Los 5 Mejores Micrófonos de Condensador Para Grabaciones De Estudio Sin Salir De Casa

¿Cuántos micrófonos habéis devuelto por su mala calidad de grabación? mejores-micrófonos-de-condensadorYo voy por dos; y como “a la tercera va la vencida”, decidí elegir con cautela y así lograr comprar el mejor micrófono de condensador.

Eso sí, aunque el micrófono lo utilizaría –netamente- para proyectos domésticos y mi presupuesto no estaba en condiciones de comprometerse mucho, me alejé del error de basar mi búsqueda –solamente- en el micrófono de condensador más barato.

Es que si continuaba en esas, la frustración sería tan inmensa que lanzaría todo al caño y jamás lograría materializar lo planeado.

Los mejores micrófonos de condensador

El mercado está tan repleto de modelos de micrófonos de condensador que lo primero es tener claro vuestro plan. ¿En qué vais a utilizar el micrófono? ¿Música? ¿Voz? ¿Exteriores?

Y es que además de atender al diafragma que incorpora, esencia de estos micrófonos, está el hecho de determinar si necesitareis un micrófono direccional, de tipo cardioide o supercardioide, u os iría de guinda uno omnidireccional.

Concerniente a calidad de sonido y durabilidad –aspectos importantísimos, por cierto- tomaros el tiempo de leer las opiniones de usuarios. Ayudan mucho, la verdad.

Pero como ya he pasado por esto y sé lo tedioso que es, voy a ayudaros con esta comparativa de micrófonos de condensador en la que podéis hallar el adecuado para vuestros propósitos.

#1 Micrófono para ordenador Yeti de Blue Microphones

Garantiza grabaciones en casa con calidad de estudio

REBAJADO
Blue Microphones...
320 Opiniones

Compatible con Windows y Mac, se trata de uno de los micrófonos de condensador para producciones domésticas más prometedores porque además de ofrecer conexión instantánea con el ordenador, incorpora diversos controles para mejorar el sonido.

Basta con girar la perilla de selección de patrón, por ejemplo, y navegar entre los modos: múltiple-cardiode, bidireccional, omnidireccional y estéreo, ya sea para guitarra u otro instrumento musical, grabar voz, entrevistas o podcasts.

 

#2 Micrófono de condensador de Auna

Un todorreno que hasta viene con amortiguador

Para entusiastas del canto y habla que también les apasiona capturar sonidos en exteriores, este micrófono es el indicado porque ha sido desarrollado en un robusto chasis metálico y dotado con una rejilla de acero que protege la cápsula del dispositivo.

Y para grabaciones específicas en la habitación donde la meta es conseguir sonidos de alta calidad, el amortiguador que incluye –para reducir vibraciones y ruidos indeseables- se puede enroscar fácilmente en cualquier trípode de micrófono.

 

#3 Micrófono de condensador C01U Pro de Samson

Viene con soporte, mini-trípode y listo para grabar

Se presenta como un micrófono asequible y muy prometedor en cuanto a cumplir expectativas de grabación se refiere, tanto en estudio doméstico o directamente en el ordenador, sin necesidad de drivers.

Según las opiniones de usuarios, este micrófono es capaz de realizad capturas nítidas y casi prístinas de sonidos, las cuales se pueden ir monitoreando –instantáneamente- a través del puerto para auriculares que incluye.

 

#4 Micrófono de condensador de IK Multimedia

Dotado para ser conectado en dispositivos iOS y Android

REBAJADO
IK Multimedia...
68 Opiniones

Se trata del modelo IP-IRIG-MIC, y aunque su forma pudiera originar confusiones, definitivamente se trata de un micrófono de condensador especialmente diseñado para marchar en conjunto con smartphones y tablets.

Viene con conector de doble mini-jack, con el que mediante unos auriculares se hace posible también el monitoreo de las grabaciones -en tiempo real- durante capturas de sonidos en el ámbito musical u otro.

