¿Cómo Almacenar Los Granos de Café Sin Perder Su Frescura?

El tomar una rica taza de café caliente a primera hora de la mañana es una tradición milenaria que se mantiene en muchas culturas.Su sabor y aroma son sus principales atractivos y por ello debemos conocer todos los trucos para evitar errores al momento comprar, almacenar y preparar esta bebida universal.

Por ello, compartimos a continuación aspectos que te ayudarán a que ese momento de degustación despierte todos tus sentidos.




Cosas que evitar en el almacenamiento del café

granos

De acuerdo a las recomendaciones de los expertos, existen cuatro elementos claves que debemos evadir en el proceso de almacenamiento, debido a que son los responsables de quebrantar el aroma y sabor del rey de las mañanas.

Uno de ellos es el calor. Ya sea café en polvo o en granos, las altas temperaturas producen su rápida oxidación y en consecuencia se genera la pronta pérdida de  su fresco e hipnotizante aroma. El aire, la luzy la humedad son otras de las causas por la cual puede alterar no solo el olor sino su sabor y suave textura.

Quizás te estarás preguntando si el refrigerador es un lugar apropiado para cumplir con las previsiones anteriormente descritas. Pero, la respuesta es no!. Porque a pesar de que estará lejos del calor y la luz, el fuerte frío podría acelerar la humedad, además que el permanecer en espacio cerrado aumenta la posibilidad de absorber los olores que tengan el resto de los alimentos allí almacenados.

Mejores ubicaciones para almacenar café

A continuación te explicamos los mejores lugares donde puedes realizar un buen almacenamiento sin la preocupación de que pierda sus propiedades:

Ubica una despensa o armario que sea fresco, lejos de la estufa y del grifo. Siempre en la cocina tenemos un espacio para guardar alimentos no perecederos  que puede reunir estas características.

Una vez más te recordamos que los frigoríficos y congeladores no son apropiados porque comprometerán de forma acelerada la calidad del grano o el polvo.

Con el uso de un buen recipiente de color oscuro, podrás colocarlo en cualquier peldaño de la cocina.

Tipos de recipientes de café

Este es otro aspecto de que debemos considerar y tomar en cuenta cuando pensamos en la mejor manera de almacenar nuestra bebida preferida.

Considera usar un bote hermético fabricado preferiblemente en vidrio, cerámica o acero inoxidable. Debes saber que las latas también han tenido buena demanda y es una opción que mantendrá las cualidades de café intactas hasta el momento de hacer la anhelada preparación.

Si no tienes a tu alcance un envase en un color oscuro puedes utilizar uno transparente, pero tomando en cuenta que necesitarás un lugar con menos luz para guardarlo.Hay algunos  que son opacos y que muy bien podrían hacer la función de resguardo sin alterar propiedades.

Afortunadamente en el mercado existe una extensa variedad de opciones que se adecúan a  todos los gustos y presupuestos. Algunas marcas especialistas en contenedores han hecho diseños especiales para  garantizar la conservación del grano o  el polvo que tenemos en casa para preparar el delicioso  cafecito.

Muchos incorporan accesorios como cucharas con medidoras, las cuales no ayudan a colocar la porción exacta y otros incluyen etiquetas, para que podamos fácilmente identificar y diferenciar los productos que vamos a guardar en cada uno de los recipientes.

No podemos dejar por fuera la opción de envasar al vacío. Esta es una de las técnicas que garantiza en un 100% la perfecta conservación ya sea en casa o en la cafetería.

El procedimiento suele hacerse de forma exclusiva después de que el grano haya sido tostado. Al finalizar este paso se introduce en un empaque que evite el contacto prolongado con el aire. Para ello, cuentas con la opción de botes herméticos o las conocidas bolsas zip.

Afortunadamente, existen unas máquinas que nos pueden ayudar a hacer el envase al vacío de la manera más rápida y práctica que te puedas imaginar. Esta sería una gran ayuda en caso de que acostumbres a comprar grandes cantidades,porque así podrás almacenarle correctamente para su futura preparación.

En caso de que no haya la posibilidad de comprar un envase para tal fin, considera el reciclar botes con buenas tapas y sin sacarlo de su empaque, lo colocasen uno pequeño que a la vez sea acogido por otro de mayor tamaño.

Frescura del café a lo largo del tiempo

Si estás en la búsqueda de un método para garantizar la conservación por un largo tiempo debes definir si lo harás en grano o molido, pues existen bondades  y desventajas en cada una de estas presentaciones.

