¿Cuáles Son Los Beneficios de Pulir Vuestro Coche? Son 5 y Ni Os Los Imaginabais

Si estáis en la lista de quienes les gusta mantener atractivo el exterior de vuestro automóvil –como a mí- es menester que conozcáis los beneficios de pulir el coche y no quedéis con la idea –si es el caso- de que se trata solo de otra acción de estética.beneficios-de-pulir-el-coche

Y es que no os estoy hablando de ese momento en el que, tras lavar vuestro coche, aplicáis una cera que -luego de secarse y quitarse con un paño- es capaz de aportar brillo significativo a la pintura.

Me estoy refiriendo a un correcto pulido de coches, en el que con una pulidora para cochey pulimento o cera- es posible que le extendáis la vida útil al esmalte, aliséis los arañazos superficiales y marcas de remolinos, eliminéis la pintura oxidada/envejecida y acondicionéis la pintura para que no se seque, agriete y pele.

¡Imaginad! Conseguiríais que vuestro coche luzca casi como nuevo.

Y en caso de que estéis apostando por recubrimiento de cerámica para vuestro coche, un proceso de pulido ejecutado a la perfección, le aportará un acabado de lujo que –definitivamente- os hará flipar.



¿Cómo pulir un coche?

Luego de haberos revelado los beneficios de pulir vuestro coche, seguramente os ha hecho ilusión comenzar desde ya; sin embargo, para hacerlo adecuadamente, coged apunte de las cinco claves a continuación.

Pero antes, tal vez tengáis que comprar una pulidora para coche; esto, no lo hagáis de buenas a primeras, por favor.

Lo esencial, es que sepáis que existen tres tipos de pulidoras para coches: los modelos rotativos (cuentan con gran poder y están orientados a profesionales, los pulidores orbitales (enfocados a usuarios domésticos y son más fáciles de usar) y los de doble acción DA (garantizan la no-formación de remolinos u otras marcas sobre el acabado).

Y en adición a ello, es importantísimo que tengáis en cuenta ciertos factores que deberíais considerar antes de la compra; entre ellos, la velocidad de rotación (que sea rápida y garantice potencia); el peso y tamaño (que no sea tan pesada ni tan grande que no podáis maniobrarla).

Otros factores, la vibración (que no sea tan pronunciada para que evitéis incomodidades al operar la máquina y desigualdades al pulir); y el mantenimiento (que la pulidora requiera menos mantenimiento mecánico).

Claro está, es recomendable que además de echarle un vistazo a las anotaciones de los fabricantes, no obviéis las opiniones de otros compradores.

Ahora bien, ya con la pulidora para coche en casa, es momento de comenzar la acción.




#1 Encontrar un lugar apropiado

Ubicaros en un lugar con sombra, para que el sol no seque muy rápido la cera y se os líe el escenario. Tampoco trabajéis bajo un árbol, por aquello del excremento de pájaros y hojas caídas. Sería un desastre. ¿Cierto?

#2 Limpiar con agua y jabón para coches

Lavad y secad a fondo vuestro coche, sin dejar residuo de jabón alguno.

#3 Aplicar la cera de pulir

Colocad cera en la almohadilla y comenzad a aplicar la cera con grandes movimientos circulares; eso sí, sin mucha presión.

#4 Aguardar a que seque la cera

Dejad que la cera se seque por completo.

#5 Remover todos los residuos

Quitad la cera de la almohadilla con un paño y comenzad a pulir con movimientos suaves y grandes. Jamás lo hagáis con mucha presión ni en un patrón de círculos, para que evitéis los –odiosos- remolinos en la pintura.

¡Y ya está!

Siguiendo estos pasos, vuestro coche relucirá mogollón.