 

#5 Micrófono de condensador de Cahaya

Garantiza grabaciones de calidad, resistencia y durabilidad

REBAJADO
Micrófono de...
19 Opiniones

Como micrófono de grabación para proyectos domésticos y semi profesionales, se luce como opción asequible y muy prometedora que además viene en paquete con una espuma antiviento, araña de suspensión y cable XLR.

Para poner a funcionar este micrófono y beneficiarse con sus capacidades de captura, basta con conectarlo a una fuente de alimentación de 5V a 48V con salida de audio dual de alta definición para mejorar el volumen.

 

¿Qué hace que un micrófono sea un micrófono de condensador?

También denominado micrófono electrostático, un micrófono de condensador cuenta con particularidades específicas concerniente a la fuente de alimentación y diafragma que le provee mayor sensibilidad y respuesta de frecuencia, en comparación a un micrófono dinámico, por ejemplo.

Fuente de alimentación

Un micrófono de condensador incorpora una placa de condensador fija y otra móvil. Cuando la móvil –fungiendo como membrana del micrófono- es golpeada por las ondas de sonido, vibra y cambia la distancia entre ella y la placa fija.

De ese hecho, se produce una carga o descarga de corriente, produciendo, pues, la señal del micrófono.

Ahora bien, frente al hecho de que un condensador está formado por circuitos electrónicos y se hace ineludible un voltaje para que marche, un micrófono de condensador requiere de una potencia externa, ya sea por una pila interna o por alimentación fantasma.

Esa última, es conocida como Phantom power, es proporcionada por el amplificador al que se conecte el micrófono y de la que os hablaré más adelante.

Diafragma

Esta pieza es la encargada de controlar la respuesta del micrófono tanto frente al sonido como al nivel de la corriente eléctrica que pasa a través de los componentes; y su tamaño, determina su uso para casos específicos.

Por ejemplo, un micrófono de condensador de diafragma grande va de guinda en la captación de sonidos lejanos o silenciosos, para enriquecerlos y hacerlos más cálidos; mientras que un micrófono de condensador de diafragma pequeño, es el adecuado para grabar o amplificar frecuencias más altas.

Ofertas de micrófonos de condensador

¿Qué necesita un micrófono de condensador para funcionar?

Para que un micrófono de condensador funcione plenamente, es menester que contéis con tres elementos: Alimentación fantasma, un cable XLR y un montaje de choque.

Alimentación fantasma

De la que os hablaba hace unos párrafos, la también denominada “phantom power”, es la que llega al micrófono al ser éste conectado a la entrada “mic” de un preamplificador de sonido o en su defecto, a una unidad independiente en caso de que no contéis con el primero.

La alimentación fantasma es ineludible, ya que la señal de un micrófono de condensador no es tan fuerte como la de otros tipos de micrófonos.

Cable XLR

A menos de que se trate de un micrófono de condensador USB, es necesario un cable XLR para conseguir grabaciones de alta gama, incluso, para lograr que el micrófono funcione.

De otro modo, apostando al cable del altavoz o guitarra, por ejemplo, simplemente el micrófono no marchará.

Montaje de choque

También conocido como “Shock Mount”, es un accesorio que se conecta al soporte del micrófono con la finalidad de mantener al dispositivo aislado –lo más posible- de ruidos externos que puedan colarse y afectar las grabaciones.

También, esta pieza sirve para proteger al micrófono de daños.

¿Cuáles son los tipos de micrófonos de condensador?

Dado a que el diafragma es el aspecto predominante en un micrófono de condensador, el mercado pone a vuestra disposición dos tipos principales: micrófono de condensador de diafragma grande y de diafragma pequeño.

Y entre ellos, el hecho de decidir cuál comprar estará a merced de las aplicaciones y pretensiones que tenga el usuario profesional o doméstico.

Fijaros en los alcances de cada uno, para que comprendáis de lo que os estoy hablando.

