Desodorantes Vs Antitranspirantes: ¿Cuál Protege Tus Axilas del Mal Olor?

La polémica protagonizada por los mitos y realidades entre desodorantes y antitranspirantes, nos ha llevado a escudriñar en cuanto a sus propiedades y diferencias.

Lo cierto es que ambos son de larga trayectoria, reúnen ingredientes que  nos ayudan a preservar la higiene y en especial a ganar la batalla que surge a causa de las bacterias.

Afortunadamente existe uno para cada tipo de persona, por lo que no hay excusas para padecer de malos olores o exhibir exceso de sudor.




¿Cuál es la diferencia entre antitranspirante y desodorante?

desodorantes

Aunque estos dos productos son elaborados para garantizar la higiene de nuestras axilas y nos ayudan a mantenernos protegidos durante todo el día, guardan una especial diferencia en los ingredientes que se utilizan durante su  proceso de fabricación.

En el caso de los desodorantes, incluyen en su lista de compuestos a agentes antibacterianos con el propósito de bloquear la aparición de microorganismos, los cuales son muy comunes una vez que el cuerpo empieza a sudar.

Como estamos hablando sobre el cuidado que debemos ofrecer a este espacio cerrado, húmedo y que agrupa glándulas sudoríparas, es común que se requiera el uso de un desodorante básico y así evitaríamos recrear episodios sociales incómodos acausa de malos olores.

Es por ello que entre sus componentes combinan alcohol etílico, bicarbonato de sodio, almidón de maíz, ciclometicona y una fragancia suave, acorde al sexo, que nos permiten sentirnos limpios y cuidados.

Cuando hablamos de los antitranspirantes, estos siempre incluyen el aluminio en su fórmula, debido a que es el componente que logra detener la fuerte sudoración en esta parte del cuerpo.

Si  revisas las etiquetas de los productos que ya has comprado, podrás visualizar y comparar la gran variedad de aluminio que se utiliza en este artículo básico de aseo personal.Los más comunes son: clorhidrato de aluminio, triclorohidrex glicina de aluminio, zirconio, hidroxibromuro de aluminio, sulfato de aluminio, clorohidroxi lactato de aluminio y sodio.

¿Cómo trabajan?

Los desodorantes  logran detener  el mal olor pero no tienen la potencia suficiente para disminuir la fuerte sudoración. Puedes aplicarlo a primera hora del día, después del baño habitual, y si por la tarde acostumbras realizar una actividad física, sería ideal que lo vuelvas a utilizar. De esta manera estarás evitando que se genere un lío con los malos olores.

En el mercado puedes encontrarlos diferentes presentaciones, independientemente de su marca. Están los líquidos  conocidos como bolitas, en barra o aerosoles. Para determinar cuál escoger, solo deberás precisar tu gusto y el que creas más cómodo y práctico de emplear.

En el caso de los antitranspirantes, estos trabajan para evitar que generes en tus prendas de vestir desde pequeños hasta grandes aros de humedad en el área de la manga, que más allá de generar molestias vulneran la apariencia.

Son el mejor aliado para quienes por razones de tipo hereditario, hormonal o fuerte ejercicio físico, producen mucha transpiración. Con solo una aplicación tendrás garantía de protección, pues afortunadamente tienen un radio de acción de 12 a 24 horas continuas.

El gel transparente y los aerosoles son el tipo de presentación más común de este tipo de producto. Por los avances de los laboratorios, los fabricantes han logrado una perfecta combinación de desodorantes con antitranspirantes y ante su buena reputación, gozan de la preferencia de damas y caballeros.

Desodorante

Por si no lo sabías, fueron los primeros en comercializarse y son sustancias que nos ayudan a prevenir la aparición de bacterias en áreas húmedas y calientes. De acuerdo a su composición, se pueden aplicar debajo de los brazos o en los pies. Lo importante de su uso es que combate a los microorganismos comunes en estas zonas y que tienden a producirse con rapidez, originando el mal olor.

Debido a que casi siempre contienen alcohol es considerado como un producto cosmético. Es importante que tomes en cuenta la posibilidad de que este ingrediente genere alguna reacción alérgica. En pieles sensibles se reportan brotes rojizos que pueden causar escozor o leves quemaduras.Por otro lado, toma en consideración que los fabricantes recomiendan no colocarlos después del rasurado.

Si deseamos que su acción sea 100% eficiente, lo más idóneo es conservar una dieta sana, libre de alimentos fuertes o muy condimentados, usar ropa de tejidos ligeros, además de cumplir con la rutina diaria de baño y cambio de ropa.

Como tip para la perfecta acción de los desodorantes, puedes complementar con el uso de los jabones antisépticos, los cuales también cuentan con propiedades de control bacteriano.

