Descubre Los Deportes Más Efectivos Para Quemar Calorías

Si quieres quemar calorías mediante alguna práctica deportiva, has elegido el camino correcto porque cualquier deporte será el mejor aliado para mantener el peso adecuado, y además una salud en óptimas condiciones.

La quema de calorías con actividad física puede ocurrir incluso después de terminar la práctica, pero depende del deporte que selecciones.

Si quieres añadir una dosis de sol; te conviene un deporte al aire libre, pero si prefieres el movimiento controlado y sistemático de cada grupo muscular, elige el gimnasio correcto.

Otra variable a considerar será la preferencia por un deporte en equipo o recreativo.




Natación

natación

Se pierden de 500 a 800 calorías/hora con este ejercicio de cuerpo entero que no sólo ayuda a perder peso sino también a tonificar músculos y piel sin importar la edad que se tenga.

Su mayor virtud es que no causa impacto articular e implica el mínimo riesgo a sufrir lesiones. Suele practicarse en espacios abiertos y no hace falta nadar a velocidades competitivas para ver los beneficios.

Si tienes la oportunidad de nadar, comprobarás el enorme gasto calórico que implica, y lo mejor es que la fatiga no te hará sudar o sentir un calor sofocante.

Trotar

Una carrera moderada y constante es capaz de consumir entre 550 y 900 calorías/hora, así que puede ser la forma más rápida de gastar energía y eliminar la grasa localizada.

Para reducir el impacto sobre las articulaciones, conviene calentar y estirar los músculos. Sentirás los resultados en tu capacidad cardiopulmonar, y también los verás en abdomen y núcleo.

Otra recomendación de los expertos implica comenzar poco a poco, mantener un ritmo constante y subir la intensidad sólo cuando esté por culminar el tiempo de entrenamiento. Eso será un quemador de calorías y grasa seguro.

Tenis

Si buscas una opción más divertida, el tenis te ayudará a quemar entre 600 y 900 calorías por hora, mientras tienes el desafío de devolver la pelota al oponente de acuerdo a las reglas del juego.

El ritmo del tenis puede ser muy intenso, por eso conviene hacer un estiramiento previo, un buen trabajo de calentamiento  y otro estiramiento posterior para evitar molestias en ligamentos y músculos.

Piernas, brazos y núcleo estarán en constante movimiento, así también verás mejoras en la flexibilidad, resistencia y velocidad de reacción.

Fútbol

soccer

El llamado “deporte rey” es otra alternativa para dejar entre 600-900 calorías en el campo por cada hora de entrenamiento. Hablamos de un deporte en equipo que también permite la posibilidad de socializar y pasar un buen rato.

Aunque puede ser rudo, su popularidad ofrece un abanico de alternativas para practicarlo, que van desde la posibilidad de armar un equipo propio con personas afines en habilidades deportivas, hasta sumarse y encajar en algún equipo local que comparta el deseo de divertirse y a la vez mantenerse en forma.

Subir escaleras

Es otra práctica que nos ayuda a perder entre 650 y 900 calorías por hora cuando se mantiene una velocidad constante.

Subir escaleras implica un movimiento ascendente que ayuda a cuidar la salud cardio-respiratoria y músculo-esquelética, por eso cada vez más personas ignoran el ascensor y usan las escaleras como campos de entrenamiento con resultados rápidos y notables.

Lo primero será mantener el ritmo y luego se pueden agregar algunos desafíos para potenciar el resultado del ejercicio.

Hockey sobre hielo

También se pueden perder 650-900 calorías/hora con este deporte de competencia en equipo que suele demandar un gran gasto de energía, concentración, capacidad de reacción y de conexión con el resto de los jugadores.

Aunque no es tan popular en las zonas menos frías ni se puede practicar en espacios abiertos, el hockey sobre hielo es muy efectivo para quemar calorías rápida y eficazmente porque combina el trabajo del patinaje con la acción de la competencia.

