Las 6 Mejores Cremas Hidratantes Según El Tipo de Piel, Dónde y Cuándo Aplicarla

Ya sea por estética o porque estáis intuyendo que tu piel lo amerita urgentemente,

el hecho de elegir la mejor crema hidratante no es una acción que deberíais toma a la ligera porque son diversos los factores que intervienen en la aventura.

A modo de abreboca, aspectos como requerimientos de la piel, aunado al uso, tipo e ingredientes del hidratante, dejan en claro que estamos hablando de una ardua tarea que difícilmente podría realizarse apostando por un producto de vuestra marca favorita y/o tanteando entre el menos o más económico.

¿Cual es la mejor crema hidratante?

Sería estupendo que vuestra piel y las de tus amigas hablaran para que os respondieran esta pregunta, ¿cierto?

Pero como –definitivamente- eso es imposible, hemos apostado por elaborarte una comparativa de seis propuestas, basada en la opinión de expertos y usuarios, así como en marca, entre otros aspectos interesantes, para que al momento de comprar una crema hidratante corporal o facial, optes por la que mejor se adapte a las necesidades de tu piel y –muy importante también- que muestre armonía en la relación buena calidad precio.

¡Échale un vistazo!

A continuación les presentamos las mejores cremas hidratantes:

1. Crema enriquecida hidratante Lancaster Skin Therapy

Viene con oxígeno y otros plus para un rostro joven

REBAJADO

Se os presenta como una de las destacadas opciones en cuanto a cremas hidratantes antiedad se refiere, ya que la líder oriunda de Mónaco le ha agregado oxígeno en una combinación de ocho antioxidantes, para garantizaros un rostro terso, tonificado y radiante, a la par de evitar el envejecimiento prematuro.

Diseñada para piel normal a piel seca, la Skin Therapy de Lancaster incorpora extracto de sandía que -durante todo el día- además de incrementar el contenido de agua de la piel, conserva sus niveles óptimos de hidratación.

 

2. Crema corporal Green Tea Elizabeth Arden GREB40034

La “superhidratante” y fragante corporal unisex, con miel y té verde  

REBAJADO

Si tenéis piel seca y has imaginado una crema hidratante corporal capaz de mantenerla aliviada, acondicionada y con fresco aroma, es momento de que le eches un vistazo a la Green Tea Honey Drops de Elizabeth Arden.

Se trata de una crema –considerada como superhidratante por la propia marca estadounidense- en la que para su elaboración se han fusionado la miel y el extracto de té verde, entre otros ingredientes naturales, capaces además de elevar la experiencia a otros niveles, como, energizar al cuerpo, despertar los sentidos y reavivar el espíritu.

 

3. Simon & Tom Pure Hydra Crema facial hidratante

Prometedora antienvejecimiento con protección UV “made in Spain”

REBAJADO

En caso de que deseéis batallar con los signos de la edad comenzando el día, esta crema hidratante facial para todo tipo de piel podría ser una opción, por cuanto al mismo tiempo de garantizaros el evitar la pérdida de elasticidad de la piel y estimular la renovación celular, entre otros beneficios, viene con protección solar SPF 15.

Acerca de algunos de sus componentes, la Pure Hydra Crema facial -desarrollada por la cosmética española Simon & Tom, y libre de parabenos y ftalatos- incluye vitamina C, ácido hialurónico, además de células madre de manzana y argán.

 

4. Crema hidratante día SPF30 Revitalift L’Oreal Paris

Antiarrugas francesa que actúa desde que sale el sol

REBAJADO

Si ya le habéis abierto la puerta a los 40 años de edad -recientemente o desde hace tiempo- la gente de L’Oreal Paris tiene un producto asequible con el que garantiza firmeza y reducción de arrugas en la piel, mientras la hidrata, tonifica y protege significativamente de los rayos UV.

Se trata de la Crema Día SPF30 Revitalift, cuya fórmula ha sido enriquecida con el activo antiedad Pro-Retinol avanzado y el complejo reafirmante Fibrelastyl.

 

5. Garnier Skin Naturals hidratante + nutritivo

Especial para pieles secas a muy secas

REBAJADO

Si pertenecéis al grupo de mujeres con piel seca a muy seca que no ha hallado una solución que nutra y calme la sensación de tensión en la cara, estáis a un clic de subsanar el flagelo con Garnier 24H Hydra-Adapt, un bálsamo nutritivo elaborado con camelia y elixir de planta que puedes aplicar tanto de día como de noche.

