Las 7 Mejores Guitarras Clásicas Para Conquistar El Mundillo De Las Seis Cuerdas

Si estáis en el grupo de quienes han deseado aprender a tocar guitarra, pero han comenzado con una guitarra acústica y la yema de los dedos está hecha trizas, es momento de ir a por comprar la mejor guitarra clásica.

Claro está, no os arriesguéis -como yo, hace unos meses- con cualquier guitarra clásica bonita y barata que se os cruce en el camino. De hacerlo, tendríais garantizada la frustración de haber gastado dinero en un instrumento con piezas mal ensambladas y con sonido que da ganas de lanzarse por el balcón.

¿Cuál es la mejor guitarra clásica?

Es ley que la mejor guitarra clásica no está en la lista de productos menos costosos; sin embargo, en el mercado hay varias guitarras asequibles de buena calidad; y para hallarla, es menester que tengáis bien activados los sentidos del tacto, vista y audición.

La mejor guitarra está construida con tipos de madera usuales para ello, como, ébano, cedro, palosanto, abeto, ciprés y arce, por ejemplo, con tapa maciza y con acabado brillante natural. Además, que sea capaz de producir sonidos vibrantes, con volumen y claros.

Otras de las claves, es que el mecanismo de afinación de la guitarra sea lo suficientemente suave para controlar los tonos, pero a la vez con significativa robustez para aguantar la caña. Y por último, que no tenga piezas de plástico.

A continuación les presentamos los mejores guitarras clásicas:

Las 7 Mejores Guitarras Clásicas

1. Guitarra Clásica C40 II Yamaha Musical Instruments

Disponible en tres tonalidades diferentes

REBAJADO

La guitarra C40 de Yamaha destaca como un instrumento increíble para su precio, su cuerpo proyecta un sonido claro, nítido y equilibrado que se ajusta estupendamente a la música clásica y contemporánea.

El cuerpo de esta guitarra cuenta con diferentes maderas naturales: abeto, meranti y palosanto que le otorgan varias cualidades y un óptimo nivel de durabilidad.

El diseño del instrumento es súper ligero y tiene un tamaño manejable que va de maravilla para los músicos noveles, tanto para adultos como niños mayores de 11 años, ya que les permite mantener la postura correcta y fomenta el desarrollo de una buena técnica.

Cuenta con cuerdas de nylon que resultan ser gentiles y suave sobre los dedos y hará que los primeros meses de un principiante con la guitarra sean comparativamente más fáciles.

Podrás elegir entre 3 estilos diferentes: Brillante, mate y natural.

2. Guitarra Clásica SP44SB Stretton Payne

Incluye una garantía válida para 12 meses

REBAJADO

Otra opción estupenda para llevar a las clases de música y comenzar tu formación artística es la guitarra clásica SP44SB fabricada por Stretton Payne.

El modelo va acompañado por todos los accesorios básicos que un principiante necesita para comenzar a tocar: un afinador de guitarra electrónico, 2 plumillas para tocar, una correa para llevarla al hombro, un set de cuerdas de nylon, un estuche de tela para almacenar el instrumento y 6 meses de clases gratuitas en la escuela de música online Rock Star Academy.

La guitarra produce melodías equilibradas y bien definidas, brindando a los músicos principiantes una calidad sonora considerable para el rango de precio. El modelo es ligero y fácil de manejar, tiene el tamaño adecuado para adultos y niños mayores de 11 años.

La encuentras disponible en dos estilos diferentes: el tono sunburn y el tono natural.

3. Guitarra clásica M58CS de Ortega 

En color natural, lista y equipada para tocarla

Guitarra clásica para adulto elaborada en abeto canadiense, así como en palisandro en la parte trasera y laterales. Viene además con un juego de cuerdas Savarez 500 CJ de alta tensión y la bolsa Ortega onb44 Gig Bag para transportarla de forma segura.

4. Guitarra clásica A 20 de Admira 

Su construcción asegura mayor estabilidad, volumen y sustain

Guitarra hecha en España toda maciza, a partir de la combinación de cedro en la tapa, palosanto de la India en fondo y aros, caoba con refuerzo de ébano en el mástil, ébano en el diapasón y ribetes en tapa y fondo.

5. Guitarra clásica 10 KOA S CW de APC Instruments 

Con relación precio-calidad que no decepciona

Guitarra clásica con cutaway que permite sacarle el jugo a las cuerdas desde los trastes inferiores, mientras fluye el mejor sonido gracias a su tapa en abeto con acacia europea, así como sus aros y fondo en nuez.

6. Guitarra clásica 1 C de Alhambra 

Modelo asequible que promete a varios sentidos

A partir de la opinión de usuarios, se trata de una guitarra clásica que además de lucir una belleza natural, es capaz de producir encantadores sonidos. Ha sido construida en cedro macizo, con fondo, laterales y mango en caoba.