Artes marciales

artes-marciales

Cualquier deporte vinculado a las artes marciales te ayudarán a quemar entre 700 y 1100 calorías por hora. Eso indica que es el más eficaz de la lista, y seguramente se debe a la cantidad de actividades que obligan movimientos rápidos y muy diversos.

La intensa actividad física de las artes marciales ayuda a mantener la tonicidad y firmeza de todos los grupos musculares y la piel, no importa si se trata de judo, karate o tae kwon do, cualquiera ayudará sin que sea necesario u obligatorio el combate competitivo.

Saltar la cuerda

Esta práctica propia del sistema de calentamiento, por sí sola es capaz de reducir el conteo entre 700 y 1100 calorías/hora.

Hablamos de un ejercicio intenso que permite controlar el ritmo y la intensidad del trabajo físico, mientras trabajamos todo el organismo y ayudamos a cuidar la salud, especialmente de los sistemas circulatorio y respiratorio.

Aunque se usa para calentar antes de entrenar, el salto en sí mismo es un potente ejercicio para desarrollar fuerza y resistencia en todos los grupos musculares porque se pueden añadir movimientos que incrementan el trabajo.

Kickboxing

Otra fórmula infalible para quemar entre 580 y 870 calorías/hora es la práctica del kickboxing, un deporte que implica un trabajo corporal muy intenso desde el calentamiento.

Las extremidades inferiores y superiores están en constante movimiento mientras el núcleo debe mantenerse apretado y tenso para facilitar el control en la flexión y estiramiento que implica cada movimiento.

Los expertos recomiendan alternar pequeños descansos de 30 segundos por cada 90 segundos de trabajo intenso. Una forma de llevar el entrenamiento hasta el final.

Intervalos de ciclismo

ciclismo

Se estima que se utilizan entre 570 y 850 calorías en cada sesión de entrenamiento de intervalos de ciclismo en los que se conduce a muy alta intensidad sostenida, o cuando se introducen en el tiempo que dura un paseo cotidiano.

Esa fórmula nos permite desarrollar el conocido Epoc, o el consumo de oxígeno post-ejercicio, que garantiza la quema de calorías incluso cuando estamos descansando.

La combustión posterior de oxígeno obliga a hacer un gasto calórico al finalizar una práctica deportiva anaeróbica o que combina intervalos de alta y baja intensidad.

Aunque en el caso del ciclismo se trabaja principalmente en la parte inferior del cuerpo, la quema de calorías influye en todo el organismo y sus índices de peso, masa muscular y grasa corporal.

Circuito de kettlebell

Si se pierden entre 550 y 820 calorías por hora, el circuito es muy efectivo para cumplir el propósito, sobre todo porque su práctica también produce el efecto Epoc y la quema de calorías se extiende hasta 36 horas después de terminar.

Es importante preparar el circuito para eliminar la necesidad de detenerse y descansar al pasar de un ejercicio a otro, así como mezclar el trabajo muscular entre la parte superior y la parte inferior del cuerpo para intensificar su efecto.

Considera también descansar pequeños intervalos de tiempo entre una secuencia y otra, a fin de evitar el desgaste innecesario.

Bicicleta estacionaria

Son 500-740 calorías menos si trabajamos a un ritmo vigoroso. Nada mal, ¿no?, y más si lo hacemos en la comodidad de nuestra casa, frente a la tele y viendo la serie favorita del momento.

Los expertos recomiendan hacer rutinas con intervalos que ayuden a construir un Epoc durable para lograr el objetivo más rápidamente.

Específicamente se recomienda comenzar con 10 segundos de pedaleo intenso y mantenerse otros 50 segundos a un ritmo suave. En el siguiente minuto, el pedaleo intenso debe durar 15 segundos, por 45 de trabajo suave. Luego 20 contra 40, y así sucesivamente hasta completar el tiempo de la meta diaria.

