Los 5 Mejores Detectores de Gas Para Evitar Situaciones de Peligro

La protección del hogar es un factor fundamental para nuestro bienestar.

Tratamos de percatarnos de aquellas circunstancias que puedan afectar la integridad propia y la de nuestros seres queridos. Una de las alternativas actuales es la adquisición del mejor detector de gas para determinar fugas que puedan comprometer la salud.

El estar expuestos a gases tóxicos es una situación riesgosa, que incide negativamente en nuestros cuerpos llegando incluso a causar la muerte. Esto sin mencionar el peligro que constituye la posibilidad de iniciar un incendio o explosión, generando el perjudicial humo. Esta es una preocupación latente, dado a que puede ocurrir sin previo aviso.

Conscientes de esta posibilidad, los fabricantes han impulsado la creación de dispositivos detectores de fugas de gas, y en esta comparativa presentamos las principales opciones del mercado de diversas características, para brindar mayor tranquilidad y mantener la seguridad tanto de tu salud como la del hogar.

Los mejores detectores de gas

Para tratar de prevenir la presencia de fuga de gas en el hogar se cuenta con este equipo, sea  iónico o fotoeléctrico. Estos aparatos advierten la presencia de estos factores con alarma contra incendios, disminuyendo la posibilidad de sofocamiento e intoxicación por inhalación.

Antes de comprar alguno de estos dispositivos es necesario tener presente:

Gases que detectan: como el metano, butano, propano o gas natural. Algunos señalan la presencia de altos niveles de monóxido de carbono.

Niveles de detección: importante conocer los porcentajes mínimos que pueden identificar. Por lo general, las concentraciones de gas determinadas se encuentran en un rango entre el 3% y 20%

Tipo de alarma: sonidos y luces led.

Dimensiones y diseño: dependiendo del modelo pasará discretamente a formar parte del hogar.

Instalación: haz de saber que estos aparatos se instalan generalmente en el techo, por lo que se debe elegir el lugar idóneo para su ubicación.

 

1.Detector de gas Elro RM400

Alarma de alto alcance

Este dispositivo posee la capacidad de detectar el gas natural, propano y butano, ofreciendo protección las 24 horas. Su instalación es sencilla pero se recomienda colocarlo en el lugar que constituya la zona de mayor riesgo, ya sea por la cercanía de una toma de gas o en la cocina. Es muy sencillo de programar pero este debe permanecer enchufado para su funcionamiento, aunque lleva baterías.

Puede generar un pitido de alarma con un nivel de sonido de 90 dB. Sus dimensiones están muy bien proporcionadas, teniendo el tamaño perfecto para ser incluso alarma gas autocaravana. Su forma es de tapa circular.

Es fabricado en plástico de buena calidad con un peso de no más de 400 gramos. En la cubierta se advierte que se no se debe pintar sobre él una vez ubicado, para evitar que la pintura obstruya las aberturas por donde se detecta la presencia de gases.

 

2.Xeltys FIT380590

Detector múltiple

El equipo inteligente diseñado por la marca Xeltys detecta la presencia en altas concentraciones de metano, propano, butano y gas natural que puedan afectar la salud de las personas.

Cuenta con un indicador de estado, que señalan mediante dos leds de luz tanto si el aparato está conectado a la fuente de alimentación como si la alarma se encuentra encendida. Posee un cable para ser instalado fácilmente a una toma eléctrica. Su forma es estilizada, con ranuras en los laterales para la localización y algunos pequeños agujeros al frente para la emisión del sonido.

Esta alarma para espacios confinados genera una potencia sonora de 85 dB, está fabricada en plástico y como la gran mayoría de estos tipos de artefactos, viene  en color blanco para adaptarse a cualquier entorno. Tiene un botón de prueba en la parte frontal para determinar que su funcionamiento sea el correcto. Pesa unos 400 gramos.

 

3.ElectroDH 50.603 Detector alarma de gas y monoxido de carbono

Indicador de niveles de CO2

Además de detectar propano, butano y gas natural, este dispositivo tiene como atractivo la capacidad de identificar la presencia de niveles de CO2, compuesto inodoro que causa miles de muertes en muchos países cada año.

Su instalación es sencilla y de forma vertical, pero se recomienda prestar especial cuidado a su ubicación, en cuanto a la relación entre la altura y distancia entre el suelo o techo según el tipo de gas que se desee detectar, ya sea más o menos pesado. Tiene un cable de conexión a la toma de alimentación.

Incorpora un sensor doble de detección que al identificar la presencia de algún gas activa una alarma acústica y visual mediante una sirena y piloto rojo. Identifica cuando el sensor presenta fallas, mediante una luz de color amarillo. El nivel de detección de CO2 es de 150 ppm. Es pequeño con un peso de 249 g. Bastante asequible.

 

4.Cablematic – Detector de gas LPG butano propano con alarma acústica

Detector de gas licuado

Los escapes de gas LPG, butano y propano, son la especialidad de este sistema de detección. Estos gases licuados del petróleo son generalmente empleados en la carga de bombonas para el sistema de abastecimiento casero.

Este sensor de gas es inalámbrico, y se conecta directamente a una toma eléctrica. Los leds indicadores nos permiten determinar tres estados señalados en Power, Alarm y Fault. Sus dimensiones lo hace un sensor de gas compacto.

Una clave para su ubicación es que si se desea determinar un escape de gas propano o butano éste debe estar instalado a poca distancia del suelo, ya que debido al peso de estos gases tiende a ir hacia abajo.

Su alarma sonora es lo suficientemente potente para oírla en otro extremo de la casa. Posee un botón de test para escuchar que la alarma y el sistema de detección se encuentran activos. Tiene de peso 240 g.

 

5.Detector de fugas de gas Lifebox DETCG02

Sencillo y práctico

Este económico sensor está ideado para la detección del combustible gaseoso que se distribuye mediante tuberías para el uso doméstico o industrial, conocido generalmente como gas ciudad.

Funciona con un cable de alimentación de 1,5 metros y aunque entre sus especificaciones señalan que funciona a pilas de tipo AA, los comentarios de sus compradores parecen indicar lo contrario.

Es simple pero funcional y de fácil instalación. Muestra con tres leds sus estados de encendido, error y alarma. Posee un botón de prueba. Su diseño es básico, y trae ranuras en las caras laterales del mismo para la detección.

Puede ser ubicado cerca de la toma de gas en la cocina, cercano a las hornillas para que en caso de que tengan algún escape accione la alarma. Está fabricado con plástico de color blanco hueso y tiene un peso de 370 g. Este es el producto menos costoso de la lista.