Las 5 Mejores Guitarras Acústicas Para Aprender A Tocar Sin Aturdir Vuestro Bolsillo

Tras mi decisión de incursionar en el mundillo de las 6 cuerdas, además mejores-guitarras-acusticasde acordes y punteos, logré aprender cómo distinguir y comprar la mejor guitarra acústica, sin necesidad de gastar todos mis ahorros.

Os hablo de una guitarra de buena calidad –y en la lista de menos costosa– cuyo sonido no me ha decepcionado, en comparación con la primera que me recomendó un colega.

No le guardo rencor a aquella guitarra, pero además de cara y sonido decadente, su gran tamaño me producía una tensión apocalíptica en la mano al armar los acordes y en los brazos. ¡Qué frustrante!

Las mejores guitarras acústicas

Hablaros de una marca o modelo específico sería especular, ya que la mejor guitarra acústica es la que os sea tan confortable que siempre os convide a tocarla por largo rato y sin fatiga alguna.

O sea, la guitarra cuya construcción os brinde un excelente sonido y no os líe en su ejecución, además que compagine con vuestros gustos y estilos, y que os garantice aguantar la caña hasta que seáis unos cracks.

Fijaros en la comparativa de guitarras acústicas, a continuación, donde os reseñamos varios ejemplares que os podrían ir de guinda.

#1 Guitarra acústica F310PTBS Yamaha

Viene con dotado kit, incluyendo funda

REBAJADO
Yamaha F310PTBS -...
39 Opiniones

Si bien no merece la pena gastaros una fortuna en la primera guitarra, con este modelo de Yamaha tenéis la oportunidad de acariciar una experiencia de gama alta a precio asequible, gracias a su diseño en cuerpo de picea y meranti que ofrece sonido brillante y resonante.

 

#2 Guitarra acústica DR-100 Epiphone

Con estupendo acabado Vintage Sunburst

Esta guitarra os saluda luciendo cuerpo acorazado con tapa de pícea, caoba atrás y a los lados, así como palosanto en puente y diapasón, una combinación de tonewoods con la que lograríais tonos ricos y vibrantes que cuajan con casi todos los estilos de música.

 

#3 Guitarra acústica V50NJP-NT de Ibanez

En pack para principiantes que promete en calidad-precio

Como instrumento musical de iniciación, este modelo va de maravilla porque aparte de la funda de transporte y accesorios que incluye, esta guitarra os ofrece la oportunidad de experimentar con sonidos de calidad sin sacrificar vuestro presupuesto.

 

#4 Guitarra acústica de CNBLUE

Viene con cutaway y dotado kit

Este modelo os sería como caído del cielo si ambicionáis componer vuestra primera canción en rock o tocar la de vuestro grupo favorito de metal, ya que el cutaway os permitiría sacarle el jugo a las cuerdas metálicas -que incorpora- desde los trastes inferiores.

 

#5 Guitarra acústica Ts-ideen

Una opción muy asequible para aprender

Modelo cutaway que seguramente no os decepcionaría en cuanto a relación calidad-precio se refiere, pues, ha sido dotado con lo necesario para garantizaros lograr sonidos cálidos y cómoda navegación entre los trastes.

 

¿Por qué es importante considerar el tipo y tamaño del cuerpo de la guitarra?

Si estáis en miras de aprender a tocar guitarra y aún no tenéis una, son varios los aspectos que debéis tener en cuenta antes de comprar este maravilloso instrumento musical.

Además de las cuerdas –de lo que os hablaré más adelante- entre otros detalles, el cuerpo de la guitarra es uno de los factores determinantes.

Y es que una marca, estilo o tipo de madera del cuerpo, no os garantizará vuestro progreso en la ejecución de la guitarra, sino la comodidad que logréis al sostenerla entre vuestros brazos, manos y dedos, en adición a lo viable de tocarla de pie o sentados.

A modo de cultura general, es bueno que tengáis claro también que el tamaño del cuerpo de una guitarra acústica estándar es mayor que el de una guitarra clásica, y va desde cuerpos de 3/4, de guinda para niños, hasta jumbos, para los muy grandes.

Ofertas de guitarras acústicas

¿Cuál es el mejor modelo de guitarra?

En esta parte, ni el mejor guitarrista del mundo tendría la última palabra. Únicamente, vuestros gustos y estilos podrían guiaros en escoger el modelo que no solo os enamore a primera vista, sino que os convide por siempre a tocar la guitarra.

Os hablo de diseños de caja, colores y otras peculiaridades que harán de esa guitarra que escojáis mucho más que vuestro instrumento musical, sino que también el reflejo de vuestro estilo de música; o sea, algo así como una tarjeta de presentación.

¿Cómo afecta la madera en el sonido de la guitarra?

En el universo de las guitarras -sean acústicas, electroacústicas, eléctricas o clásicas- es imposible que no estéis al tanto acerca de las maderas con las que están elaboradas, ya que de ellas dependerá el tono y la resonancia del instrumento.

No en vano en inglés se les denomina “tonewoods” –maderas de tono, en español- ya que hasta su densidad (desde muy dura hasta muy blanda) mejora la calidad musical de la guitarra o de cualquier instrumento de cuerda.

Para daros muestra de todo esto, fijaros en las virtudes de las cuatro maderas de tono más comunes que hallaréis en el mercado: picea, caoba, palosanto y arce.

Picea (Spruce)

Además de marcada resistencia, la picea es una de las tonewoods más populares, ya que tiene capacidad de adaptarse a variedad de estilos, a la par de mantener la integridad auditiva inicial, incluso en volúmenes bajos.

