¿Cómo Lograr Que El Afeitado En Las Axilas Dure Más Tiempo?

Mantener la piel suave, sedosa y libre de vellos es el sueño estético de millones de mujeres, no obstante, las rutinas de belleza para lograrlo pueden resultar agotadoras!

Cuando se trata de una depilación rápida y conveniente, el afeitado es, para muchas, la mejor opción disponible. Sin embargo, lo que fácil llega, rápido se va; rasurar el vello de tu  piel es una solución a corto plazo, en tan solo unas horas tus axilas y piernas volverán a su estado natural.

Para lograr un afeitado más duradero puedes poner practica nuestros consejos, estas pequeñas recomendaciones alargarán el tiempo entre tus sesiones de rasurado y evitarán que pases todas tus mañanas librando la batalla con la afeitadora.




Remueve el vello lo más cerca posible de la raíz

axilas-afeitadas

Para eliminar los vellos cerca de la raíz, es necesario lustrar la piel con un exfoliante corporal, son muy efectivos aquellos productos que contienen entre sus ingredientes: Ácido glicólico, láctico o alfa hidroxi ya que remueven y eliminan por completo las células muertas de la piel, ayudando además a desalojar los pelos encarnados.

Si prefieres no usar productos químicos, una esponja de baño puede convertirse en la aliada perfecta para ayudarte a exfoliar de forma efectiva la piel de la zona que deseas afeitar.

También es importante que al elegir una máquina de afeitar, te cerciores de seleccionar el modelo más adecuado para tu tipo de piel. Por ejemplo, si tu piel tiende a la resequedad, será conveniente elegir una máquina equipada con tiras hidratantes que reduzcan el impacto de cada pasada.

El número y la calidad de las cuchillas puede ser determinante para obtener resultados duraderos, opta por una máquina equipada con al menos 3 cuchillas y recuerda renovarlas con frecuencia.

No te afeites justo antes de nadar

Todas deseamos lucir una piel sedosa y libre de vellos al irnos de vacaciones. Sin embargo, ¿deberías afeitarte justo antes de nadar en la playa o en la piscina? La respuesta va sorprenderte. Si bien todas queremos estar libres de pelos para lucir nuestro bikini favorito, rasurarte antes de nadar no es la mejor opción para tu piel.

El escenario ideal será planificar tu sesión de afeitado para la víspera de tus vacaciones, de esa forma evitarás la irritación de tu piel. Piénsalo. La piscina y la playa no son exactamente ambientes agradables para la piel. Elementos como el sol, la sal, la arena y el cloro pueden ocasionar daños serios al entrar en contacto con los poros abiertos de la piel recién afeitada, enrojeciéndola e irritándola.

Saber cuándo es conveniente afeitarte y respetar esos tiempos puede ayudarte a disfrutar al máximo tus días de verano, evitando la piel sensible e irritada.

Aféitate en los minutos finales de tu sesión de baño

¡Nunca afeites la piel seca! Deje la rutina de afeitado para los minutos finales de la ducha, el calor del vapor del agua ayudará a ablandar el cabello y abrirá los poros de tu piel.

Lava y acondiciona tu cabello, enjabona tu cuerpo y canta un par de canciones antes de empezar con el afeitado. Si prefieres no afeitarte en la ducha, nuestro consejo es humedecer la piel con agua tibia y dejarla actuar antes de afeitarte, otra gran opción es mojar una toalla con agua caliente y dejarla sobre el área por unos minutos.

Recuerda que al eliminar la suciedad y las células muertas primero, estarás facilitando todo el proceso de rasurado, ya que los vellos estarán más blandos y expuestos a la cuchilla, facilitando el corte más cerca de la raíz.

Una vez que hayas terminado la sesión de afeitado, deja correr agua fría  sobre tu piel durante un último minuto antes de salir de la ducha. Aplicar esta técnica sobre tu piel y cabello será de gran utilidad para ayudar a cerrar los poros, dejando la piel suave y manteniendo toda la humedad de la crema depiladora que usas para afeitarte.




