Los 5 Mejores Colchones Antiescaras Para Que Evitéis Las Molestias Lesiones en La Piel

Si tenéis algún familiar en cama, bien sea en el hogar o en el hospital,

es importante que consigáis un el mejor colchón antiescaras que ayude a evitar que vuestro ser querido sufra de estas dolorosas e incómodas lesiones en la piel. Los podréis conseguir de diferentes tipos, desde aquellos de gel, de aire y neumáticos y diseñados para varios tipos de pacientes según su nivel de riesgo.

Con estos colchones podréis quedaros más tranquilos y sabréis que el usuario del colchón estará mucho más cómodo y seguro sobre su cama, ya que podrá repartir la presión más equitativamente en todo su cuerpo. Esto, además de evitar la aparición de úlceras, también ofrece ventajas para la circulación y el bienestar general de la persona.

Por ende, os recomendamos encarecidamente que prestéis mucha atención y que disfrutéis de esta lectura, que os ayudará a comprar el mejor modelo para vuestros seres queridos.

 

Los mejor colchón antiescaras

mejor-colchon-antiescaras

Colchón Antiescaras

Como podréis ver más adelante, existe una buena variedad de colchones antiescaras, ya que son ampliamente diferentes dependiendo del material del que están hechos, de su mecanismo de funcionamiento y del tipo de paciente para el que están hechos.

Sin embargo, siempre es posible encontrar el mejor de estos importantes y convenientes productos y es por eso que hemos creado una lista comparativa completa con los 5 mejores del mercado. Dadle un vistazo y escoge el que mejor se adapte a lo que busquéis.

 

Queraltó – Colchón antiescaras con compresor Mod SY400

PVC y nailon que protegen tu cuerpo

Se trata de una opción que soporta un peso máximo de hasta 130 kg y que se adapta tanto al peso como a la fisionomía del paciente. A su vez, viene con mecanismo de alternancia de aire entre las 170 celdas que lo conforman.

También es un modelo fácil de guardar, ya que solo tenéis que plegarlo y dejarlo guardado en cualquier lugar de vuestro hogar donde os parezca más conveniente.

Finalmente, este modelo está hecho de PVC nailon de alta calidad que garantizan su durabilidad, efectividad y la comodidad del paciente en todo momento. Además, recordad que se trata de un material ignífugo y fácil de limpiar.

 

Aerocare – Colchón Antiescaras con compresor Tx-Unidad

Los usuarios lo buscan por su gran conveniencia

Este es un sobrecolchón de buena calidad con celdas de aire que viene con un compacto y pequeño compresor de aire que además de resultar conveniente, puede ser bastante sencillo y silencioso.

Es ideal para la prevención de escaras, mas no para tratar a pacientes con alto riesgo o que ya presentan este tipo de lesiones. Sin embargo, resulta efectivo y conveniente para lo que está diseñado.

Recordad que está diseñado para camas individuales, aunque podréis colocarlo sobre un lado de una cama matrimonial si lo necesitáis. Finalmente, cuenta con el apoyo de sus usuarios, así que podréis comprarlo con total confianza.

 

Bienestar Senior – Colchón Antiescaras Confort

El mejor precio del mercado

REBAJADO

Se trata de otro buen sobrecolchón que tiene buenas opiniones de sus usuarios, pero que, además de eso, también resalta por ser el modelo menos costoso de toda nuestra lista. Está hecho de PVC de alta calidad y tiene un peso total de 2.4 kg.

Este modelo viene con celdas de aire de buena calidad que se inflan y desinflan de manera alternada gracias a la acción de su compresor ajustable. A su vez, tiene una capacidad para soportar un peso máximo de 100 kg.

Finalmente, los usuarios lo comparten como un producto de excelente calidad, que logra su objetivo y que además ofrece muchas ventajas a los usuarios.

 

Cosmo médica – Colchón de PVC antiescaras ORT20949

Con un compresor pequeño y conveniente

Llegamos a otro modelo de PVC que viene con un compresor de aire regulable que permite inflar y desinflar fácilmente las celdas necesarias para ajustar la tensión en cada área del colchón.

Este modelo, al igual que los anteriores, es de tipo sobrecolchón, así que es ideal para prevención de úlceras y para mejorar la comodidad del paciente en cama.

Viene con una presión de 40 a 100 mmhg y realiza ciclos de 12 minutos para el inflado de las celdas. Es un buen modelo ortopédico que admite a pacientes con un peso máximo de 100 kg y que además está disponible a un precio bastante asequible.

 

AnteaMed – Colchón de aire y bomba con regulación

Un sobrecolchón de muy buena calidad

Esta es otra buena opción de colchón antiescaras de aire y de una plaza con compresor de aire de alta calidad. Al igual que los anteriores, es ideal para prevenir lesiones cutáneas en pacientes que pasan largos ratos en cama, con la diferencia de que este puede aguantar hasta 135 kg de peso.

