Los 5 Mejores Antifaces Para Dormir Profundo y Sin Interrupciones

Si esa pequeña y molesta lucecilla de la TV u otros dispositivos electrónicos no os permite conciliar el sueño, seguro habréis considerado buscar el mejor antifaz para dormir.

En realidad es un accesorio muy útil para evitar que cualquier luz en casa o fuera de ella nos perturbe a la hora de ir a la cama.

Incluso si os cuesta mucho caer en brazos de Morfeo, taparse los ojos  con un protector de estos, obliga a mantenerlos cerrados. Eso facilita quedarse dormido mucho más rápido, así que podéis olvidaros de dar vueltas en la cama y de contar ovejas.

Muchas personas los buscan en alguna farmacia, pero comprar estos tapa ojos vía online a veces resulta mucho más sencillo. Sobre todo considerando que se puede conseguir más variedad de modelos de diferente marca y precio. Incluso, si tenéis tan liviano el sueño que cualquier ruido os despierta, hay opciones que incluyen tapones para los oídos.

 

Los mejores antifaces para dormir

Escoger entre una gama muy grande no es fácil. Existen muchos de diseños muy originales, los hay sobrios y discretos hechos de seda, hasta modelos divertidos con motivos de caricaturas. Es decisión de cada quien en este aspecto.

Lo cierto que lo que la mayoría de nosotros buscamos para estar cómodos por la noche, esos que están disponibles con textura suave. Es importante que sean de buena calidad para que resistan los movimientos del rostro al dormir. No está demás que tuvieran un precio bajo o asequible.

La opinión de otros usuarios cuenta, así que por eso hemos revisado algunos modelos que han sido muy bien valorados y hemos hecho una lista comparativa. Aquí os dejamos los 6 mejores antifaces para dormir para que podáis guiaros en la búsqueda.

Antifaz Para Dormir Prima de MemorySoft

Cubre los ojos por completo

REBAJADO

Viene con tela muy suave y un contorno 3D para no comprimir los ojos. De hecho permite abrirlos para no generar molestias al dormir. Incluye una tira cómoda con velcro para ajustarla al tamaño del rostro y cabeza. Trae una pequeña bolsa para transportarlo y un par de tapones para los oídos para aquellas personas sensibles a los ruidos. Bloquea toda la luz y no aprieta.

 

Do not disturb Selectia , incluye tapones

Para viajar y meditar

Este modelo posee contorno 3D para no ejercer presión sobre los ojos y permitir un mejor descanso. Es ligero, suave y cómodo. Bloquea la luz completamente por lo que es ideal para viajes. Se adapta correctamente a la cara y trae una tira con velcro para ajustar el tamaño correcto. Incluye igualmente tapones para los oídos y su bolsa para guardarlo. Su precio es asequible.

 

Antifaz para dormir Mospro

Anti luz y muy suave

La tela de seda pura hace que este modelo sea extra suave y cómodo para la siesta. Además, es ligero y práctico para llevar durante los vuelos por negocios.  Tiene un diseño ergonómico que se adapta bien a la forma del rostro y no deja pasar luz por ser totalmente opaco. La cinta es regulable y no aprieta en absoluto. No da calor ni agobio en la noche.

 

Plemo EM-452

Con diseño sin nariz

REBAJADO

Es una máscara muy buena para dormir y tener un sueño relajante. Su tejido es hipoalergénico y libre de latex. Permite el parpadeo normal y protege el maquillaje por su diseño convexo. El relleno es acolchado y trae una cinta con velcro que puede ajustarse para el uso de adultos y niños. No entra nada de luz al usarlo. La relación precio calidad es muy buena.

 

Pack antifaz para dormir de espuma EVA

El relleno de espuma EVA

Estas gafas de dormir traen un simpático bolsillo para guardar el par de tampones para los oídos que las acompañan. Son libres de látex y otros químicos perjudiciales. Además son hipoalergénicas y el diseño es convexo para no presionar los ojos. Por eso mismo no hay problema de que estropeen el maquillaje. No dejan pasar ningún tipo de claridad, ni siquiera por la nariz que es muy común.

 

¿Qué es un antifaz para dormir?

No es el antifaz del zorro, ni mucho menos. Se le conoce también como máscara o gafas de dormir y es un accesorio muy práctico para favorecer el sueño. Cubre completamente los ojos con tela suave y oscura para evitar que cualquier luz en la habitación o que entre por la ventana, interrumpa el descanso. Suele incluir una cinta elástica, mayormente ajustable, para sujetarlo en la parte posterior de la cabeza.

Esa oscuridad que se produce al usarlos induce a un sueño tranquilo y rápido. Quizá debáis considerarlos si sois de los que no paran de dar vueltas en la cama y necesitan pastillas para poder descansar correctamente.

Los antifaces son una opción confortable y mucho más saludable que la dependencia a las cápsulas para dormir. Además, al permitir un reposo profundo y completo, el antifaz ayuda a que el cuerpo se recupere de su actividad diaria y nos despertemos con más energía y salud.

¿Sabíais que existen diferentes tipos de antifaces para dormir?

