¿Cómo Elegir Las Botas De Seguridad Para Tu Trabajo?

Sentir que puedes trabajar sin la preocupación de que algo pueda hacerte daño es posible, y para ello necesitarás de ciertos artículos especializados. Cada elemento de protección personal es esencial para la correcta ejecución de tus actividades laborales, por ello hemos traído diferentes recomendaciones sobre cómo seleccionar las botas de seguridad correctas de acuerdo a sus funciones, el resguardo y la comodidad que puedan brindarte.




Conoce el tipo de bota que necesitas para tu trabajo

Convengamos que no todas las actividades en el campo laboral son iguales, pues bien, esto mismo ocurre con las botas que debes usar para cumplir con tus tareas. Cada modelo difiere en cuanto a las características que ofrece y deben ser seleccionados en concordancia al tipo de funciones que sueles asumir.

Por ejemplo, aquellos que se mueven en condiciones pantanosas o climas húmedos tienen la opción de recurrir a un calzado resistente al agua, conocidos como botas a prueba de agua, que podrán mojarse intensamente sin sufrir daño alguno.

Si de protección contra golpes o aplastamiento se trata, un buen par de botas con punta de acero es lo más recomendado. Estas tienen la tarea de amortiguar el peso de los objetos que puedan caer accidentalmente sobre el pie tras una mala maniobra, así como la penetración de clavos, reduciendo las posibilidades de que salgas herido.

Las botas con aislamiento extra permiten trabajar en espacios abiertos y bajo los cambios bruscos en las condiciones atmosféricas y de esta manera mantendrás tus pies calientes. Poseen varias capas internas de material con capacidades térmicas que disminuyen la entrada del frío intenso.

Uno de los modelos de mayor demanda en cuanto a botas de seguridad son aquellas fabricadas contra riesgo eléctrico. Se les asignan a todos los electricistas, ya que están fabricadas en PVC o caucho, materiales que evitan la conducción de esta fuente de energía hacia el cuerpo.

Este tipo de calzado es libre de metales, con punta hecha en material compuesto, y cumple con las normativas internacionales para su uso. Puedes verificar estas características ampliamente en sus cajas y etiquetas antes de comprarlas.

Por último, pero no menos importante, tenemos a las botas con capacidad anti resbalante. Si bien la mayoría de las botas tienen un buen agarre, son estas las que aseguran una mayor estabilidad en superficies húmedas, desde naves marítimas hasta pisos con detergente o sustancias viscosas.

Recuerda establecer una comparación entre el tipo de actividad que desempeñes con respecto al cazado que debes adquirir y de esta forma aprovecharás al máximo sus prestaciones sin comprometer tu bienestar y salud.

Escoge una bota que se adapte a tu pie

botas-de-protección

Una de las capacidades principales de este calzado, además de sus propiedades de protección, es la de ofrecer la mayor comodidad posible al momento de ejecutar tus funciones. Lo que buscamos es un modelo ligero, pero que a su vez cumpla con el resguardo de tus pies en todo momento.

Para lograr este cometido es fundamental que las botas seleccionadas tengan un calce perfecto, lo que conlleva a que estas no sean ni muy ajustadas ni demasiado holgadas. Es importante realizar una prueba previa a su compra usándolas con las medias que le acompañarán en cada jornada.

Si te las colocas con un par calcetines de compresión, ten la seguridad que estarán más sueltas que si las llevas con unas de tipo térmico, ya que estas últimas suelen ser gruesas y adicionan un talle superior a tus pies.

El amarrado puede ser tradicional, con cordones de ajuste o combinado con cintas de velcro y sujetadores tipo hebilla. Selecciona el sistema que te permita una liberación rápida de tu pie, sin reducir sus capacidades de protección.

Las plantillas no escapan de esta revisión. Estas deben cumplir con lo establecido en las normas generales para el calzado laboral, con amplias capacidades de adaptación, sin perder de vista sus cualidades de flexibilidad, absorción de humedad, además de ser transpirables.

Al momento de llevar puestas tus botas deberás sentir que tu talón se encuentra ubicado perfectamente, sin obstrucciones o incomodidades de algún tipo. Esto ocurre igualmente con tu empeine, que no debe estar apretado exageradamente por las trenzas ni por la lengüeta del calzado.

El movimiento de tus pies se deberá realizar de forma normal, sin una rigidez incomoda en cada pisada y con la posibilidad de que tus dedos tengan el espacio suficiente entre ellos para doblarse fácilmente.

