Los 6 Mejores Ablandadores de Carne (Opiniones) de 2019

Para preparar una suculenta carne guisada, asada o suavizar una carne marinada cruda para cocinar un delicioso menú para el fin de semana familiar, se necesita un ablandador que no destroce la carne y la deje como una cuchilla de afeitar.

Uno desea una carne bonita, tierna y suave, y esto es posible con un ablandador de carne que tenga una marca que brinde buena calidad.

Busque un producto recomendado que al trabajar con él, se pueda conservar el jugo de la carne para no perderlo porque el proceso de ablandado es muy duro. La idea es que el corte mantenga su sabor y esencia.

En el mercado existen diversidades de modelos destinados a la suavización de rubros cárnicos, a un costo asequible, pero si haces una comparativa entre las diferentes marcas, podrás comprar un ablandador de carne menos costoso que el primero que ves al entrar en Amazon.

¿Cuál es el mejor ablandador de carne?

Decidirse por comprar el mejor ablandador de carne de la tienda o todo el centro comercial no es un proceso tan sencillo que se diga, es importante que antes de hacer la transacción tengas claro qué tipo de producto necesitas.

Es necesario un artículo que sea fácil de limpiar, al que con rápidamente se le quiten los extractos de filet. No querrás ablandar la carne para una barbacoa, con un objeto que esté oxidado.

La gran parte de los ablandadores vienen con un cepillo que permite limpiarlo de una forma no muy complicada.

Además elija un modelo que sea asequible, es decir, le permita ahorrar un dinerito; seleccione un ablandador que sea sencillo de utilizar, para que no se estrese.

Aquí te presentamos una lista con las mejores marcas que te garantizarán una carne finita y suave.

A continuación les presentamos los mejores ablandadores de carne:

1. Ablandador de carne Katomi R2R697

De grado profesional

Dotado con cuchillas metálicas de acero gran calidad, este ablandador es lo ideal para tiernizar la carne, sobre todo si se trata de piezas muy duras con alto grado de fibrosidad.

Es un producto manual de grado profesional que no puede faltar en vuestra cocina y es ideal para marinar más rápido porque sus cuchillas penetran la proteína para ablandarla a la vez que maximizan la eficiencia de los adobos.

Se trata de un ablandador robusto, resistente y fácil de limpiar que puede convertirse en vuestro verdadero aliado a la hora de preparar proteínas suaves. Muy recomendado para filetes duros.

2. Martillo ablandador de carne Fackelmann 45825

Ligero y solido

Este producto con forma de martillo está fabricado con material de aluminio, lo que lo hace un ablandador de carne de res ligero y solido, especialmente diseñado para que cualquier persona pueda suavizar las fibras de la carne, ya que es sencillísimo de usar.

Fackelmann 45825 mide 22,6 cm x 5,8 cm x 4,7 cm, y pesa 249 gramos, números que lo convierten en un artículo cómodo de manipular.  Además es muy sencillo de lavar después de utilizarse.

Haz más fáciles tus días de cocina, prepara más rápido los almuerzos, o haz que toda tu familia adore la barbacoa que hiciste el pasado fin de semana, por la suavidad y exquisitez de esa carne después de comprar este ablandador.

3. ORBLUE DH-B03 Ablandador de Carne

De acero inoxidable

Ni las carnes más duras se resistirán al trabajo del ablandador ORBLUE, el cual brinda unos profesionales cortes de carne, como de restaurante de alta categoría, por lo que es ideal para que lo utilicen tanto los ayudantes de cocina como las amas de casa.

Este aparato cuenta nada más y nada menos que con 48 cuchillas fabricadas con acero inoxidable, las cuales sirven para transformar una carne dura, en tierna, incluso las partes más difíciles de ablandar. Las cuchillas poseen una protección de funda, y además este producto incluye una brocha para el mantenimiento del mismo.

Posee un mango antideslizante que lo hace más sencillo y cómodo de manipular, ya que es un artículo que se utiliza de manera manual. También es apto para colocarlo en el lavavajillas. Viene en dos presentaciones, negra y blanca.

Con esta compra, olvida para que la carne va a desjugarse después de estar blanda.