Según su forma, grosor y diseño, estas máscaras varían y pueden agregar más características y beneficios. Básicamente son dos tipos distintos:

  • Los tradicionales

Son de tela suave que puede estar ligeramente rellena de espuma, esferas o incluso hojas secas aromáticas aplanadas. Traen una cinta ajustable que permite acercarlos lo más posible a la cara y así bloquear la luz por completo. Además, esa cinta mantiene el antifaz en su lugar, sobre todo si sois de los que se mueven mucho al dormir.

  • Tipo almohada

Más que una máscara son una almohada en forma de máscara. No es común que lleven cinta porque su función es hacer reposar la vista sin apretarse contra el rostro. En su relleno suelen llevar plantas aromáticas secas. Es necesario estar boca arriba con ellos sin moverse mucho. Al no tener una correa que las sostenga pueden correrse de lugar muy fácilmente.

Aromaterapia y antifaces de  dormir: ingeniosa combinación que debéis revisar

Juntar estas dos opciones, aromaterapia y un buen antifaz, puede no solo llevaros a dormir como bebés. También estimula una relajación profunda y proporciona diversos beneficios. Dependiendo de las hierbas aromáticas o aceites esenciales que se incluyan en su relleno, pueden incluso tratar ciertos padecimientos. Aquí podéis chequear algunos ejemplos:

  • Para mejorar la respiración: deben contener yerbabuena, eucalipto, té de árbol, entre otras.
  • Para la relajación: son buenas la camomila o manzanilla, rosa, jazmín, vainilla, lavanda, etc.
  • Para inducir un buen descanso: son parecidas a las anteriores agregando el limón, eucalipto, camomila o manzanilla, rosa, jazmín, vainilla, lavanda, etc.
  • Como afrodisíaco: aunque tal vez no sean efectivas las mismas hierbas para todos, suelen incluirse vainilla, canela, rosa, Ylang Ylang, jazmín y patchouli.

La más efectiva rutina para un buen dormir

Si conciliar el sueño es algo que os cuesta demasiado, tal vez usar unas gafas de dormir no sea suficiente. Podéis crearos una rutina que las incluya, pero que combine otros elementos para aseguraros un descanso reparador.

Hay algunas personas a quienes funciona crear todo un ambiente de relajación. Por ejemplo, prepararse infusiones de camomila, usar aromaterapia, encender una música relax, darse un baño tibio. Olvidarse de los  problemas y las malas noticias, en fin, hay varias formas de intentarlo.

Claro que colocándose un buen antifaz, ese sueño que buscáis se produce mucho más rápido.

¿Cuáles son los usos de los antifaces para dormir?

En pocas palabras ¿para qué sirven realmente? No se trata solo de tapar los ojos y obligarnos a dormir. Para decirse por comprar una de estas máscaras es importante que conozcáis sus verdaderos beneficios. En esto es lo que puede ayudaros un antifaz de dormir.

  • Mejora el sueño

¿Sabéis lo que es la melatonina? Es una hormona que se dispara en ambientes de oscuridad y que induce al sueño. Adivinad quién favorece a su producción ¡Sí! Los antifaces de dormir. Al colocarlos sobre los ojos se crea esa sensación de oscuridad necesaria para que el cuerpo sienta la necesidad de descansar.

Si intentáis hacer una siesta durante el día con algo de claridad del sol ¿verdad que os cuesta? Si vuestra respuesta es negativa, sois de algunos pocos afortunados. Lo cierto es que la mayoría de nosotros tenemos problemas para conciliar el sueño si hay demasiada luz.

Incluso la cantidad de tiempo que pasamos frente a la TV, el ordenador, la tablet o el móvil, esa luz se acumula en nuestra vista y tiende a causar insomnio. Así que no están de más unos antifaces cuando hace falta reposar un rato durante el día o estimular más la producción de la melatonina.

  • Permite adaptarse a cambios de horario

Justamente, de eso hablamos. Cuando se viaja mucho por negocios y trabajo, es muy frecuente enfrentarse a cambios horarios que alteran el tiempo de sueño. Salís por la tarde de un lugar y llegáis en la mañana de otro. Puede ser algo agobiante sin implementos que ayuden a adaptarse paulatinamente a las horas cambiadas.

El antifaz es el perfecto  aliado para lograr estabilizarse en ese aspecto. También es buen accesorio para quienes laboran en turnos nocturnos y necesitan dormir durante el día.

  • Favorece el descanso reparador

Al dormir la cantidad de horas que en realidad el cuerpo necesita, ayuda a conservar su salud y funciones normales. De hecho, favorece el rejuvenecimiento de las células y mejora el aspecto de la piel.

  • Ayuda a aliviar el dolor

Cuando el cansancio es en demasía, es común empezar a sentir dolores musculares y de cabeza. Una buena siesta acaba o al menos reduce en gran medida cualquier molestia o dolencia que os esté perturbando.

Si pensáis que usar un antifaz puede incrementar vuestros dolores de cabeza, migrañas o la presión por sinusitis, en realidad hay opciones que podéis adquirir y que no os perjudican. Más bien os favorecen. Los diseños de los antifaces han evolucionado y las formas ergonómicas junto a las cintas ajustables previenen el dolor.

