Los 5 Mejores Jamones Ibéricos Con Los Que Degustareis El Exquisito Sabor Del Cerdo de Raza

En una buena mesa española no puede faltar un jamón ibérico y ahora que se va acercando la navidad este se convierte en la excusa perfecta para pasar una tarde con amigos y familia cortando y degustando una buena pieza.

Como seguro ya sabéis, el jamón es uno de los productos ibéricos más característicos de esta gastronomía, en especial de la alta cocina española y portuguesa, pero reconocer un gran trozo de buena calidad y de sabor delicado no es tan fácil para todos. Aunque el solo nombre de  «ibérico» puede haceros agua la boca, no significa que podáis agarrar la primera pata negra que veis en el mercado para gastar un pastón y ponerla en vuestra mesa.

Hay características del cerdo, de su proceso de elaboración, la pureza de raza ibérica, su alimentación y su loncheado que debéis tener en cuenta para poder comprar una marca asequible con calidad garantizada.

¿Cual es el mejor jamón ibérico?

Para apreciar las propiedades de los buenos cerdos ibéricos, no debéis conformaos con ver una pezuña negra, aunque ciertamente este sello sea sinónimo de las mejores piezas, hay factores tienen que ver directamente con el tipo de alimentación del animal y  modo de crianza.

Aunque no os guste tanto, el jamón ibérico un producto que relaciona su calidad con el precio, así que debéis estar atentos a estos detalles. Aquellos cerdos que comen bellota durante su etapa de engorde son de mayor categoría y también de los caros del mundo. Si a esto se le suma que su crianza ha sido en libertad en el campo pues su precio y calidad aumentan.

También podéis encontraos con cerdos alimentados con pienso, o cebo, con un sabor menos intenso y por ello más recomendable para el consumo extenso. Este también es el más vendido y, aunque no está entre los jamones más caros, es ideal para comidas más ligeras.

Los precios y gustos del cerdo también varían según su porcentaje ibérico, los pura raza son más finos y costosos. Lo mismo ocurre con el tiempo de curación, un buen jamón requiere al menos unos 20 meses de conservación, siendo lo ideal una curación de más de 36 meses.

A continuación les presentamos las mejores jamónes ibéricos:

1. Paleta ibérica de Cebo Altadehesa 4 Kg

Jugosa y blanda

Esta paletilla ibérica viene de Extremadura y posee una grasa suave y tierna que además destaca por su prolongado aroma. Para llegar a esta deliciosa pieza, el cerdo se alimentó con pienso y ha pasado un proceso de lenta curación y baja salinidad. El resultado es un jamón vetado justo lo necesario que corta muy fácilmente.

La ventaja de comprar una paleta es que posee un excedente de piel y grasa entre los músculos que está bien distribuida y le da un sabor gustoso a los cocidos y potajes caseros.

 

2. Jamón Ibérico Reserva envasado al vacío en 100gr

Compacto y listo para degustar

REBAJADO

No toda buena pata negra viene en grandes piezas y por eso os recomendamos esta presentación práctica y os invitamos a que no temáis de los cortes empaquetados, el jamón es de buena ibérico garantiza sabor en todas sus formas. Con estos empaques te ahorréis espacio, tiempo y tendréis una cantidad reducida, ideal para degustaciones o regalos.

Estas lonjas han sido cortadas a mano en tapas, lo que permite un buen balance de sabores. Además, poseen la mejor relación precio y calidad.  Así que animaros a estos sobres refrigerados para una opción sin preocupaciones.

 

3. Jamón Ibérico de Bellota de Salamanca por Redondo Iglesias

Rey de la máxima calidad

Como todo jamón de bellota esta es una verdadera obra maestra de los productos ibéricos. Es  procedente de los cerdos criados en libertad las mejores dehesas de Extremadura y Andalucía. Esta marca permite una garantía de procesamiento de primera, las piezas han son curadas con más de  48 meses en bodegas naturales de Salamanca, a más de 1.300 metros sobre el nivel del mar.

Su sabor acompañado de una buena caña de lomo es un manjar exclusivo. La  textura, grasa y aroma de estos productos es de los secretos mejores guardados de España.

 

4. Paletilla Bellota 100% Iberica de Huelva con 4 kgr

Textura magra y aroma potente

Como ya os dijimos, una de las claves para obtener el mejor sabor y suavidad en vuestro jamón es optar por una pieza proveniente de pura raza ibérica, un pata negra en todo su esplendor. Así que esta es la mejor opción y más si se le combina con una alimentación de bellota para un sabor más intenso y un curado de 20 meses, como en este caso.

La mejor manera de disfrutar de este buen jamón ibérico de bellota es saborearlo recién cortado, en finas lonchas y con una copa de vino.

 

5. Jamón Ibérico de Bellota Premium Edition Revisan Ibéricos

Intenso y magro

La textura poco fibrosa y con la grasa resbaladiza a la hora de comer también es otro indicio de calidad. El color del jamón va del rosado al rojo púrpura con una calidad inmejorable.

Estas patas además de su estándar de calidad elevado poseen un extra, pues la marca ofrece un jamonero y un cuchillo junto al producto. Es la alternativa ideal si queréis comprar la experiencia completa y ofrecer una degustación casera para vuestros amigos.