Caoba (Mahogany)

Se trata de una madera fina que se ha ganado su sitial entre reconocidos fabricantes de guitarras porque ofrece sonidos cálidos y limpios, tanto en tonos medios como bajos. Y para los ejecutantes, la caoba va de guinda en el hard rock y metal.

Palosanto (Rosewood)

Se trata de una madera famosa, codiciada y también costosa, usada más que todo para construir diapasones. Su sonido cálido la hace estupenda para el rock and roll. También es conocida como jacaranda, palisandro, palo de rosa y palo santo de Río; esta última, al referirse a la de origen carioca -muy rara, por cierto-

Arce (Maple)

Es una madera dura y de las más utilizadas en la construcción de mástiles. Entre los ejecutantes, el arce es ambicionado por su capacidad de ofrecer sonidos brillantes y acampanados.

¿Por qué algunas guitarras acústicas son más caras que otras?

Si ya os habéis quedado con la boca abierta en varias ocasiones por los diversos precios de guitarras –desde las más baratas hasta las muy caras– os aseguro que no es por capricho de mercado.

La verdad es que son muchísimos los factores que influyen en que una guitarra sea menos costosa que otra, incluso, a niveles extremos.

Partiendo del lugar y de qué manera fue construido el instrumento, ya es un aspecto de impacto. Por ejemplo, es muy posible que una guitarra “made in USA” –a mano- os cuesta más que una hecha en otro país.

En adición, está la madera con la que fue fabricada la guitarra. Si es una de las que os he reseñado arriba, entre otras reconocidas, así como detalles del grano y acabado, por nombrar algunas peculiaridades, la guitarra tendrá un costo mucho menos asequible al de una guitarra hecha con madera laminada o serie de capas.

El porqué de ello tiene su génesis en las propiedades de sonido que ofrece. Claro está, si un ejecutante apetece características de sonido de tapa sólida que no vibre por completo, una guitarra de madera laminada le irá bien.

 

¿Qué buscar en una guitarra acústica?

A la par de que en el mercado hay kits de guitarra para principiantes que incluyen todos los “juguetitos” para comenzar a tocar (correa, afinador, cuerdas adicionales, púas –quizás- y obviamente la guitarra) hay aspectos a los que no debéis perderle el rastro.

Tipo de cuerpo

De este factor dependerán la calidad tonal del instrumento y vuestra comodidad al tocarlo. Tenéis la posibilidad de elegir entre una nutrida gama de diseños de corte –único o doble- y tamaños –desde la guitarra más pequeña a la más grande-

Apostad por aquel cuerpo que os haga cómoda la posición inicial, así como el armado de acordes en los trastes superiores.

Soluciones electrónicas

En caso de que ambicionéis tocar la guitarra en lugares abiertos o más grandes que vuestra habitación o sala de la casa, podríais apostar por una guitarra electroacústica que cuente con pastillas y preamplificadores.

Incluso, hay guitarras muy bien dotadas con micrófono y ecualizador, entre otros plus.

¿Mástil ancho o estrecho?

También llamado brazo o cuello, al igual como pasa con el tipo y tamaño del cuerpo, el ancho y grosor del mástil de la guitarra determinará vuestra comodidad al tocarla. Y en esta parte específica, el tamaño de vuestra mano tendrá “la última palabra”.

Trastes

Son esas barritas metálicas distribuidas en el cuello de la guitarra e incrustadas en el diapasón; y en el espacio entre ellas se marcan las notas.

Por lo que si la distancia entre dichas barritas no es la adecuada -así la guitarra esté bien afinada- os tendríais un literal trasto en vuestras manos.

Madera (Tonewood)

Quizá estéis pensando que el tema de la madera va en miras a ser agobiante, pero es que es imposible que no os fijéis en este aspecto al momento de elegir una guitarra acústica.

Es ley: la madera es determinante en la calidad tonal de una guitarra acústica.

Mecanismo de afinación

Echadle un vistazo a las clavijas, en la cabeza de la guitarra. Son las piezas fundamentales para afinar la guitarra y las hay en versiones abiertas y cerradas; estas últimas, generalmente resistentes al óxido y elementos corrosivos del entorno y no ameritan tanto reemplazo ni mantenimiento.

Puente y diapasón

Pese a que son mínimos los efectos que tienen sobre el sonido los materiales usados para el puente y diapasón, sí que se marca la diferencia cuando además de ser de madera están bien combinados con la usada en el cuerpo de la guitarra.

Acabado

Más allá de lo estético, el acabado determina el modo en el que vibra la madera.

Son diversos los tipos de acabado; y al tener claro qué es lo que queréis tocar, se os haría menos tedioso elegir la guitarra apropiada.

¿Guitarra con cuerdas de nylon o acero?

Pese a que para principiantes las cuerdas de nylon proveen una sensación más confortable que las de acero –por aquello de la tensión- todo dependerá del estilo de música que estéis planeando tocar.

Por ejemplo, para pop, rock y blues, van de guinda las cuerdas metálicas; mientras que para el flamenco, música clásica o géneros similares, las cuerdas de nylon son las más adecuadas.

¿Qué evitar al comprar una guitarra acústica?

¡Al plástico! Sí, evitad comprar una guitarra que cuyo puente, clavijas u otra de sus partes sea de plástico. Primero, su durabilidad estaría en tela de juicio; y segundo, pone en riesgo el tono y sustain del instrumento.

¿Qué considerar al comprar una guitarra acústica para niños?

El tamaño es el aspecto fundamental.

Por ejemplo, para críos desde 2 hasta 5 años, una guitarra de 1/4, mientras que para chiquillos de 5 a 8 años, de tamaño 1/2.