7. Guitarra clásica Caballero 8 Manuel Rodríguez 

Una española para principiantes bien dotada

Conocida también como La Caballero 8, es una de las guitarras de estudio más prometedoras para comenzar a sacar obras fáciles e ir progresando en la ejecución del instrumento. Tiene tapa sólida de cedro, aros, fondo y mástil de caoba.

Guía de compra: Las mejores guitarras clásicas de 2019

Lo que debéis saber sobre la guitarra clásica

mejor-guitarra-clásicaSi estáis en miras de comprar una guitarra para principiantes, no le perdáis el rastro a la guitarra clásica porque normalmente funge como la primera guitarra, ya que suele ser más barata y –más importante aún- al tocarla es más relajante que la acústica.

Ahora bien, acerca de ambos aspectos, es importante que tengáis en cuenta que al hablaros de menos costosa, alejad de vuestras pretensiones a una de esas guitarras de menos de 30 euros y comúnmente made in China.

Iros por lo seguro, y apostad por una guitarra hecha en España de marca reconocida o de Luthier artesanal. Por ahí, tendríais garantizada una guitarra de buena calidad.

Y concerniente a “relajante”, es que además de su tamaño –un tanto más chica que la guitarra acústica– la clásica tiene cuerdas de nylon que son más suaves para los dedos que las de acero de la acústica.

Claro está, os hablo de una opción para aprender a tocar guitarra de forma más confortable y ejecutar sonidos melodiosos.

Con una guitarra clásica sí que es posible que logréis sacar canciones de tus grupos favoritos de rock, pero si vuestro estilo es muy metalero o vais por los caminos del blues, por ejemplo, este instrumento difícilmente logrará cubrir vuestras expectativas.

La clave en el diseño de la guitarra clásica

En esta parte, es imposible no mencionar al renombrado luthier español Antonio de Torres, quien estableció un antes y un después tanto de la guitarra flamenca como de la clásica.

Y es que además de ser considerado inventor, sus apuestas por un diseño -basado en la geometría- marcaron el hito para lograr un instrumento más fuerte y capaz de conservar un tono claro.

Fijaros en esto.

De Torres se arriesgó con un agujero de sonido más grande y una caja de resonancia más delgada; y para hacer ésta más firme, forró su interior con un patrón de triángulos simétricos utilizando tiras de madera.

En adición a la esencia de su “jugada” geométrica, el español consiguió aportarle aún más armonía a los sonidos ejecutados con la guitarra.

Antes de tocar una guitarra clásica

Además de conocer sus partes, un instrumento musical de cuerda amerita que sepáis desde cómo cogerlo y –por supuesto- la forma en cómo tocarlo, así como factores únicos que lo hacen diferenciarse del resto.

La guitarra clásica no escapa de ello. Y en su caso particular, aspectos como el tono, la técnica y el sentimiento, sellan su identidad.

Comenzando por sus cuerdas de nylon. En adición a que son más suaves para las yemas de los dedos, hacen que la guitarra clásica ofrezca tonos cálidos y redondos, en contraste con los brillantes y agudos de las cuerdas de acero de una guitarra acústica.

Por otra parte, está la técnica. Para tocar una guitarra clásica de forma correcta, es necesario hasta que vuestras piernas tengan una posición especial.

¿Las piernas? Pues, sí.

Aunque son vuestras manos las que están al mando de la ejecución del instrumento, es recomendable que vuestras piernas estén separadas y la rodilla izquierda yazca a mayor altura que la derecha.

Todo eso, tanto para equilibrar la guitarra, así como colocar el cuello del instrumento en un ángulo de 45°, para un mejor movimiento de la mano derecha y ágil navegación de la mano izquierda por los trastes.

Obviamente, en caso de tratarse de una guitarra para zurdos, es el mismo beneficio, pero al contrario.

Antes de comprar una guitarra: Partes y terminología

Tal y como os he apuntado anteriormente, es importante que conozcáis las partes del instrumento que vayáis a tocar; esto, además de la terminología ligada a él. Y no solamente por hecho de cultura general, sino porque de esa “sabiduría” podríais lograr comprar una guitarra de buena calidad.

Lo primordial, es que tengáis claro que existen dos tipos de construcción de guitarra: de fábrica y de luthier (hechas a mano). De la segunda, surgen los modelos de concierto y estudiantes. Son de mejor calidad frente a las de fábrica.

Por otra parte, se menciona al modo de construcción: laminada o de madera maciza. Con la primera, sí que se obtiene una guitarra fuerte y estable, pero no tan resonante como una guitarra construida en madera maciza.

Y hablando de material, otro aspecto ineludible son los tipos de madera, ya que le aporta al instrumento su identidad tonal. Por ejemplo, una guitarra construida en picea ofrece un sonido más brillante y claro que el cedro.

