calcetines-de-lana-o-algodón-para-botas-de-trabajo

Calcetines De Lana O Algodón Para Botas De Trabajo ¿Cuál Es Mejor?

Siempre ha existido una disyuntiva en cuál es el mejor material de calcetines para botas de trabajo que garantizan seguridad y confort. Es por ello que al momento de comprar se abre esta gran interrogante, que solo podremos despejar si conocemos la diversidad de presentaciones de estos artículos en el mercado.

Presta atención a los siguientes análisis e identifica la opción más adecuada a tus necesidades específicas:




Los Candidatos:

calcetines-para-botas-de-trabajo

Tomando en consideración el tipo de textil que se usa mayormente en la fabricación de los calcetines diseñados para uso diario, nos encontramos que los principales son el algodón y la lana. Podrán tener muchas similitudes pero guardan marcadas diferencias que bien valen la pena que identifiques.  Estas características saldrán a relucir una vez que las uses, por ejemplo, con tus botas de trabajo con punta de acero, y para ese momento quizás sea tarde:

Algodón

Es el material más popular con el que se confeccionan todo tipo de prendas de vestir, tanto para niños como adultos, de ambos sexos.

En el caso de calcetines, te aseguro que tienes algunos pares en casa hechos con 100% algodón y que en el momento de su estreno te brindaron comodidad y protección. Sin embargo, coincidirás con nosotros que durante fuertes jornadas de trabajo los resultados al final del día fueron extenuantes e incomodos, debido a que tienden a fatigar a los pies, además que no logran controlar la humedad de una manera adecuada.

Esto de absorber el sudor no será un problema en el caso de que las utilices únicamente en tus rutinas de entrenamiento en el gimnasio, pues las llevarás solamente por un lapso de tiempo corto para luego quitártelas cuando llegue a asearte en casa. Como nuestra jornada de trabajo se trata de más horas seguidas y con permanencia en áreas de amplia variedad en terreno y temperatura, lo mejor es contar con unos calcetines adaptables a cualquier situación.

Estudios en esta materia han revelado que el algodón cuando se moja pierde sus propiedades aislantes y por ello la humedad no desaparece de forma instantánea. Esto debido a que los pies quedan expuestos, sin importar el tipo de calzado que estés utilizando.

Lana

La lana es el material que en esta oportunidad destacamos en virtud que desde hace varios siglos ha sido ampliamente recomendada para brindar protección, tanto en temporada de frío como de calor. Su mayor atributo es que no retiene la humedad, elemento que te permitirá desenvolverte en tus responsabilidades sin pasar por la molestosa situación de llegar a casa con los pies mojados de sudor y con un calzado apestoso. En el caso del invierno, puedes tener la seguridad que el sudor no se convertirá en pequeñas gotas de hielo.

Son las mejores para utilizar con botas de trabajo, porque además de protección es garantía que no habrá la posibilidad de generar un hongo a causa de la acumulación excesiva de sudor o por haberse presentado un percance al hundirte en un charco.

Es además el mejor material por excelencia para pies sudorosos porque seca rápidamente, aunado a que es antibacteriano y puede usarse varias veces antes del lavado.

El ganador: La lana

Consideramos como tela ganadora en este debate a la lana por dos razones: cuando trabajes en verano tus pies estarán protegidos y libres de humedad; en el caso de invierno, los pies estarán cálidos y cómodos.

Si eres de esas personas a la que este tipo de tela le genera alguna reacción alérgica, puedes probar esas opciones en las que el fabricante ofrece una combinación de varios tipos de hilos. Por ejemplo, hay calcetines de lana mezclados con algodón, nailon, poliéster y tejidos térmicos.

Cosas que buscar en tus calcetines

botas-de-trabajo

Existen varios elementos que nos ayudarán a conseguir el calcetín ideal que complementará a nuestras botas de trabajo. Revisa con detenimiento a cada una de ellas para que establezcas comparaciones y tomes una decisión acertada.

Altura

Afortunadamente, en el mercado puedes encontrar una extensa variedad de medias en cuanto altura se refiere. Por ejemplo, están los modelos que se ajustan a los tobillos, otros a la pantorrilla y algunas deportivas que  logran estirarse hasta las rodillas.

Dependiendo su uso puedes escoger la que te brinde mayor comodidad. Antes de comprar debes tener en cuenta el tipo de calzado que la acompañará, con la intención de que estén acordes y no te vaya a generar molestias con el trajín.