4. Ablandador de carne profesional con 56 cuchillas SimpleTaste

Asequible y durable

Para los que siempre se despiertan por la mañana apurados a preparar el almuerzo, este es su ablandador de carne ideal, puesto que reduce en un 40% del tiempo de cocción. Aunque también es un producto que se puede utilizar en restaurantes y para barbacoas, y para todo tipo de carnes como de vaca, cerdo, aves, pollo, venado, pavo, entre otras.

56 cuchillas de acero inoxidable componen este ablandador, a través de las cuales lograrás una carne tierna y jugosa, sin la que preocupación de que la romperás, como pasa con los mazos.

Adicionalmente está elaborado con plástico ABS, material que le aporta durabilidad. Su diseño es compacto y portátil, por lo que es muy sencillo de usar y no ocupa mucho espacio en el lavavajillas.

También cuenta con un sistema de seguridad, que para su uso debe desbloquearse, utilizarse, y seguidamente lavar sus cuchillas, para garantizar la vida del producto.

5. Kitchen Craft KCPROMT

Alta calidad garantizada

La marca Kitchen Craft ha diseñado un modelo de ablandador de carne de alta calidad, con forma de martillo, destinado a aquellos cocineros que además de golpear para suavizar la carne, desean un filet plano, que parezca que el restaurante lo trasladaste a tu hogar y ahora es casero.

Es fabricado con acero inoxidable, lo que te garantiza que si lo lavas bien después de usarlo, pasarán años y años, y no verás ni un punto de óxido.

Es color plateado, con unas dimensiones de 28 cm x 18 cm x 18 cm. Es ligero y lo podrás almacenar en el lavavajillas después de limpiarlo, para usarlo cada día que prepares carne, o para la barbacoa del cumpleaños de un ser querido, o del fin de semana entre amigos y cervezas.

6. Ibili Clásica

Para todo tipo de carne

Ibili Clásica es la marca de ablandador de carne que deben elegir aquellos que consumen cualquier tipo de carne natural, ya sea  de ternera, pollo, cerdo, pavo y aves de caza.

Es un producto con el que asegurarás que los filetes no pierdan su jugo, ya que traspasa de manera eficaz la carne, sin dejar rastro. Gracias a un accesorio verde que trae en la punta, no quedan pedacitos de carne injertos en el sistema de ablandado.

Si un día te quedas dormido y para ese almuerzo deseas cocinar un bisteck de res, pero este está duro, no importa, no tardarás mucho para cocinarlo, ya que con Ibili Clásica puedes reducir el tiempo de cocción hasta en un 40%.

De toda esta lista comparativa, y de la gama de ablandores evaluamos, que los hay manuales, así como de sistema eléctrico, Ibili Clásica es el artículo menos costoso, con el que te podrás ahorrar unos cuantos euros.

Guía de compra de los mejores ablandadores de carnes

¿Qué buscar al elegir el mejor ablandador de carnes?

mejor-ablandador-de-carne

Ablandador de Carne

Hay una serie de características necesarias a tener en cuenta antes de seleccionar un mazo o algún otro aparato que sirva para ablandar la proteína. Si bien es cierto que esta función es la principal de ese producto la realidad es que, con otras características de interés, podéis gozar de un aparato más completo y, sobre todo, más cómodo, así que antes de seleccionar es oportuno que os fijéis en:

Diseño

Esto parece ser un tema de estética, pero va más allá de eso, porque del diseño de un buen ablandador de carnes dependerá su peso y, por consiguiente, su comodidad. Los fabricantes han ido más allá en el diseño y han fabricado desde los tradicionales mazos con forma de martillo hasta dispositivos con cuchillas. En el caso de los mazos los de cabeza redonda son los más comunes. Si sois de los que pasa horas en la cocina es convendrá algo liviano.

Manija

Desde que el concepto de ergonomía llegó a nuestras vidas, todo es más sencillo, cómodo y menos doloroso, esto aplica igualmente al elegir el mango de vuestro ablandador, sobre todo si trabajáis en la cocina y planeáis usarlo por mucho tiempo. Algo que tenga agarradero antideslizante y una forma cómoda de agarrar que os permita mantener vuestro puño cerrado alrededor sin calambres y agarrotamientos, es lo ideal.