Antitranspirante

Aunque muchos consideran alantitranspirante como una cualidad que se ha agregado a algunos desodorantes, estos productos nos ayudan a frenar de manera sencilla e instantánea la fuerte sudoración que se produce debajo de nuestros brazos. La razón, es que logran bloquear los poros que se encuentran en esta delicada área del cuerpo.

Es bueno que sepas que siendo la transpiración una reacción natural del cuerpo cuando se somete a altas temperaturas, la FDA ha calificado a los antitranspirantes como un medicamento. Es común que el fabricante incluya aloe vera, aceite de coco y otras sustancias naturales, para ofrecerles a sus clientes un producto que garantice resultados alucinantes.

Es por ello que se le atribuyen varias cualidades. Algunas de ellas son: secado rápido, sensación de frescura, menor riesgo en el manchado de la ropa y la disponibilidad de una amplia gama de agradables fragancias.

Vale acotar que si observas que llevas cierto tiempo aplicando antitranspirantes sin obtener un resultado favorable, lo más indicado es suspender el uso y acudir a una consulta con un especialista, para que realice un chequeo e indique cual es el procedimiento que debes realizar hasta normalizar la situación. En algunas personas, la fuerte transpiración puede fácilmente confundirse con un cuadro de hiperhidrosis, hipertiroidismo o diabetes.

¿Qué producto debería elegir?

antitranspirantes

Esta respuesta es muy individual y deberá regirse de acuerdo a tus hábitos y características fisiológicas. Por ejemplo, si estás buscando un producto que frene la aparición de los malos olores y que muchas veces contaminan tu ropa, selecciona un buen desodorante antibacteriano.

En caso de que solo desees un refrescante aroma para mantener la frescura durante todas  las actividades diarias, escoge aquellos de fórmula básica, con fragancia floral o neutra. Si por el contrario, tienes la necesidad de detener la fuerte sudoración, cerciórate de comprar un producto que contenga cloruro de aluminio y te ayude a frenar la transpiración.

Como se han divulgado muchos mitos vinculados con el tema cancerígeno y que han sido desmentidos en su momento por los gigantes de este mercado, muchas personas han optado a preparar mezclas caseras que realizan perfectamente su función pero que quizás no brindan la durabilidad deseada. Por esa razón, es una opción que podrías tomar solo si vas a permanecer en casa.

Por otro lado, recuerda que como se trata de un área muy delicada que mayormente obedece a patrones hormonales y genéticos, se debe revisar minuciosamente los elementos que se exhiben en las etiquetas además delas opiniones de sus compradores, con la intención de que tu selección sea la mejor.

Es recomendable el no dejarse llevar por marcas, precios, botes o promociones. Apégate a aquellos cuya acción sea garantía de salud y tranquilidad en todo momento.

¿Necesito usar las nuevas y más fuertes fórmulas clínicas antitranspirantes?

No necesariamente debes tener en casa una fórmula clínica fuerte para tratar la transpiración y la aparición de bacterias. Estos productos solo debenaplicarse en caso de que haya una recomendación médica, que exija ampliar la eficacia de cada uno de los ingredientes que contienen los desodorantes o antitranspirantes.

Las opciones que encontramos en el mercado se adaptan a las necesidades básicas del consumidor y los casos especiales deben referirse a los laboratorios, quienes son los especialistas y certificados para hacer preparados clínicos más potentes.

Sin embargo, hay alternativas provechosas que incluyen cicatrizantes, antibióticos y emolientes,  por ejemplo, los cuales ayudan a atender otras situaciones que van más allá de los olores o excesiva sudoración. En este caso debe mantenerse la supervisión médica y su uso no debe excederse al tiempo prescrito.

¿Es realmente seguroel usar antitranspirantes y desodorantes?

Los desodorantes y antitranspirantes datan de los años 1888 y 1903, respectivamente. Ha pasado más de un siglo y a la fecha no se ha determinado científicamente que hayan sido causantes de alguna enfermedad o patología de importancia.

Se ha divulgado y especulado que los productos antitranspirantes pueden ocasionar el cáncer de mama, por el cierre de poros y  la gran acumulación de toxinas, aseveración que no ha sido avalada por algún experto en el área.

El efecto más adverso pudiese ser salpullido,  ardor, o enrojecimiento, a causa de una alergia que haya despertado alguno de los ingredientes. Esto pudiese solucionarse seleccionando productos sin alcohol y parabenos, utilizado como principal conservante de las fórmulas químicas.

Muchas marcas cuentan con certificaciones dermatológicas para posicionarlas entre los consumidores. Sin embargo,los desodorantes más sencillos no tienen contraindicaciones y pueden ser usados en cualquier tipo de piel.