Está hecho de PVC, cuenta con 130 celdas de 7 cm y además viene con un compresor que alterna el aire en ciclos de 6 minutos. También tiene la ventaja de que puede soportar temperaturas de hasta -30 ºC, así que, si necesitáis usarlo en el frío o transportarlo, podréis tener confianza de que no le sucederá nada.

Es un modelo bastante silencioso que además puede usarse en casi cualquier tipo de cama.

 

¿Qué es un colchón antiescaras?

Estos colchones especiales están diseñados para repartir de manera equilibrada y equitativa el peso del usuario a lo largo de toda la cama, evitando así que aparezcan las escaras o lesiones que se producen debido a los largos tiempos de inmovilidad que pasan los pacientes en sus camas de hospitales o clínicas.

Por ejemplo, un paciente que pasa semanas y hasta meses en una cama por alguna complicación grave de salud enfrenta un riesgo alto de padecer escaras, lo cual puede ser bastante doloroso y hasta puede presentar severas complicaciones en personas con problemas inmunes.

A su vez, es importante que nuestros seres queridos que pasan mucho tiempo en cama en un centro médico o hasta en casa tengan todas las comodidades posibles, y estos colchones son indispensables para lograr dicho fin. De hecho, cualquier persona que haya cuidado a un paciente, habrá podido notar que después de cierto tiempo, los cambios posturales no son suficientes para dar mayor comodidad.

 

Tipos de colchones antiescaras según el nivel de protección

Cada tipo de colchón antiescaras puede cumplir un propósito específico y otorga cierto grado de protección a cada paciente, dependiendo de su condición y necesidades. Los colchones antiescaras forman parte de lo que se conoce como Superficies Especiales de Manejo de Presión o (SEMP) y, para cumplir con su propósito, vienen en diferentes formas, tamaños y mecanismos de soporte. Entre ellos, los que destacan son:

De prevención o primer grado

Está hecho con celdas en forma rectangular que se inflan y desinflan para ajustar el soporte que requiere el usuario y en las zonas que lo requiere. Debéis tener en cuenta que realmente no funciona como un colchón independiente, sino que es un accesorio que se coloca encima del colchón. Esta variedad puede estar fabricada con poliuretano, látex o material viscoelástico.

De segundo grado

Estos vienen con tubos que toman y sueltan aire para ofrecer diferentes niveles de soporte en cada área. Se trata de un modelo recomendado para pacientes que ya sufren de escaras, pero que todavía no son graves, sino que pueden ser tratadas y mejoradas simplemente con colocar este tipo de herramienta.

Al igual que la variante de primer grado, este tipo de antiescaras es, de hecho, un sobrecolchón, así que no podréis usarlo solo, sino que necesitaréis colocarlo sobre la cama.

De tercer grado

Este modelo ya incrementa el grado de protección, ya que está diseñado para pacientes que ya sufren de escaras o úlceras de tercer grado. Funciona de manera bastante similar al de grado 2, con tubos que se inflan y desinflan para adaptarse al usuario. Sin embargo, presenta una diferencia fundamental, y es que esta variedad del producto se puede utilizar de manera independiente porque sí es un colchón.

De cuarto grado

Este tipo de antiescaras es recomendado solamente para pacientes con alta gravedad en sus escaras, ya que es el más sofisticado que ofrece el mayor grado de protección posible. Al igual que el modelo anterior, esta variedad no necesita de un colchón aparte y viene con el mismo diseño de tubos inflables. La diferencia más notable es que su grosor es bastante mayor al de los tipos que os explicamos anteriormente.

 

Tipos de colchones antiescaras según su funcionamiento

Ya os explicamos de qué van estos colchones especiales y los diferentes tipos que hay disponibles según el grado de protección que ofrecen. Ahora es momento de que aprendáis un poco más sobre las otras maneras en que estos colchones pueden ser clasificados y esta es por su modo de funcionamiento.

Todos estos tipos de antiescaras de los cuales os hablaremos tienen sus ventajas, características y beneficios para cada tipo de paciente. Dadles un vistazo para que podáis escoger el mejor con más propiedad.

De espuma y látex

A pesar de que son notablemente cómodos y económicos, los modelos de espuma realmente no califican como antiescaras. Ahora bien, aunque los de látex se han vuelto populares desde hace algún tiempo, tampoco son muy recomendables para pacientes con ulceras o con riesgo de padecerlas, debido a que permiten poca transpiración y no evitan que la piel sufra, lo cual aumenta las posibilidades de padecer estas molestias lesiones en la piel.

De poliuretano y viscoelástica

Primero, hablemos de los de poliuretano. Este tipo de antiescaras se adaptan realmente bien al cuerpo del usuario, distribuyen la presión de manera correcta y además ayudan a que el peso se distribuya equilibradamente a lo largo de toda la cama. Son una excelente opción para la mayoría de los usuarios.