 

¿Con qué está hecho un antifaz de dormir?

El material de una máscara de dormir es muy importante porque de él depende si vais o no a sentiros cómodos. Preferiblemente, debe estar fabricado con telas suaves y transpirables. Además, deben tener un relleno liviano para que no molesten. Estos son los más comunes:

  • Seda

Son muy buscados por la extrema suavidad de la tela, hecha con hilos de gusano de mora. Sin embargo, por cuestiones de protección ambiental y costos es posible encontrarlos en seda de imitación igualmente suave.

La única pega que podrían tener es que si son de tonos claros puede ser difícil lavarlos sin que queden manchas. Pero entre sus ventajas está que la seda es hipoalergénica, por eso muchas personas la prefieren como material para sus antifaces.

  • Algodón

Al igual que la seda es un tejido bastante suave y natural, además de ser hipoalergénico. Muy apropiado para los accesorios de dormir. Es ligero y poroso. Por eso no da calor y no molesta en el rostro.

  • Gel o esferas

El relleno que se inserta en algunos de los antifaces puede ser de gel o esferas, cubierto por supuesto con alguna tela. Estas pueden ser las que ya mencionamos seda o algodón. La ventaja de este tipo de relleno, frente a los de espuma por ejemplo, es que pueden enfriarse o calentarse. Ante un dolor de cabeza o molestias oculares, pueden servir para aliviarlos.

¿Cómo escoger el antifaz de dormir perfecto?

Dependiendo de vuestras necesidades tal vez necesitéis considerar estos aspectos antes de elegir:

  • ¿Os gusta el diseño?

Un antifaz bonito puede agregar un toque agradable a vuestra preparación para la siesta.  Algunos diseños son muy graciosos y vienen con ojos abiertos dibujados. Otros pueden  ser muy coquetos simular los de la famosa película de Audrey Hepburn, Desayuno con diamantes.

Pero si lo vuestro es más la sobriedad y la discreción, los hay en un solo color, simples y sin más accesorios que la cinta sujetadora y los tapones.

  • ¿Dónde tenéis planeado usarlo?

Más que dónde es cómo pensáis usarlo. Si sois de quienes duermen todo el tiempo boca arriba no tendréis ningún tipo de problema con ninguna de las clases de máscaras. Por el contrario, las personas que acostumbran dormir de un costado o tumbados sobre la tripa deben pensarlo mejor.

Debéis haceros con un antifaz que tenga cinta ajustable para poder pegarlo al rostro lo más posible. Si no se hace de este modo será fácil que entre la luz, entonces el propósito de las gafas de dormir se habrá esfumado por completo.

Los que son de gel, tipo almohada y sin correa se caerán si cambiáis de posición así que tomad esto en cuenta.

  • ¿Acostumbráis viajar mucho?

Durante un vuelo o un viaje en tren, puede que haya algo de luz y ruido. Si queréis hacer una pequeña siesta sin molestias antes de llegar a vuestro destino, podéis optar por modelos que tapan los ojos y oídos.

Aunque, vale decir que muchos fabricantes ofrecen como parte del paquete para la siesta un par de tapones muy convenientes. Estos reducen considerablemente los sonidos y os permitirán dormir mejor.

  • Considerad la talla y si os queda bien

¿Cabeza grande? Antifaz grande. La talla es muy importante. Si el antifaz tiene un tamaño mayor al debido no favorecerá vuestro sueño porque dejará entrar la luz y no tendrá sentido usarlo. Por el contrario si es muy pequeño podría apretaros demasiado y no dejaros dormir. Hasta causaría dolor.

En conclusión a este punto, es necesario que os quede perfecto, si no, no vale.

  • ¿Necesitáis que no se corra el maquillaje?

La reunión de negocios empieza poco después de que vuestro vuelo llegue a su destino y el maquillaje debe estar intacto. Sin embargo, tenéis demasiado sueño y queréis hacer siesta. No tiene que convertirse esto en un problema.

Algunos antifaces permiten hacer eso sin complicaciones porque tienen un diseño convexo. Su profundidad permite incluso abrir los ojos sin que choquen las pestañas pero mantienen perfectamente la oscuridad.

  • ¿Cómo hacer si sufrís de migrañas o sinusitis?

Los más indicados en estos casos son los antifaces de gel que se enfrían o los que tienen esferas masajeadoras. Como estos están diseñados generalmente sin cintas elásticas no harán presión en la cabeza.

¿Cómo cuidar las máscaras de dormir?

La manera más apropiada de limpiar unas gafas de dormir es lavándolas a mano. La lavadora puede deformarlas y les diréis adiós muy pronto.

Además, es importante hacerlo con agua tibia para estimular la salida de los gérmenes que puedan haberse albergado en el antifaz.

Para secarlo, lo mejor es ponerlo sobre una superficie plana y que el agua se evapore con el ambiente. No es recomendable exprimirlos ni ponerlos en un tendedero porque la contorsión y la gravedad pueden también alterar su forma.