Si logras encontrar unas botas de trabajo que te ofrezcan la libertad de realizar tus actividades diarias con confort mientras te protegen, ten la seguridad que querrás llevarlas contigo siempre.

Adquiere botas de seguridad ortopédicas

Hay personas que además de necesitar de un buen calzado para el trabajo también presentan condiciones físicas o enfermedades que le imposibilitan el uso de una bota promedio. Para estos casos existen los modelos con fines ortopédicos.

Esta variación ofrece beneficios ligados directamente con la reducción del dolor en los pies, que pueden ser generadas por diversas alteraciones tales como la artritis, la fascitis plantar, martillo, edema y el dolor de los tobillos.

La diabetes constituye también una de las principales razones por las cuales se busca este tipo de bota, que por lo general demanda de forros impermeables y suelas de gomas que brinden comodidad en la pisada. Así se contribuye a mejorar el correcto flujo sanguíneo de los pies, evitando la neuropatía diabética.

La absorción del impacto producido con cada paso es superior a la de cualquier calzado estándar, además de que estas permiten la inserción de plantillas especiales para cada situación. Así ajustarás la posición de tus pies para mejorar tu andar, distribuyendo el peso soportado de forma equilibrada.

Algunas presentaciones admiten su adaptación a las precepciones médicas y a las consideraciones que creas convenientes a tus necesidades particulares, esto podrás lograrlo al contactar a la marca a través de sus diferentes canales de atención al cliente.

Otra de las características que vale la pena resaltar es que se ha dejado atrás el aspecto poco atractivo de los zapatos ortopédicos tradicionales para dar paso a botas de colores y formas variadas, con un estilo moderno que te harán lucir grandioso.

Y no creas que se descuidan las funciones que se buscan en todo calzado para tu protección, ya que podrás encontrar fabricantes que se dedican a lanzar en el mercado modelos con características específicas a las labores que desempeñes, con lo que no tendrás excusas para seleccionar esta alternativa ortopédica, si así lo requieres.

Elige las botas correctas observando sus características de seguridad

elegir-las-botas-de-protección

Encontrar la bota perfecta es similar a comprar los mejores zapatos para caminar disponibles. La diferencia radica en un solo aspecto: la seguridad. No es lo mismo llevar un par de botas para realizar trabajos en áreas inundadas que las que necesitarás cuando estés haciendo una instalación aérea.

El manejo de maquinaria y taladros pesados va a obligarte a replantear la posibilidad de adquirir botas con punta reforzada en acero, esto con el propósito de que puedan amortiguar golpes si surge la caída accidental de estos equipos. Aunque no lo creas, esto te salvaría de perder un dedo, o en el peor de los casos, la amputación de tu pie.

Lo mismo ocurre si vas a manipular artefactos o fuentes eléctricas, en donde bajo ninguna circunstancia deberás usar modelos elaborados con material conductor, ya que estarías en riesgo de sufrir una descarga que pueda llegar a ser mortal. Con cada situación van a ir cambiando las prioridades de protección mínimas, y el modelo de calzado con el que cuentes deberá adecuarse a las situaciones que podrías experimentar.

Para que no tengas confusión a la hora de seleccionar, ve directamente a las recomendaciones del fabricante, estas te servirán de guía para conocer qué tan apropiados serán estos artículos de conformidad a la naturaleza de tu trabajo. Puede que consigas botas que posean un rango de aplicación más amplio del que necesites, por lo que serían una conveniente inversión.

El truco está en determinar las necesidades reales de tus actividades con las características de cada producto, de esa forma evaluarás su alcance y aprovecharás al máximo sus potencialidades.

Decide si requieres impermeabilización para tus botas

El momento de ir cambiando las botas para tu trabajo puede darse por diversos motivos. En primer lugar, que estas no se encuentren  en buen estado y en segundo, que tus prioridades de protección ya no sean las mismas.

Un hecho recurrente es la necesidad de contar con un calzado capaz de afrontar los cambios climáticos que quizás no ocurrían al momento de la compra. Es por esto que debes tener en mente como valor adicional la capacidad impermeable de las mismas, para que no existan inconveniente con la llegada de las lluvias o nieve.

¡No hay que preocuparse! Encontrarás muchos modelos revestidos de material resistente y duradero con capacidades absorbentes, y que además disponen de las mismas funciones adicionales que cualquier otro tipo de bota. Estas además vienen con un aspecto moderno que te fascinará.