Hay quienes recomiendan comprar empaques de grano porque logran preservar de la mejor manera sus propiedades al colocarlos en un recipiente, mientras que en polvo, al abrirlos,desarrolla la oxidación de manera más rápida.

Compra granos, consérvalos y antes de preparar mueles para finalmente colar. En el caso de que suelas comprar café molido, lo mejor es llevar pequeñas cantidades para que no tengas inconvenientes con el lugar y el envase para guardar.

Otro truco que puedes poner en práctica es el colocar un trozo de papel parafinado dentro del bote para reguardar sus paredes y un pequeño trozo del mismo tamaño de la tapa que te permitirá cortar cualquier contacto con el oxígeno, independientemente de la cantidad que vaya quedando en el contenedor.

¿Café en polvo o en granos?

cafe

Los expertos aseguran que si deseamos beber un cafecito de calidad debemos comprarlo en granos y molerlo antes de servir. De esta manera estarás disfrutando de todo su sabor y aroma sin ninguna variación.

Se sabe que los granos crudos pueden mantenerse por largo tiempo sin que se alteren sus propiedades y en caso de que estén tostados disfrutarás de sus atributos hasta después de tres semanas de someterlos a este procedimiento.

Es común que en los restaurantes y demás establecimientos que se dedican a la comercialización de esta tradicional bebida compren la presentación en grano, porque es la garantía de ofrecer un preparado de calidad y al gusto del cliente.

En casa la situación puede ser un poco  distinta, debido a que no acostumbramos a comprar en grandes cantidades además de que siempre buscamos la opción más cómoda y rápida de preparar. Por ello siempre compramos los empaques de molido, el cual debe ser rápidamente consumido una vez que se abren.

Pero debes saber que al moler y transcurrir cierto tiempo te estarás perdiendo de cualidades en el sabor  que quizás hasta el momento desconoces. Esto puede ocurrir en el lapso de tiempo que pasa desde que se muele hasta que se envasa el producto en los almacenes de la fábrica.

Te parecerá sorprendente, pero, existen estudios que revelan que en tan solo 15 o 20 minutos pueden desaparecer particularidades del polvo negro que engalana nuestra bebida de la mañana.

La buena noticia es que en este mundo tan moderno ya se consiguen diversos modelos de cafeteras con molinillos incorporados. Aunque su costo puede alzarse  hasta en unos 200 Euros, te aseguro que esta es una opción que bien valdría la pena probar.

Si tu presupuesto no puede con una opción tan sofisticada, también cuentas con la posibilidad de adquirir un molinillo de café más pequeño que además de ayudarte a convertir el grano en polvo te permitirá pulverizar otras especies. Lo mejor de todo es que son baratos y a partir de 4 Euros ya podrás llevar a tu cocina un aliado de buena calidad.

Asar y moler sus propios granos de café verdes

Una vez conocidas todas las ventajas que reúne el preparar esta bebida con todas las propiedades que tiene su grano, te enseñaremos como realizar el proceso de asar y moler en sencillos pasos.  Presta atención a los siguientes consejos:

Si tienes granos verdes lo mejor es colocarlo al sol por al menos tres días antes de su asado. Posterior a ello, ubícalos sobre  un sartén o plancha para que lo tu estes sobre la estufa, sin llegar  al extremo de quemarlo. Para evitar esta posibilidad lo mejor es aplicarles constante movimiento, haciéndolos saltar en el recipiente que lo colocaste. Su color y olor será el indicativo de que el proceso ha culminado.

Para molerlo existen muchos procedimientos que puedes poner en práctica. Es importante que escojas un molinillo que se adapta a tu equipo de colado. Coloca pequeños puños de grano en el aparato y déjalo pulverizar de acuerdo a tu gusto. Luego, ya podrás prepararlo en una cafetera de infusión en frío  o caliente para una estupenda degustación.

En caso de que no cuentes con uno de estos utensilios es posible el usar una piedra, martillo o hasta una tabla de madera para aplastar y triturar cada grano. Esta opción no es válida para máquina de café en cápsulas así que presta atención a los requerimientos que indique el fabricante de tu máquina de café.

Comercios de venta

Sin importar su presentación, son muchos los establecimientos donde comprarlo  Aparte de los supermercados existen tiendas especiales que te ofrecen toda clase de alternativas para disfrutarde una deliciosa taza de café recién hecho.