Usa un gel de afeitado en lugar de una crema de afeitado

Muchas cremas de afeitar son en realidad espuma de afeitar, y aunque es cierto que suelen ser menos costosas y fáciles de conseguir en el mercado, estos productos no son la mejor opción para acondicionar tu piel al momento del rasurado.

Las espumas de afeitar contienen grandes cantidades de aire en su composición, no obstante, el aire de la fórmula incrementa los riesgos  de irritación y daños sobre la piel, ya que dificulta la separación entre el vello y la dermis, dificultando un manejo preciso y efectivo de la cuchilla.

Un gel de afeitado puede brindarte mejores resultados, estos productos nutren e hidratan la piel en profundidad, ya que las fórmulas suelen estar enriquecidas con vitaminas y aceites esenciales.

Haz el proceso correctamente

axilas

El afeitado perfecto depende fundamentalmente de la preparación y el acondicionamiento adecuado de la piel.

No brindarle a tu piel la atención y los cuidados que necesita antes, durante y después del afeitado puede ocasionar irritación, cortes y vellos encarnados.

Si investigamos un poco, descubriremos que un ser humano contemporáneo se afeitará más de 15.000 veces a lo largo de su vida. En estos casos, probablemente valga la pena cerciorarnos de aprender a hacerlo correctamente.

Para hacerlo de forma apropiada debes usar las herramientas apropiadas y permitir que los poros de tu piel se abran al entrar en contacto con el vapor caliente de la ducha. El siguiente paso consiste en aplicar sobre el área de las axilas un lubricante especial para el rasurado, un gel de afeitado protegerá tu piel de la irritación y la dejará suave durante horas.

Ahora que ya has acondicionado la zona, estás lista para afeitarla. Sujeta la máquina con firmeza mientras extiendes tu brazo por encima de tu cabeza para que la piel del área se estire y facilite el proceso.

El vello de tus axilas crece en múltiples direcciones, si deseas obtener un afeitado más duradero es esencial removerlo lo más cerca posible de la raíz, para lograrlo mueve la cuchilla en dirección opuesta al crecimiento del pelo.

Recuerda usar siempre una cuchilla limpia y afilada, evita presionar la máquina de afeitar con demasiada firmeza sobre la piel, ya que esto puede ocasionar quemaduras e irritaciones.

Nutre e hidrata tu piel tras cada sesión de afeitado

El trabajo no termina tan pronto como salgas de la ducha. Afeitarse es una forma de exfoliación física,  muy similar a usar un exfoliante corporal, y ¿qué deberíamos hacer siempre tras la exfoliación? Ya conoces la respuesta, hidratar a fondo nuestra piel.

En el mercado vas a encontrar una marea de lociones y tratamientos para después del afeitado, estos productos ayudan a reducir el riesgo de irritación y sensibilidad en la piel y proporcionan la hidratación que tanto necesitas, al tiempo que siguen realizando la función tradicional de un after-shave: cerrar los poros y ayudar a matar las bacterias antes de que puedan entrar en los folículos capilares y causar alguna infección.

Elige una loción enriquecida con productos naturales: El aloe vera, el aceite de coco, el aceite de lavanda, la vitamina E y el aceite de jojoba, son reconocidos dentro de la industria estética por sus estupendos beneficios para la piel.

Consulta con tu médico sobre las cremas de prescripción

Los avances en ciencia y tecnología han permitido desarrollar nuevas formulas médicas que retrasan el crecimiento del vello corporal. Sin embargo, estos productos solo pueden ser adquiridos bajo prescripción médica.

Si tienes  un interés especial por probar los efectos y resultados por ti misma, consulta con tu médico especialista o dermatólogo, él podrá orientarte y determinar si cuán beneficiosa puede resultar esta alternativa para ti.