Máquina de remar

Se estima un gasto calórico de entre 480 y 710 calorías/hora si se trabaja con la máquina a 150 vatios de potencia.

Esta máquina también permite incrementar el trabajo físico y el Epoc si se agregan intervalos de trabajo muy rápido durante un minuto, con períodos de descanso que no superen los 30/60 segundos, según el caso y la intensidad del trabajo.

Además de tiempos de descanso y trabajo, se recomienda alternar con ejercicios para la parte inferior del cuerpo, como las sentadillas o el salto de cuerda.




Entrenamiento de fuerza

Este es el rey del Epoc. El trabajo de fuerza tiene la capacidad de ayudarnos a perder entre 300 y 500 calorías/hora porque se pueden trabajar los grupos musculares o algún área específica hasta causar su total agotamiento, y no del modo tradicional de series con 10 o más repeticiones.

Ese cansancio muscular hará que la quema de calorías se extienda en el tiempo, con lo cual se incrementa la eficacia del ejercicio.

Si se trabajan movimientos compuestos de varios grupos musculares, se aumenta notablemente su efectividad para quemar calorías durante y después del entrenamiento.

Un ejemplo recomendado es el trabajo de piernas y zona abdominal en una misma secuencia.

Racquetball

Son 600 calorías menos por cada hora de trabajo frente a la pared. El racquetball nos ayuda a incrementar los niveles de fuerza y resistencia, principalmente en la parte inferior del cuerpo.

Por otra parte, es una oportunidad estupenda para trabajar la capacidad cardio-respiratoria, y con ella toda la salud corporal. Recordemos que el oxígeno es transportado por la sangre a todas las células del cuerpo, así que el beneficio es total.

Como en todos los deportes aeróbicos de gran actividad física, la recomendación sigue siendo el calentamiento y estiramiento previo a la práctica, en la que veremos fortalecidas las piernas y todo el área central, mientras se gana flexibilidad, agilidad y equilibrio.

Baloncesto

bascketball

La dinámica del baloncesto nos ayuda a perder cerca de 600 calorías/hora. Este deporte de equipo es muy útil para ganar flexibilidad y resistencia muscular, cardíaca y respiratoria.

En este caso también se aplica la recomendación del calentamiento previo, a fin de evitar que la intensidad del trabajo en la cancha arruine la salud articular.

Es un deporte exigente que demanda cierta preparación física para evitar que la intensidad y velocidad de los movimientos causen alguna lesión corporal. Sin embargo, es innegable su beneficio incluso en la capacidad de coordinar movimientos entre el cuerpo y la vista, muy útil en el lanzamiento al aro.

Esquí de fondo

esquiar

Estar en la nieve activa el metabolismo, así que el esquí de fondo es magnífico para quemar cerca de 500 calorías/hora.

Las variantes en el terreno ayudarán a construir un trabajo de intervalos que además activará el Epoc. Como ya sabéis, esa quema de oxígeno posterior al ejercicio implica un gasto calórico que se extiende en el tiempo, incluso después de terminar el entrenamiento.

¿Y quién no quiere perder calorías mientras duerme? Seguramente todas las personas que luchan contra metabolismos lentos, verán en el esquí de fondo una oportunidad de activarse desde adentro y sacarle partido a toda su energía.

Bailar swing

Este movido baile de salón tan popular en las primeras décadas del siglo pasado está en tendencia porque ayuda a eliminar unas 400 calorías por cada hora de baile.

El swing dancing es una actividad moderada que contribuye a desarrollar la resistencia, la fuerza y la flexibilidad, sobre todo la zonas abdominal, lumbar, sacro, etc.; o sea, en todo el área conocida como núcleo en la jerga deportiva.

Es un entrenamiento aeróbico más o menos intenso que además de ayudarte a estar en forma, seguro te divertirá muchísimo y te ayudará a trabajar en equipo.