Características

Aunque un buen ablandador no sólo os ayudará con las carnes, lo cierto es que tampoco va más allá de un utensilio de cocina que os sirve para golpear, partir o ablandar, así que, aparte de estas cualidades difícilmente podáis encontrar otras de interés un equipo sencillo como este, sin embargo si es cosa de buscar podéis hallar, por ejemplo, los que son más fáciles de limpiar, tienen cierres de seguridad pare evitar accidentes y son aptos para lavavajillas.

Tipo de ablandador de carnes

En la oferta encontraréis diversos tipos de modelos de ablandador de carnes, aún y cuando la principal función de este equipo sea precisamente suavizar las fibras de la proteína, sin embargo, con el paso de los años, lo han ido tecnificando, creando variedades de este producto para diversos gustos y necesidades. Los más populares son:

  • Tradicional: se trata, tal vez, del primer modelo de ablandador que surgió en el mercado para comercializarse en serie y este no es otro que el tradicional mazo para carne con dos cabezas, una puntiaguda y una plana. La parte de puntas sirve para desgarrar las fibras y ablandar las carnes mientras que la plana sirve hasta para romper hielo. Es pesado, aunque con los años lo han fabricado más cómodo y ergonómico.
  • De cuchillas: esta variedad es un poco más novedosa, se trata de un ablandador conformado por filosas cuchillas, casi siempre de acero inoxidable, que penetran las carnes cortando sus tejidos y ablandándola, es lo más adecuado para marinar, aunque hay que usar con cuidado. Suele ser el favorito de los profesionales, pero en ocasiones resulta complicado para limpiar.
  • Ablandador de cuberos de alta resistencia: Este es básicamente un cortador / ablandador. No es otra cosa que un aparato, conocido también como cuberina, que corta las carnes en cubos pequeños ablandándola en el proceso y haciéndolas más delgadas. Se usa mucho para grandes piezas de carnes que son muy duras y anchas.
  • Enrollable: La modalidad de este ablandador de carnes es ir ablandando la proteína a medida que ésta se coloca en un rodillo con pequeñas cuchillas y se van haciendo en el equipo algunos movimientos de enrollado que hacen más delgada y suave la proteína, rompiendo su tejido conectivo y dejando para vosotros una carne tierna. Se le llama también ablandador de rodillo.

Dientes / cuchillas

Este punto es esencial porque dependiendo de lo filosos y pronunciados que sean los dientes y cuchillas de vuestro ablandador podéis disfrutar de unas carnes realmente suaves o arruinarlas por completo. Los dientes y las cuchillas de una buena ablandadora deben ser pronunciados, pero no en exceso filosos porque corren el riesgo de romper de más, pero algo sin filo tampoco os servirá así que deberéis tener cuidado en este punto.

Dimensiones

Si no seleccionaréis el típico mazo deberéis mirar en las especificaciones del fabricante o consultar con el dependiente antes de comprar, cuáles son las características y dimensiones de las carnes que deberéis colocar en el aparato para ablandar y que éste trabaje de manera óptima.

Material

En este punto hallaréis mucha variedad, en el pasado este producto, en su estilo de mazo era, o de madera o de aluminio, esto ha ido cambiando con el tiempo y los diferentes modelos disponibles en la oferta. Ahora los podéis encontrar en estos materiales, pero también plástico resistente, con cuchillas de acero, mango de silicona o goma y hasta en materiales más livianos. Lo ideal es seleccionar algo ligero, duradero, resistente y de calidad.

Peso

Este detalle es esencial, sobre todo si estaréis cocinando por horas porque, en ese caso, resultará un verdadero engorro sostener un ablandador de carnes exageradamente pesado, sobre todo porque con los años los fabricantes han encontrado materiales más cómodos y livianos e igual de buenos. Esto es algo que deberéis tener en cuenta antes de seleccionar alguno.

¿Por qué usar un ablandador de carnes?

Hay muchos motivos para usar un ablandador, aunque como ya sabéis lo principal es hacer que la proteína sea más tierna. Seguramente estaréis de acuerdo conmigo en que no hay una cosa más incómoda que filete grueso y duro a la hora de comer, así que para esto una máquina ablandadora es poco menos que esencial, sin embargo, acá os dejo otros motivos de interés que los ayudarán a decidiros por este aparato.

