer travesuras sin temor a caerse, incluso en la arena o dentro del agua. Tienen buen agarre y cuentan con velcro.

Poseen un precio realmente asequible, son ajustables, los compradores dicen que es un producto altamenterecomendable y están disponibles desde la talla 22EU.

¿Cuándo debes comprar Escarpines nuevos para tus hijos?

A menos que tu hijo se queje de que son incómodos, es posible que no sepas cuándo es el momento adecuado de comprar un nuevo par de escarpines. Siempre es una buena idea revisar periódicamente el calzado de tus pequeños para que puedas asegurarte que le quedan de manera apropiada.

Busca áreas especialmente gastadas o costuras envejecidas. Si los lados están abultados o se desgastan más rápidamente que el resto del zapato, entonces pueden que no sean lo suficientemente anchos.

Los dedos de los pies que se doblan hacia arriba, son también un signo de que los zapatos no encajan correctamente y si observas que se han desgastado en la parte de talones, entonces eso quiere decir que ha llegado el momento de adquirir un nuevo par.

Medidas de los escarpines para niños

Con el fin de obtener el tamaño adecuado de los escarpines para un niño pequeño, sus pies deben ser medidos. Haz esto por la noche ya que los pies de los niños se hinchan durante el día, por lo que serán más grandes por la noche que por la mañana.

Si los padres se sienten incómodos al medir los pies de su hijo, pueden llevarlo a una tienda de escarpines y hacer que un profesional lo haga. La medición es más fácil de hacer con dos personas.

Haz que una de ellas sostenga al crío de pie sobre un pedazo de papel y la otra puede trazar el contorno. Luego, mide la distancia desde la parte posterior del talón hasta el dedo gordo del pie y posteriormente utiliza una tabla para averiguar qué tamaño debería usar.

Ten en cuenta que los escarpines a medida necesitan espacio para los calcetines, así que lo mejor será trazar los pies con las medias que el niño vaya a usar. Asegúrate de medir sus pies por lo menos una vez al mes ya que crecen rápidamente.

Los chicos más pequeños, generalmente indican que sus escarpines se han vuelto demasiado apretados al llorar, patear o negarse a ponérselos. No te sientas tentada a adquirir modelos de un tamaño que sea demasiado grande ya que el espacio extra, hará que sea difícil para caminar y podrían caerse.

¿Qué debes buscar en los escarpines para niños?

Hay ciertas cosas que los padres pueden buscar en este tipo de calzado antes de comprarlos. Estos pasos te asegurarán escoger un modelo sea bastante cómodo y ayudará a que se vaya familiarizando con ellos.

Estilo

Tira el estilo por la ventana a menos que sean seguros, bien construidos y confortables. Muchos modelos son hermosos pero poco prácticos como por ejemplo, las botas de vaquero de niño que no son flexibles y restringen el movimiento. También debes evitar los zapatos que se desprenden fácilmente.

Materiales

Elije materiales de buena calidad y que sean transpirables como la lona, ​​el algodón, los materiales sintéticos y el cuero suave. Evita aquellos que sean de plástico, goma y que sean voluminosos; recuerda que uno de los aspectos primordiales a tener en cuenta es que no se salgan.

Por otra parte,  demasiado calor hará que el niño se sienta incómodo y no querrá volver a usarlos. Esto incluso, pudiera causar infecciones si los pies empiezan a sudar. Los materiales transpirables también son dúctiles, lo que permite que los niños caminen mejor.

Suela

Al ser pequeños, tus hijos no están muy familiarizados con ciertas cosas cuando aprenden a caminar, es por esta razón que necesitarán la cantidad justa de tracción en sus zapatos.

Mantente alejado de las suelas que sean lisas o resbaladizas, así como de aquellas que tengan ranuras profundas y una banda de rodadura resistente. Aquellas que están elaboradas de caucho antiadherente con ligeros canales, serán siempre la mejor opción.

Doblez de la suela

Como se mencionó anteriormente, una suela maleable será esencial para que los niños pequeños puedan caminar. Trata de doblar los zapatos para ver cuánta resistencia existe.

Deja que el niño escoja

A muchos niños no les gusta usar zapatos y probablemente harán una rabieta cuando se los pongas o los pateará todo el tiempo. Una manera de ayudar en este tipo de situación, es pre-seleccionar algunos modelos y luego dejar que el niño decida cuál le gusta más. Esto lo involucrará en el proceso y lo hará más divertido al momento de usarlo.

Ahorrar dinero

Aunque los padres no deberían comprar tallas demasiado grandes, si pudieran adquirir pares múltiples al mismo tiempo. Una manera de ahorrar dinero es encontrar una marca que sea de tu agrado y luego comprar algunos modelos en diferentes tamaños.