Los viscoelásticos, por su parte, están hechos con este tipo de material que tiene memoria, es decir, que se adapta al cuerpo y mantiene la forma del mismo mientras estáis acostados, pero que vuelve a su forma original una vez que deja de recibir presión. Una de sus grandes ventajas es que no se deforma, así que mantiene la misma calidad y propiedades de cuando estaba recién comprado. Este gel es un material realmente cómodo, conveniente y de muy buena calidad.

Especiales

Estos surgen dependiendo de ciertas necesidades de algunos pacientes. Por ejemplo, algunos de estos colchones vienen con un marco exterior que es más duro y resistente y está hecho para que el usuario tenga más seguridad al estar en su cama y se evite el riesgo de caídas o resbalones accidentales.

A su vez, los hay para camas articuladas, los cuales vienen con hendiduras en las partes donde la cama y el colchón se articulan para evitar que haya deformaciones o desgastes innecesarios en el producto. Finalmente, podréis encontrar la variedad con zona de descarga de talones, lo cual no es más que una zona hundida a la altura de los talones para darle ese espacio adicional que necesitan.

Estos últimos pueden ser realmente convenientes para evitar las lesiones en esa parte del cuerpo, que puede ser una de las más sensibles y propensas a las temidas úlceras. De esta manera, la presión termina siendo soportada por los gemelos, los cuales son más resistentes.

De aire

Ahora sí llegamos a uno de los tipos de antiescaras más recomendados e ideales para personas que pasan prolongados periodos de tiempo en cama: los de aire. Esta variedad es tan buena que presenta ventajas no solo en cuanto a la prevención de estas lesiones en la piel, sino que también puede ser de gran ayuda en su recuperación. Se les puede conocer también como modelos de flotación seca.

Tened en cuenta que para usar este tipo de colchón hace falta un compresor de aire que lo lleve al nivel deseado y que luego se mantenga encendido para regular el aire. Por ende, consumen un tanto de electricidad.

Para utilizarlos, solo tenéis que llevarlos al nivel necesario según el peso del paciente que deben soportar. Para ello solo tenéis que revisar las instrucciones del fabricante y activar el compresor en el modo correcto para el nivel que necesitáis. Pero tened en cuenta que siempre debes inflarlos antes de que el paciente se suba al mismo.

De aire básico

Por lo general solo son usados para prevención, ya que ofrecen un grado de protección menor y son, en realidad, un sobrecolchón. Para usarlo debéis colocarlo sobre la cama con una sábana de por medio e inflarlo con el compresor sin que el usuario esté sobre él.

Es un modelo básico, así que no debéis usarlo en personas con escaras o que tenga unas altas posibilidades de sufrirlas. Al contrario, es para pacientes de bajo riesgo. A su vez, el peso máximo que soportan está alrededor de los 90 kg, con un máximo de 100 kg, y además vienen con compresores bastante silenciosos.

En cuanto al ahorro, este es un tipo de antiescara que suele tener precios bajos.

De aire medio-alto

Si bien no están constituidos de celdas independientes, esta variedad funciona inflando y desinflando los tubos según su numeración, es decir, tomando en cuenta si son pares o impares y de forma parcial. De esta manera se puede lograr un ajuste en el soporte según cada área cuando sea necesario.

Sin embargo, algunos modelos vienen con celdas estáticas en el área de la cabeza para evitar causar molestias a pacientes que sufren de mareos o síntomas parecidos. A su vez, cada tubo se puede reemplazar de forma individual en caso de que alguno se espiche.

Es una variedad ampliamente recomendad para pacientes con riesgo medio o alto y que además incluye u botón para el desinflado rápido en caso de que tengáis que realizar algún procedimiento de RCP.

De aire de gama superior

Este tipo de antiescaras también es tubular, pero está dedicado a los pacientes de alto riesgo porque se trata de una variedad completa con celdas alternantes. Además, vienen con una función bastante útil para ciertos pacientes, que es la capacidad de realizar cambios posturales.

Fundas para colchón

Las fundas son realmente importantes para cuidar al producto, pero también para darle un grado mayor de tranquilidad y seguridad al usuario. De hecho, los colchones de buena calidad siempre vienen con fundas impermeables y transpirables que además son antiarrugas. También suelen tener propiedades antibacteriales, antialérgicas y antiácaros.

Os recomendamos que siempre las uséis para que vuestro colchón dure mucho más tiempo en perfecto estado y para que el usuario esté más seguro y tranquilo.

 

¿Qué consideraciones debes tener antes de comprar un colchón antiescaras?