No obstante, no sobra que tengáis en cuenta que las mejores guitarras de concierto o de estudiante -ya sea de construcción laminada o sólida- cuentan con tableros de cedro macizo o abeto, diapasones de ébano, respaldos y laterales de palisandro.

Concerniente al mecanismo de afinación, lo más deseable es que sea muy preciso. Por ello, los mejores clavijeros están desarrollados a partir de composiciones metálicas que van desde latón fino chapado a latón más fino y acero carbonizado.

Ahora bien. Luego este recorrido, vamos a por la terminología para cada aspecto.

Caja de madera contrachapada

Está elaborada a partir de tres capas finas de madera pegadas; de ella, normalmente la superior muestra granos regulares, mientras que las dos capas restantes son de menor calidad.

Caja de resonancia sólida

Desarrollada en un único espesor de cedro o abeto, es más flexible que la caja de madera contrachapada y proporciona una mayor resonancia y volumen.

Partes posteriores y laterales

Pueden ser laminadas o sólidas. Generalmente, las guitarras de concierto son fabricadas con partes laminadas para conseguir mayor estabilidad.

Longitud de la secuencia

Está representada por la distancia entre la cejilla y la selleta; o sea, la sección donde la cuerda vibra.

En la actualidad, la longitud estándar de casi todas las guitarras de concierto y de estudio es de 650 mm, medida por la que apostaron los luthiers hace 40 años para lograr volumen más fuerte.

Cejilla y selleta

Los dos puntos en los que descansa la cuerda.

Lo más deseable es que la guitarra venga con selleta y cejilla de hueso, ya que además de ser más duro, ofrece significa capacidad de respuesta.

Diapasón

En guitarras de mejor calidad, el diapasón está construido en ébano por ser más denso y resistente que el palosanto indio; este último, generalmente utilizado en guitarras menos costosas y teñido de negro.

Clavijero

Se puede conseguir desde formato de construcción ligera hasta de alta resistencia; y su calidad, está intrínsecamente relacionada con los atributos de la guitarra en general.

Precisión y durabilidad son las principales propiedades del clavijero a considerar.

Vais a comprar una guitarra, pero ¿para qué?

En caso de que sea definitivo vuestro deseo de comprar una guitarra, es necesario que tengáis claras vuestras pretensiones con el instrumento; por ejemplo, su es para tocar por pasatiempo o porque queréis avanzar a nivel profesional.

Si es lo segundo, tendrá mucho sentido que no tengáis contemplación al momento de pagar por una guitarra sólida de buena calidad, ya que una guitarra barata –por naturaleza- es menos resonante.

Además, si os visualizáis tocando en una sala de fiestas, en la iglesia u otro escenario exterior, os vendrá de guinda comprar una guitarra electroacústica.

¿Qué considerar antes de comprar la mejor guitarra clásica?

Lo principal, es vuestro presupuesto. Es ley que las guitarras de buena calidad no son baratas, pero suenan y se ven mejor que las guitaras menos costosas.

Y en adición, coged dato de estas cuatro claves a continuación.

¡Cuidado si brilla mucho!

En el mercado pudierais toparos con una guitarra asequible y con acabado tan estupendo que hasta lograría flecharos a primera vista.

No obstante, se trata simplemente de muchas capas de barniz para “maquillar” los materiales no muy buenos con los que están hechas casi todas las guitarras baratas, y que a la final lo que causan es que la madera se sofoque y sea incapaz de producir sonidos vibrantes.

Cuestión de grosores, formas y alturas

Aunque no sepáis alguno de los acordes básicos, comprobad si la forma y grosor del cuello os aporta comodidad. Al igual que la altura de las cuerdas sobre el diapasón, ya que también influye en lo confortable o no al momento de tocar.

Acerca las manos que construyeron la guitarra

Aspecto que os he asomado en líneas anteriores. La calidad de la guitarra tiene su génesis en quién, cómo y con qué fue elaborada.

El precio de guitarra barata surge de materiales económicos y mano de obra no especializada. Dicha guitarra podrá ser tocada y sonará, pero obviamente tendrá detalles que no estarían a la par de ambiciones musicales de altura.

Os hablo de trastes sin pulir, clavijeros mal ajustados, deficientes uniones con pegamento, entre otras cosas.

Todo esto, al contrario de lo que pasa con una guitarra de buena calidad, que además de lo que está a simple vista, también cuenta con ajustes y acabados en su interior.

¡Atención con la temperatura y humedad!

Es un hecho que todo instrumento musical es vulnerable a la acción de agentes externos. Una guitarra no se salva de esto; y más, porque está hecha de madera.

Factores como la temperatura y la humedad, podrían ocasionar el deterioro y hasta rupturas si no tenéis el debido cuidado.