Basándose en un test de consumidor, la marca os garantiza enriquecimiento de vuestra piel en un 100%, comodidad inmediata en un 96% y rápida absorción sin residuos grasosos.

 

6. Crema Hidratante corporal con aloe vera y vitamina E Village Cosmetics

Una solución para pieles sensibles

Ya sea por haber cogido mucho sol en la playa o la piscina, o después de haberos depilado, o simplemente porque nacisteis con piel sensible, no pierdas de vista a la Crema Hidratante corporal con aloe vera y vitamina E desarrollada por la marca alemana Village Cosmetics.

Es la de precio bajo -entre las mencionadas- y sus ingredientes activos aseguran protección, alivio, suavidad y flexibilidad de la piel, con el plus de un fresco y delicado aroma.

 

¿Qué es una crema hidratante?

mejor-crema-hidratante

Crema Hidratante

No tenéis que ser especialista en el área de la cosmetología o afín, para saber que existen distintos tipos de cremas. Y en ese universo de opciones, yace la protagonista de esta historia: la crema hidratante, un producto cosmetológico –y en ocasiones terapéutico- capaz de brindarle más suavidad y flexibilidad a vuestra epidermis, a modo de hacerla y tornarla más saludable.

Aunque ha sonado a magia, todo lo anterior es gracias a la fusión de agentes químicos y en la mayoría de las veces del ámbito natural también, como lípidos y ceras, entre otros, que al combinarse con agua erigen una capa fina sobre la piel para mantener su hidratación y darle a células dañadas la oportunidad de repararse.

Con dicha acción, se hace posible prevenir que las líneas de expresión y arrugas se hagan muy evidentes; esto, con más supremacía al paso de los años, cuando comienzan a mermar las capacidades naturales de hidratación de la piel.

Hidratantes para diferentes tipos de piel

Ahora bien. Si luego de haber leído todo esto has decidido comprar crema hidratante, es importante que tengáis en cuenta no solo las necesidades de tu piel, sino que además su tipo, lo cual se determina según sus niveles de lípidos naturales.

El porqué de esta acotación, viene dado a que el mercado os ofrece un abanico de opciones que van más allá de lo que a marca o precio se refiere. Si no escoges el producto que mejor se adapte a tu tipo de piel, pues, habrás hecho la tarea en vano.

Si aún no tienes claro el asunto, a continuación os presentamos las particularidades de los tipos de piel más comunes, al igual que algunas características de la crema u otro producto hidratante que les irían de guinda.

Piel seca

Identificada por tensión y algunas veces sensibilidad, además de líneas finas y arrugas, a causa de la deshidratación e insuficiencia en la producción de hidratación natural de la piel.

La crema que escojáis, ha de ser una que contenga mayores niveles de aceite, cera y agua que la hagan capaz de contribuir a contrarrestar la pérdida de humedad.

Piel normal / Piel mixta

Es una de las más comunes. Se distingue en casos en los que en algunas partes del cuerpo se presentan con cierta sequedad o grasa, mientras que en la cara es equilibrada.

El producto hidratante por el que apostéis, ya sea en versión crema, loción o gel –estos dos últimos que le vendrían muy bien, por cierto- debe estar dotado con alto contenido de agua, a modo de que mientras repone las áreas deshidratadas de la piel, proporcione algo de aceite y retenga la hidratación.

Piel grasosa

El exceso de sebo es la tarjeta de presentación de este tipo de piel; y se deja notar –en la mayoría de los casos- por la presencia de acné.

Seguramente, estáis pensando –o te han dicho por ahí- que una piel así no necesita producto hidratante alguno; sin embargo, tener una piel deshidratada aceitosa es un hecho posible, por lo que lo más recomendable es un gel con niveles significativos de agua y bajas concentraciones de aceites, ceras y emulsionantes.

Otras personas están leyendo también: Los 5 Mejores Exfoliantes Corporales Para Una Piel Perfecta.

4 diferentes tipos de hidratantes, según sus ingredientes

Otro dato interesantísimo que es menester tengas en cuenta, es que dado a sus componentes activos existen varios tipos de productos hidratantes, tales como, humectantes, emolientes, con ceramidas y oclusivos.

En esta parte, el tipo y grado de sequedad de vuestra piel serán los factores determinantes para apostar al mejor hidratante.

1.Humectantes

Son adecuados para todo tipo de piel, incluyendo a las pieles grasas.

Actúan extrayendo el agua a las células de la piel para mantenerla hidratada. Y su fórmula está encabezada por glicerina, ácido láctico, urea, ácido hialurónico y ácidos alfa hidroxi (AHAs).

