Las 5 Mejores Guitarras Eléctricas Para Niños Que Ponen a Rockear Hasta Vuestro Bolsillo

Mi peque favorito me ha hecho saber que desea convertirse en mejores-guitarras-eléctricas-para-niñosestrella de Rock y desde ya quiere una guitarra eléctrica. Para su cumpleaños, le di una de juguete, pero a los primeros minutos de uso, ya estaba aburrido y decepcionado.

Decidí, pues, comprar la mejor guitarra eléctrica para niños, aquella que además de contar con un diseño y tamaño ideal que permita un cómodo agarre y desplazamiento de sus deditos entre los trastes, garantice sonidos de calidad y no espantosos ruidos como la que os hablé arriba.

Sin lugar a dudas, fue un excelente regalo la nueva guitarra eléctrica.

Las mejores guitarras eléctricas para niños

Además de apostar por una marca de renombre en el mercado de guitarras eléctricas que os garantice buena calidad, es importantísimo que consideréis el tamaño del instrumento. Sin esto último, no merecería la pena.

La razón de lo anterior, ya que si para el pequeño ejecutante se le hace incómodo y arduo sostener la guitarra y marcar acordes o tocar notas individuales, definitivamente su proceso de aprendizaje y evolución con el instrumento será liado.

Además, es menester que sepáis que si el niño es zurdo, apostad por una guitarra infantil para zurdos porque no es apropiado que le cambiéis la posición de las cuerdas a una convencional.

En fin, son varios los aspectos que debéis tener en cuenta; y en su mayoría, dedicados al confort del peque al momento de tocar.

Por ello, echadle un vistazo a la comparativa de guitarras eléctricas –a continuación- ideales para que los consentidos de la casa se inicien en el mundillo de las seis cuerdas.

#1 Guitarra eléctrica Fender Standard Stratocaster

Garantiza sonidos de buena calidad

Estupenda opción para llevar a casa una guitarra Fender de manera asequible, con forro y sin sacrificar el sonido, gracias a las tres pastillas de bobina simple que incluye, trémolo sincronizado y botones de control de volumen y tono.

Además, en el instrumento se fusionan un atractivo estilo clásico materializado en un cuerpo de aliso y cuello moderno de arce en forma de “C” que proporciona facilidad en la armada de acordes y toque de notas individuales.

 

#2 Guitarra eléctrica infantil Stagg 1/2

Pequeña y sencilla, pero cumplidora

Genial para niños de 5 años que están mostrando interés por aprender a tocar guitarra eléctrica porque además del tamaño del instrumento, viene con todo lo necesario para que esas primeras experiencias de toque no lo decepcionen ni aburran.

Viene con diseño clásico en forma de “S” y21 trastes que dan la posibilidad de practicar acortes, punteos y arpegios de forma cómoda, al tiempo de disfrutar de un estupendo sonido producto de su pastilla de bobinado simple y control de volumen.

 

#3 Guitarra eléctrica 3/4 Sphere Junior Rocktile

Bien dotada y hasta con material impreso formativo

Desarrollada con el tamaño recomendado para la iniciación en la guitarra de niños hasta los 10 años, así como con los componentes precisos y hasta recurso impreso que aseguran aprendizaje de calidad.

Esta guitarra eléctrica cuenta con un humbucker y una pastilla sencilla, combinables con el interruptor selector de pastillas, además, con control de tono y volumen. En adición, incluye un folleto -en alemán- que copila apuntes acerca de acordes y notas, entre otras cosas.

 

#4 Guitarra eléctrica para niños con amplificador Pure Tone

Lista para enchufarla y hacerla sonar

Excelente opción para peques a partir de 8 años que tienen muchas ganas de aprender a tocar guitarra eléctrica en un instrumento que además de incluir clases gratuitas de guitarra en Internet, les provea recursos necesarios y cumplidores desde el primer día.

Por ejemplo, controles de volumen y tono, cable y correa, así como un pequeño amplificador que si bien es cierto no es como para usarlo en un concierto multitudinario, da la posibilidad de que los acordes y punteos se oigan significativamente.

 

#5 Guitarra eléctrica infantil con altavoz TS Music Fidelity

Se le puede conectar auriculares y viene con cuerdas de repuesto

Desarrollada en madera, esta guitarra es estupenda para peques desde los 4 años que están mostrando interés por el instrumento. Y es que además de su peso liviano y medidas, cuenta con un diseño y dotaciones que la alejan de ser considerada una guitarra de juguete.

Gracias a su altavoz integrado, los niños pueden hacer sonar la guitarra sin necesidad de un amplificador, y así experimentar entre acordes y notas en sus 21 trastes, pastilla de bobinado simple y control de volumen.

 

Guitarra Eléctrica vs Guitarra Acústica

Seguramente, ya habéis escuchado o leído que lo más recomendado para principiantes es comenzar con una guitarra acústica, por aquello de la simplicidad del instrumento en cuanto a componentes.

No obstante, la ventaja de que los niños comiencen con una guitarra eléctrica es que la estructura del instrumento les facilita –significativamente- el aprendizaje en el marcado de los acordes y la práctica de otras técnicas.

Y es que normalmente las cuerdas de una guitarra eléctrica son más ligeras y cercanas al diapasón, en adición a que el cuello es mucho más delgado que la de una acústica.