Os apostamos a que ni sabíais que existían tantos tipos de colchones antiescaras. Pero ahora que sabéis a fondo todas las variedades existentes, es momento de que os expliquemos qué debéis buscar en el modelo que necesitáis.

Claro, es que no todos los productos que encontraréis en el mercado son de la mejor calidad, es por eso que aquí os vamos a explicar los aspectos que debéis tener en cuenta antes de realizar la compra:

  • Marca: buscad siempre una marca que tenga experiencia en la industria de los equipos médicos y quirúrgicos, ya que son las marcas que saben de los materiales más indicados y de cómo realizar los mejores productos. A su vez, son las que ofrecen las mejores garantías de calidad.
  • Compresor: os recomendamos los compresores de aire alterno que permitan cambiar las zonas de presión dependiendo del uso que le da el paciente, así se pueden distribuir equitativamente las zonas de mayor presión en cada momento para evitar el riesgo de aparición de úlceras.
  • Materiales: buscad materiales resistentes al fuego, con tratamientos hipoalergénicos, antibacteriales, antiácaros y que sean fáciles de limpiar y mantener en buen estado. Así os aseguráis que vuestros seres queridos tengan la mayor protección y seguridad posibles.
  • Peso: cada persona tiene un peso diferente, así que es importante que el modelo que compréis se pueda adaptar fácilmente para soportar diferentes pesos dependiendo de la persona que lo vaya a usar. Lo importante es que su peso máximo soporte el del paciente.
    Tened en cuenta que los de gama baja pueden soportar unos 100 kg, mientras que los de gama media o alta llegan hasta los 180. Lo máximo que podréis ver estará alrededor de los 200 kg.
  • Funcionalidad: siempre tenéis que buscar un modelo que cumpla con el cometido, que puede ser evitar la aparición de escaras, sanarlas o incluso recuperar a pacientes que presentan casos graves de estas lesiones cutáneas. Así que tened en cuenta primero para qué lo necesitáis.
  • Dinamismo: si se trata de un colchón de aire, os recomendamos los dinámicos, que son aquellos cuyo compresor va ajustando la presión en las celdas para ir cambiando los puntos de presión cada cierto tiempo. Así se imitan los cambios posturales y se evitan las escaras más eficazmente. Es un mecanismo que también funciona para pacientes que ya sufren de estas heridas. A su vez, debéis aseguraros de que el compresor sea compacto, de motor silencioso para evitar molestar al paciente mientras duerme y con sujeción a la cama para que no se caiga ni se dañe.
  • Mantenimiento: recordad que estos aparatos los van a usar pacientes y personas enfermas, así que el grado de limpieza es fundamental. Por eso se recomienda que estén hechos de PVC, ya que es fácil de limpiar. También es importante contar con una funda transpirable e impermeable que asegure que el sudor se evapore y que los líquidos no lo dañen si llegase a haber algún derrame de agua o de cualquier otro líquido.
  • Seguridad: tened en cuenta que, si se trata de un modelo con compresor, es importante que el mismo venga con algún tipo de protección contra incendios o cortocircuitos, ya que estará conectado las 24 horas. A su vez, el material del colchón debe ser ignífugo y sellado y el producto debe venir con un kit de reparaciones por si se llegase a romper alguna celda.

 

Ventajas de los colchones antiescaras

Un buen colchón antiescaras permite mejorar en gran medida la calidad de vida de cualquier paciente que pase un largo rato en su cama, bien sea del hospital o en el hogar. Esto lo logran a través de unas ventajas clave:

  • Se adaptan a cualquier tipo de cama, ya que pueden venir en forma de sobrecolchón que podréis colocar en cualquier cama o como colchones independientes.
  • Pueden no solo prevenir nuevas escaras, sino que también son capaces de ayudar en la recuperación de lesiones actuales.
  • Son capaces de mejorar la circulación sanguínea, ya que distribuyen de forma más adecuada los puntos de presión de los pacientes y, por ende, su circulación se ve beneficiada.
  • Al cambiar constantemente las zonas de presión, también logran que se reduzca la presión en cada área del cuerpo, dándole mayor comodidad y seguridad al paciente.

 

Mejores marcas

Este, como os explicamos anteriormente, es uno de los aspectos que debéis tener a consideración antes de comprar un buen colchón antiescaras. Así que prestad atención y echadle un vistazo a la oferta de productos que estos fabricantes tienen para ofreceros:

  • Queraltó: ofrece una amplia variedad de materiales y equipos médicos y quirúrgicos de alta calidad, así que realmente son una garantía de producto duraderos y efectivos.
  • Aerocare: tienen unas de las mejores superficies SEMP del mercado con sistemas de aire alternante que han demostrado ser realmente eficaces para evitar las escaras.
  • Cosmo Médica: sus productos también poseen una gran calidad, con especialidad en los materiales médicos y quirúrgicos que ayudan a cuidar de la salud de las personas.