Altura de tus botas de trabajo

Como te explicamos anteriormente, las medias deben guardar relación con el alto de la bota. Verás que será todo un lío el llevar un calzado alto y unas medias muy cortas. Esta situación te generará además de molestias, posibles ampollas por el roce que ejercerá la bota sobre la piel. Adicionalmente, la media no quedará ajustada y es posible que se mueva y arrugue al caminar.

Temperatura

Este es un elemento que debemos tomar en cuenta de acuerdo al  material a seleccionar. Unos suelen ser más frescos que otros. Si tienes disponibilidad económica, lleva  casa modelos que se adapten para las diferentes estaciones del año.

En el caso de los calcetines de lana, recuerda que son los más recomendados tanto por fabricantes como por usuarios para utilizarlos en cualquiera de las cuatro estaciones climáticas.

Grosor

Hay quienes consideran que mientras más grueso sea el calcetín más tendremos protección, pero esta afirmación pudiese ser contraproducente en algunos casos, siendo el verano uno de ellos. No habrá complicaciones si escoges unos calcetines delgados de tejido fino para usar tus botas de trabajo cuando las temperaturas superen 25 grados centígrados. Ten seguridad que con los modelos fabricados en lana delicada, tus pies estarán resguardados, sin exceso de calor y humedad.

Clima caliente

Con los modelos gruesos verás que muchas veces vienen acompañados de una capa de poliéster y de esta manera tendrás la certeza de que no habrá un sobrecalentamiento a causa de un gran sofocón que te amargue el día durante la jornada de trabajo.

Existen calcetines para la temporada más caliente del año y casi siempre cuentan con una tela antitranspirante. Antes de comprar, solo debes revisar el empaque y verificar el material con el que fue elaborado y las recomendaciones del fabricante.

Para este tipo de clima, algunas personas consideran como mejor elección aquellos calcetines elaborados con lana ovina porque ofrecen protección y confort al mismo tiempo. La mayoría pueden lavarse y secarse a máquina sin riesgo a que su calidad se vea comprometida.

Clima cálido

Para el clima cálido hay una extensa variedad en el mercado porque son los más comunes. La tela es resistente y ofrece una ligera amortiguación. Son usados desde bebés hasta adultos mayores. Por lo general, están hechos con una fina costura en la parte de los dedos para  mantenerlos frescos desde la mañana hasta el final del día. Si te decides por aquellos que son sin costura en el talón y puntera, te estarás llevando a casa un calcetín de buena calidad para todo el año.

Clima frío

botas-y-calcetines-para-clima-frio.

Para el clima muy frio, en el que las temperaturas tienen a descender con rapidez es imprescindible tener como prenda de vestir básica a  unos buenos calcetines polares totalmente impermeables (Fully waterproof). Son ideales si practicas senderismo u otro deporte de invierno. La mayoría vienen con una ligera mezcla de poliéster, acrílico y licra, los cuales aumentan la potencia de protección cuando los grados están por debajo de cero.

No solo se usan para las botas de trabajo, pues muchas personas compran varios pares con el objetivo de abrigar los pies mientras permanecen en casa. Revisa el borde elástico y cerciórate de que es fuerte y resistente, pues no querrás recogerlos en tus tobillos una y otra vez por fallas de agarre.

Si eres una persona muy friolenta tendrás que buscar una opción más radical, que te llevará a invertir hasta unos 45 Euros. En este caso deberás considerar la compra de un calcetín eléctrico con baterías recargables para así poder ajustar la temperatura que necesitan tus pies para alcanzar bienestar.  Los puedes utilizar para trabajar, ir de paseo o simplemente descansar en  casa. Es un buen obsequio a considerar en estas navidades.

Un par de calcetines de comprensión es otra variable que no puedes descartar, debido a que están diseñados y confeccionados para brindar máxima protección durante largas jornadas de trabajo.

Recuerda que en esta temporada del año los calcetines para frío junto a los calentadores de manos, serán tus aliados para que no se congelen tus movimientos al cumplir con responsabilidades y actividades de recreación.

Ajuste

Ten presente siempre la talla que debes elegir, pues será todo un lío el que te coloques un calcetín en el que no haya alineación entre punta y talón.

Al comprar es importante hacer una buena inversión con la adquisición de varias unidades o sets. Estas serán unas prendas de vestir que deberás cambiar a diario para que cumplan con su función sin generar malos olores en el calzado.