A la final, cuando de iniciación en el mundo de la música se refiere, y más específicamente en el ámbito del maravilloso instrumento de cuerda protagonista de esta entrega, tanto la guitarra eléctrica como la acústica son opciones válidas.

Lo importante es cuál guitarra quiere tocar vuestro retoño.

Eso sí, si su atención la tiene hacia la eléctrica, es menester que le echéis un vistazo a las guitarras eléctricas de bobina simple y las guitarras eléctricas Humbucker; dos tipos que merecen la pena que consideréis.

Guitarras eléctricas de bobina simple

En este grupo, os hablo de guitarras eléctricas Fender Stratocaster o Telecaster, las cuales ofrecen sonidos más limpios, brillantes y un tanto metálicos, capaces de adaptarse a estilos de música que no requieran tonos muy saturados ni ganancia distorsionada a niveles considerables.

Guitarras eléctricas Humbucker

Aquí, se ubican guitarras eléctricas Gibson Les Paul o Jackson Dinky que si bien es cierto brindan tonos más gruesos y cálidos –perfectos para rockeros- son muy versátiles para todos los estilos de música.

Ofertas de guitarras eléctricas para niños

¿Cómo elegir una guitarra eléctrica para niños?

Apartando aspectos como los expuestos anteriormente, entre otros, antes de comprar una guitarra eléctrica para niños es importantísimo que consideréis su tamaño, ya que no sería cómodo para el crío ejecutar un instrumento muy grande.

Y aunque en el mercado de guitarras eléctricas no existe la variedad de tamaños como en el de las guitarras clásicas, donde fácilmente podríais encontrar guitarras muy pequeñas, sí que hay maneras de subsanar el hecho.

Por ejemplo. Una guitarra eléctrica recomendada para niños de 10 años en adelante, sería un modelo de tamaño completo con el que podría experimentar por tiempo indefinido.Pero si estáis frente a niños de 5 años a 9 años, una guitarra eléctrica de modelo 3/4 favorecerían su aprendizaje.

Os hablo de dicho modelo, también denominado “mini”, “viajero” o “de corta escala”, porque no existen muchas guitarras eléctricas de 1/2 producidas por marcas reconocidas. Y si estáis aspirando una guitarra eléctrica de buena calidad para niños, pues, el fabricante cuenta significativamente.

Claro está. Lo recomendado es que vuestros críos prueben distintos tamaños y estilos antes de que hagáis la compra.

Y recordad que más que la edad, la altura del niño es lo esencial a considerar para que elijáis el tamaño correcto de guitarra.

 

¿Cuáles son las partes de una guitarra eléctrica?

Aunque no sois quienes vais a tocar la guitarra eléctrica, es recomendado que estéis familiarizados con los elementos más importantes que la componen; entre ellos, cuerpo, cuello, pastillas, trastes y puente.

Más adelante, y sobre todo si el crío va a estudiar el instrumento, compartid estos datos con él.

Cuerpo

En esta parte, merece la pena que os hable acerca del tipo, forma y madera, ya que son determinantes no solo en el ámbito de gustos, sino que además en la emisión del sonido.

Tipo de cuerpo

Existen tres tipos de cuerpo de guitarra eléctrica: sólido, hueco y semi-hueco. Y lo que marca la diferencia entre ellos, es el nivel de resonancia que son capaces de producir.

Con un cuerpo sólido se consiguen sonidos más fuertes evitando la retro alimentación; mientras que con un cuerpo hueco o semi-hueco, los sonidos son más completos y resonante con muchos bajos.

Forma del cuerpo

Aquí, os tocaría elegir si optar por una guitarra de corte único o de doble; o también con forma de “V” o “Z” u otra forma.

Obviamente, este abanico de estilos –muchísimos de ellos ultra geniales- os lo ofrecerían guitarras de cuerpo único.

Madera del cuerpo

Se refiere al origen de la madera con la que fue hecha la guitarra, lo cual además de determinar el tono y la capacidad de sostenido del instrumento, establece su costo.

Por ejemplo, las guitarras eléctricas más costosas generalmente están fabricas en caoba, pino y ceniza de pantano; mientras que las asequibles, en aliso, álamo, tilo y paulonia.

Cuello

Tenéis a disposición cuellos en forma de “C” o de “U”; los primeros, elegidos por la mayoría de guitarristas; mientras que los segundos, por los ejecutantes de géneros rápidos.

Pastillas

Lo primero que debéis saber es que en una guitarra para principiantes hay dos tipos de pastillas que podríais conseguir: la de una bobina y humbucker; la primera, es clásica y facilita sonidos brillantes; a diferencia de la segunda que ofrece sonidos muy nutridos y con fuerza.

Trastes

Son las delgadas barritas de metal distribuidas en el cuello de la guitarra para separar las notas. Para vuestro crío que se inicia en el mundillo de la guitarra eléctrica, no importa si tiene 21, 22 o 24 trastes.

Ya a nivel más avanzado o profesional, el asunto sí que podría poneros a pensar, ya que, por ejemplo, para los rockeros una guitarra con 24 trastes es lo más estupendo para lograr notas más altas.

Puente

Localizado en la parte inferior de la guitarra, puede ser de dos tipos: puente fijo o puente de tremolo. El primero, asegura estabilidad; mientras que el segundo, pese a que mucho más versátil y sí ofrece vibrato, podría afectar la afinación.