2.Emolientes

Recomendados para pieles extremadamente secas, deshidratadas y maduras que demandan bastante humedad.

Los emolientes intervienen como rellenos de espacios entre los lípidos hidratantes y las células de la piel para hacerla más lisa y mejor hidratada. Normalmente, estos productos son a base de aceite y también hay versiones desarrolladas a base de agua.

3.Ceramidas

Le van de guinda a pieles normales y mixtas, con sequedad mínima o dermatitis atópica (eccema).

Los hidratantes con ceramidas, son considerados también como “pegamentos de la piel”, ya que son capaces de rellenar la piel con ceramidas faltantes, a modo de retener la humedad.

4.Oclusivos

Destinados a pieles maduras y deshidratadas en ambientes donde prevalezca la humedad, mientras que no recomiendan su uso en pieles reactivas o con manchas, así como en la cara.

Están destinados a ofrecer suavidad al cuerpo en entornos húmedos. Y entre sus ingredientes esenciales yacen aceites naturales; algunos de ellos, de rosa, de aguacate y de avellana.

 

¿Cómo elegir el hidratante adecuado para tu piel?

Hasta ahora –y a modo de cultura general- te hemos dado un repaso por diversos aspectos interesantes que enmarcan al mundo de los productos hidrantes. Y con ello, queda a la luz que si finalmente decidierais ir a comprar crema hidratante, no es una acción para tomar a la ligera.

Además de los tipos de piel y los componentes del producto, existen factores que os ayudarían a apostar por el mejor hidratante y lograr resultados favorables.

¿Crema, loción o ungüento?

Las condiciones de vuestra piel te harán contestar esta interrogante.

Si tenéis piel normal, lo recomendable es una crema porque son más delgadas y ayudan a hidratar.

Pero en cambio, si vuestra piel es seca, lo más idóneo es un ungüento grueso capaz de retener la humedad.

Mientras que si estamos hablando de piel grasa, lo más recomendable es que apostéis por alguna loción que –como ya os lo apuntamos arriba- su ingrediente principal es el agua y son más ligeras.

¿Existen casos específicos en los cuales usar hidrantes?

La respuesta es sí.

Fíjate en estos escenarios a continuación.

Durante el día

Si importar el tipo de vuestra piel, la acción del astro rey es nociva para ella; por esto, es recomendable que mantengáis a mano una crema hidratante con protección solar de al menos SPF 30 y que además no contenga aceites ni fragancias.

Para lograr una piel fresca y saludable

Una de las opciones, es neutralizar la acción de agentes externos que maltraten las células de la piel; y para ello, es aconsejable que apostéis por hidratantes con antioxidantes, como, el té verde, manzanilla, granada o extracto de raíz de regaliz.

Para tratar a la piel grasa o con acné

Varios dermatólogos recomiendan el uso de hidratantes con ácidos alfa hidroxi, los cuales también actúan como anti-envejecimiento. Pero en el caso específico del acné o granos, lo mejor es que uséis una crema hidratante facial no comedogénica, para evitar la obstrucción de tus poros.

Para piel seca 

Además de que la crema sea pesada, fijaros en que esté compuesta por ácido hialurónico, dimeticona, glicerina, propilenglicol, proteínas, urea, lanolina y aceite mineral, por ejemplo, capaces de ayudar a mantener la piel hidratada.

Para piel sensible 

Los expertos os recomiendan apostar por un hidratante hipoalergénico, sin fragancia y que esté elaborado con no más de 10 ingredientes.

Para aliviar la picazón

En casos como este, también os aconsejan el uso de una crema hidratante hipoalergénica. Pero si ésta no calma la picazón, podríais probar –por no más de una semana- alguna crema de hidrocortisona al 1%.

Y si al cabo de la semana no cesa la molestia, dejad todo a un lado y coged camino hacia tu médico.

Ante casos de eccema

Lo idóneo es que mantengáis la piel flexible, lo cual es posible con algún ungüento hidratante grueso que contenga vaselina, aunque también el válido el uso de pura vaselina.

 

¿Cómo sacarle el máximo provecho a una crema hidratante?

Estupenda interrogante, la verdad. Y aquí te damos 3 claves para lograrlo.

A sabiendas de tu tipo de piel y sus necesidades, es aconsejable que uséis loción delgada para la cara y una crema gruesa el cuerpo.

Unos minutos después de un baño o estar bajo la ducha, aplicad la crema hidratante mientras vuestra piel continúa húmeda.