Micrófonos de condensador de diafragma grande

En un estudio, estos micrófonos son ideales para grabar voz y suavizar sonidos de fondo o transitorios; esto, gracias a su diámetro de aproximadamente 1 pulgada, por el que logra atravesar mayor sonido y se producen tonos más cálidos.

Micrófonos de condensador de diafragma pequeño

Estos micrófonos son los adecuados para conseguir grabaciones prístinas de instrumentos o melodías, ya que su respuesta rápida lo hace más sensible en la captación de detalles.

Ejemplo de ello, notas musicales definidas, claras y –significativamente- mucho más nítidas.

Micrófono de condensador vs micrófono dinámico

En lo que respecta a los sonidos, un micrófono de condensador es capaz de recogerlos agudos y claros; mientras que un micrófono dinámico es solo capaz de comprimirlos de manera natural.

Pero no todo es color de rosa. La alta presión en un micrófono de condensador podría distorsionar el sonido, e incluso dañar el dispositivo, lo cual lo torna muy frágil frente al micrófono dinámico que es capaz de soportar los niveles más altos de sonido y aguantar la caña en diversos escenarios.

Acerca de la fuente de alimentación, un micrófono de condensador requiere de “phanton power” de 48 voltios, proveniente de fuentes externas o preamplificadores; recurso que no amerita un micrófono dinámico, ya que éste se basa en la conducción electromagnética.

Y en cuando a diseño -apartando características de tamaño y colores- un micrófono de condensador se puede presentar con forma cuadrada o redonda, entre otras.

Mientras que la forma de un micrófono dinámico es la que tradicionalmente viene a la mente al pensar en un micrófono: tallo y cabeza redondeada.

 

¿Cuáles son las características que debe tener cualquier micrófono de condensador?

Alta sensibilidad

Así sea la respiración más corta, un micrófono de condensador es capaz de captarla; es por ello que muchos usuarios optan por un filtro de micrófono –conocido también como filtro pop o simplemente antipop- para evitar cualquier distorsión.

Respuesta de frecuencia plana

Los mejores micrófonos de condensador capturan todos los niveles de frecuencia con una reproducción de sonido eficiente y precisa.

Respuesta transitoria rápida

Los micrófonos de condensador bien dotados, son cumplidores en responder a la velocidad de las ondas de sonido, tanto que son capaces de recoger sonidos nítidos, claros y fieles, ya sea de voces o instrumentos.

Rango de precio

Sin ánimos de quitarle la ilusión a nadie. Pero lo cierto es que en el mercado de micrófonos de condensador, es imposible apostar por el menos costoso y esperar resultados de alto nivel.

Sí que es posible comprar un micrófono de condensador tipo lavalier o convencional barato por menos de 1 o 100 euros para iPhone, o por menos de 200 euros para laptop o para PC.

No obstante, un micrófono de condensador de buena calidad y con marca de renombre para un estudio de grabación profesional, podría hasta superar los 5.000 euros.

Conectividad

En esta parte, se mencionan al par de principales opciones de conectividad: a través de conector USB o del tradional XLR.

Pese a la omnipresencia de los micrófonos de condensador USB que se pueden conectar al ordenador sin ser necesaria una fuente externa de poder, los micrófonos de condensador XLR que sí ameritan una fuente de alimentación, son los que mayormente utilizan los profesionales.

Aplicación prevista

En vista de sus capacidades, cualquier micrófono de condensador podría adaptarse a la mayoría de los requerimientos del usuario.

Sin embargo, es prudente tener claras las particularidades y beneficios que ofrecen los dos tamaños de diafragma, para no errar en el intento ni mucho menos distorsionar los sonidos o dañar el micrófono.

Accesorios adicionales

En esta parte, entran en juego los parabrisas, las bases y monturas de amortiguación, entre otros accesorios, que mejorarían los requerimientos del usuario al momento de abordar grabaciones en distintas condiciones y/o locaciones.