De esta manera, cuando el niño haya crecido un poco, el siguiente par ya lo está esperando. Otra cosa a tener en cuenta, es que no es necesario declinarse por los más costosos. Siempre y cuando estén bien elaborados, es mejor decantarse por una opción más asequible ya que tus hijos cambiarán de talla rápidamente.

Tampoco debes adquirir, por muy tentador que parezca, modelos de segunda mano ya que estarán adaptados al pie del niño que los uso por primera vez y será muy difícil que tu hijo se acostumbre a ellos.

5 Errores a evitar cuando compras zapatos para niños pequeños

Hoy en día, comprar zapatos para un niño pequeño puede resultar abrumador. En primer lugar, las opciones son casi infinitas, desde las suelas de goma a las de cuero, pasando por las sandalias hasta llegar a las botas de vaquero!

Al mismo tiempo, muchos críos están aprendiendo a dar sus primeros pasos o simplemente, han aprendido a caminar seguros pero aún sus pies no están lo suficientemente firmes.

Encontrar el estilo y el ajuste correcto llevará cierto tiempo y recuerda tener mucho cuidado, ya que si no eliges el par adecuado, podrían tropezarse y caerse con facilidad. Para evitar cometer algunos errores fatales en la próxima compra, presta atención a estas advertencias y soluciones inteligentes.

  • Error 1: Elegir un zapato rígido y resistente para proteger los pies del niño. Esto es una mala idea debido a que los pies tienen músculos para mantenerse a sí mismos y este tipo de calzado los debilitará. El resultado será más tropezones y menos resistencia para las caminatas largas
  • En lugar de hacer esto, busca un modelo sin molestias que proteja completamente el pie del terreno áspero, pero que a su vez tenga una suela flexible. Esto permitirá que los músculos de los pies hagan su trabajo. Trata de plegar los zapatos por la mitad para que te asegures que sean maleables.
  • Error 2: Elegir versiones en miniatura de los modelos para adultos de sandalias, botas vaqueras o tacones. Es una mala idea porque los zapatos para niños, deben ser diseñados pensando en los niños y deberían permitir que ellos hagan lo mejor que saben hacer: Jugar
  • Muchos de ellos especialmente los estilos que son versiones más pequeñas de los zapatos de mujeres, no tienen las características y beneficios importantes para el desarrollo de un pie pequeño.
  • Por ejemplo, algunas peculiaridades aparentemente benignas, podrían obligar a los niños a tener que agarrar el zapato con los dedos de los pies para que no se deslicen. Esto, a su vez, pudiera causar una serie de problemas como dolor de espalda o de rodilla.
  • En lugar de hacer esto, evita las suelas duras, resistentes, las botas altas y los tacones.   Busca un modelo suave y flexible que esté totalmente unido al pie, que no pase por encima del tobillo y que no eleve el talón sobre el dedo.
  • También son importantes las correas ajustables, el acolchado extra, las partes superiores flexibles y los materiales blandos. Si se deben usar los zapatos de lujo, limítalo a unas pocas horas en las fiestas de cumpleaños.
  • Error 3: Comprar zapatos más grandes para que los niños pequeños crezcan con ellos. Esto es una mala idea ya que eso significa que no ajustarán correctamente, lo que deja a tu niño pequeño vulnerable a las caídas.
  • Por mucho que te sientas tentada a adquirir media talla más arriba, no lo hagas! En su lugar, haz que tu hijo vaya a una tienda y se pruebe algunos modelos en distintas tallas.
  • Luego descarga una tabla de tamaños de calzados y colócaselos a tu hijo en sus pies. Debería existir el ancho de un pulgar en el extremo del zapato y el dedo gordo del pie. Asegúrate también de que el talón no se deslice cuando camine.
  • Error 4: Colocarles zapatos resbaladizos o botines cuando están aprendiendo a caminar. Esto es una mala idea porque cuando están aprendiendo a caminar,  las suelas deberían ser de goma o de cuero; una vez que ya dominen bien la técnica, el calzado resbaladizo le hará daño ya que jugará con su tracción y agarre.
  • En lugar de hacer esto, colócales zapatos con suelas de buen enganche, de esta forma ellos se sentirán confiados con cada paso que den.
  •  Error 5: Suponer que los zapatos no aprietan porque el niño no se queja. Esto es contraproducente ya que algunos infantes no hablan y aun así, continúan caminando sobre calzado muy apretado.
  • En lugar de esto, deberías revisar de forma constante el tamaño de tu niño cada 2 meses, de esta forma estarás segura que no necesita un nuevo par. También podrás darte cuenta si los dedos se frotan contra la parte frontal, de ser así, ha llegado el momento de escarpines nuevos!