En caso de usar alguna solución autobronceadora, apostad por una que sea SPF 15 o más; además, que venga dotada con vitamina A o ácidos alfa hidroxi.

 

¿Qué debéis evitar al elegir una crema hidratante?

La respuesta a esta pregunta, se basa específicamente en varios ingredientes que no son favorables para tu piel, pero que –lamentablemente- en muchas ocasiones están presentes en las cremas hidratantes.

¿Cuáles son? ¿Por qué no son beneficiosos? A continuación, lo que debes saber.

Colorantes y perfumes

Están en el grupo de los ingredientes innecesarios y potencialmente irritantes, al igual que factores antibacterianos que incluso podrían causar que se pele tu piel. ¡Susto!

Ingredientes para el cuerpo que afectarían tu cara

Evitad aplicar la crema corporal en tu cara, por cuanto –normalmente- están desarrolladas a base de lanolina, aceite mineral, ceras o manteca de karité, componentes que podrían provocar que vuestros poros se obstruyan y aparezca el acné.

Cuando de ácidos se trata

Si tenéis piel seca o sensible, tratad de evitar productos con ácidos alfa hidroxi, ácido glicólico, ácido retinoico y ácido salicílico, ya que podrían penetrar profundamente en vuestra piel y causar futuras molestias. Esto, también posible con productos compuestos por alcoholes.

Cuidado con los excesos

Frente a casos de picazón en la piel, limitad la aplicación de cremas de esteroides o ungüentos a una o un par semanas si el médico no indica lo contrario, por cuanto estos productos causarían que vuestra piel se vuelva muy delgada y con esto provocar otras complicaciones.

Prudencia con la urea o ácidos lácticos

Sí, estos componentes son recomendados para tratar casos de eccema o piel agrietada, pero su uso podría agravar las irritaciones de la piel.

 

¿Por qué la hidratación es tan efectiva?

Agentes externos, como, el viento, las temperaturas frías y productos jabonosos, entre otros, llegan a provocar sequedad en vuestra piel; y con ello, otras complicaciones como brotes de eccema o irritaciones diversas.

Para evitar lo anterior, es menester que mantengáis la humedad de la piel; y a continuación, os diremos cómo, cuándo y con cuáles productos hacerlo adecuadamente.

En caso de medicamento tópico

Aplicadlo según lo indicado por vuestro médico antes de humectar.

Después de ducharos

Pasados unos tres minutos, aplicad una capa gruesa de crema hidratante. Con esta acción, consigues mantener la humedad y proteger la barrera de la piel.

En la noche

Justo antes de ir a la cama -y con la piel totalmente limpia- se os recomienda el uso de algún hidratante, para retener mejor la humedad de vuestra tez.

Manteneros a distancia de estos productos

Nos referimos a hidratantes con color y fragancia, ya que podrían causaros irritaciones.

Prevenid la contaminación de tu crema

Esto, evitando usar vuestras manos para remover el producto del recipiente.

La mejor forma de aplicar la crema

Según varios expertos, lo recomendable es que frotéis la crema entre vuestras manos hasta suavizarla; luego, aplicadla con delicados golpecitos hacia abajo.

Si quedan excesos de crema o la sientes pegajosa

No remuevas el producto de tu piel. Espera un poco hasta que sea absorbida.

Cada vez que laves

Coge la rutina de aplicar hidratante en tus manos; incluso, cuando estéis en contacto directo solo con el agua.

Si tenéis eccema en las manos

Lo recomendable es uséis la crema hidratante tras empapar tus manos con agua y aplicar el medicamento indicado por el médico.

Y para ir a la cama, aplica tu crema hidratante y usa guantes de algodón mientras duermes.

 

¿Por qué es tan importante hidratar después de un baño o ducha?

Porque el agua es capaz de ayudaros a que el efecto hidratante se mantenga por más horas; sin embargo, es importante que tengáis en cuenta ciertos aspectos para que “la magia” se cumpla.

Lo primero, es que debes usar agua tibia; y luego de haberte duchado, esperes tres minutos para aplicarte la crema.

Pese a todo lo que aquí te hemos apuntado, es importante que acudas siempre a tu médico de confianza para que os indique los productos más idóneos que se adapten a tu tipo de piel y necesidades, a modo de evitar molestias o complicaciones futuras.

Y recordad echarle un vistazo a la comparativa de cremas hidratantes que te hemos dejado al inicio. Ahí podría estar el producto que te vaya de guinda y que a la vez sea el menos costoso.