Suaviza la carne dura

No siempre en la tienda nos venden exactamente lo que queremos, en ocasiones nos venden unas carnes deliciosas, pero en otras nos ponen filetes duros llenos de cuero, fibras y músculos, o simplemente no nos alcanza para comprar carne de primera y la de segunda suele ser más dura, ahí es cuando el ablandador hace su trabajo, haciendo la carne más suave y sencilla de cocinar.

Ahorra tiempo

Una carne muy dura puede tomar horas para ablandarse y hacerse apta para comer, en cambio, un filete tierno y suave reduce el tiempo de cocción, de manera que si en la tienda os venden carnes muy duras con un ablandador ya no tendréis que pasar horas en la cocina y prepararéis la proteína para que reciba mejor los adobos.

Hace la carne más uniforme

Este punto es esencial para servir un plato estéticamente agradable y para preparar platos rellenos o enrollados. Cuando la carne es muy fibrosa y musculosa, por lo general también es gruesa y poco uniforme, lo que, además, hace que tarde más para ablandar, así que usar el ablandador en estos casos hará más pareja la carne y os la dejará lista en caso de que queráis hacer algún enrollado.

Usos para un ablandador

Aunque ya os ha quedado bastante claro que el ablandador se usa principalmente, y como su nombre lo indica, para ablandar la carne, lo cierto es que, si se trata de un aparato tipo mazo, podéis darle en la cocina más de un uso, acá os explico cuáles y cómo

Golpear y ablandar la carne

Esta, como ya os lo he dicho, es la razón por la cual se inventó este aparato. Lo aconsejable es colocar la porción de carne o el filete en una tabla y allí empezar a ejecutar los movimientos de golpe para el ablandado. Algunos expertos recomiendan que no sea un golpe directo sino cubrir la carne con papel film o alguna variedad parecida. Es cosa de gustos.

Aplastar el ajo

Si usáis con suavidad el ablandador, éste puede ser un gran aliado al momento de ayudaros a retirar la piel del ajo, cuyo proceso de majado a veces es un completo engorro, sobre todo en aquellas variedades donde la piel está prácticamente adherida. Si no sois de los que compran los ajos pelados. Uno de estos es un gran aliado.

Deshuesar aceitunas

En ocasiones el dependiente no tiene disponibles aceitunas sin hueso y hay que llevarlas con hueso si son para una receta crucial, pero el trabajo de retirarles la semilla es una verdadera pesadilla, es aquí donde este aparato entra a ayudaros como si se tratara de un súper héroe.

Triturar jengibre

El jengibre es un gran amigo de muchas recetas y hace un aporte verdaderamente delicioso, pero a veces, cuando tiene mucha fibra, es un verdadero problema para cortarlo o aplastarlo, por eso, un ablandador lo tritura en segundos. Podéis colocar encima papel film para que no salga volando por toda la cocina.

Moler especias y granos de pimienta

Aunque ya se venden las especias molidas, hay quién aún las prefiere en granos y si no contáis con un buen molino, dejad atrás la preocupación porque el ablandador también acudirá al rescate, sólo debéis aseguraros de moler en una superficie plana y completamente seca.

Triturar hielo

Ya que se parece a un martillo, no hay nada mejor que un ablandador para atacar las grandes panelas de hielo y convertir los grandes bloques en trocitos o en pequeños pedazos, en tan sólo unos pocos segundos.

Aplastar papas

Usualmente cuando metéis una papa a proceso de cocción, cuando se ablanda hay que desmenuzarla con un triturador y hacerla puré, si no contáis con un triturador, un buen ablandador la convertirá en puré (o en papilla según la intensidad del golpeteo) en pocos minutos.

Machacar limoncillo

El limoncillo es una especie que da color y un aroma maravilloso a algunos platos, sobre todo si se trata de preparaciones asiáticas, sin embargo, al cortarlo el resultado no es el mismo que al molerlo, por eso el ablandador puede actuar de un solo golpe liberando todos sus jugos.

Partir nueces

¿No os ha pasado que os queréis comer una nuez, pero partirla es una pesadilla? Pues con un buen ablandador ya no necesitáis por este engorroso proceso de retirar la cáscara, con sólo darle unos certeros golpes tendréis la nuez lista para saborearla en segundos.