Los Beneficios Del Entrenamiento Con Barras de Pesas

Estar en forma no es cuestión de moda, es un estilo de vida que debemos llevar de manera equilibrada y en conjunto con una buena alimentación.

Cada año, se presentan ante nosotros novedosos métodos de entrenamiento que aseguran que en un santiamén, estaremos en forma, fuertes y con la vitalidad necesaria para enfrentar las vicisitudes del día a día.

Yo he probado muchos de ellos, pero al final, volví a las pesas de siempre ya que mi cuerpo responde mejor a ellas y me siento realmente fuerte y sana.

Sigue leyendo y entérate un poco más acerca del entrenamiento con barras de pesas.




¿Qué es una barra de pesas?

Entrenamiento

Es simplemente un barrote de metal que se puede cargar con pesas. Cuando se entrena de esta forma, se debe tener en cuenta que dicho objeto ya viene con un peso preestablecido y no es ajustable.

Algunos de los diferentes tipos son:

Barra Olímpica

Esta pesa 45 libras y puede ser cargada con placas de peso. Se utiliza para aumentar la fuerza, levantamiento en cuclillas, presión en el banco y presión por encima de la cabeza.

Barra rizada EZ

Este modelo ya viene con un cierto peso y es más corto que uno olímpico. Está diseñado para hacer trabajo de bíceps, extensiones de tríceps y otros movimientos de la parte superior del cuerpo.

Aunque algunos gimnasios los tienen de hasta 100 libras, su mejor uso es para aumentar el tamaño de los músculos, no necesariamente la fuerza absoluta.

Smith Machine

Técnicamente, esto no es un barrote. La máquina Smith sostiene una barra ligera dentro de ella y se desliza hacia arriba y hacia abajo adentro de un eje fijo.

Aunque puede ser útil para tonificar músculos específicos de las piernas como los glúteos, no es para aumentar la fuerza.

Cardio Bar

Se trata de un modelo bastante ligero, que va desde las 5 hasta las 20 libras de peso. La mayoría de las veces, ya se encuentra preestablecido en un peso fijo, sin embargo, puede ser ajustado.

Son portátiles y pueden utilizarse en un entorno de fitness grupal. Su propósito principal es para el entrenamiento a intervalos y el rendimiento de resistencia.

Las barras ahorran tiempo

Al hacer los ejercicios con las barras tales como sentadillas, press de banco, overhead press y deadlift, se utilizan varios grupos musculares a la vez.

Por ejemplo, el levantamiento de cadera utiliza la espalda, los cuádriceps, los tendones de la corva, las caderas, los hombros y los músculos de los brazos, todo esto para que puedas  levantar el tubo del suelo.

Y en lugar de usar máquinas para apuntar a cada uno de estos músculos, podrías trabajar todo tu cuerpo con un solo movimiento.

Entrenamiento con barras

Si decides comenzar tu entrenamiento con un ejercicio de barrotes que utilice múltiples articulaciones, sólo necesitarás agregar de tres a cinco ejercicios adicionales para tener una preparación completa.

Mira a continuación una muestra de ejercicios para las piernas.

Las barras mejoran el rendimiento atlético

Cuando un principiante usa una barra por primera vez, la respuesta del cuerpo es principalmente mental.

Aprender a moverla le enseñará a nuestra mente a usar todos nuestros músculos juntos para zarandear un objeto eficientemente. Esto se debe a que el cuerpo humano funciona como un sistema completo y nuestro sistema nervioso controla los músculos.

Mejorar nuestra conexión neuromuscular, es lo que inicialmente es responsable de cualquier aumento de fuerza que se haga en el gimnasio. En los deportes, el atleta más fuerte suele ganar.

Al adquirir fortaleza, mejorarás tu capacidad para lanzar, patear, golpear, balancearte, rotar tu núcleo, saltar y correr más rápido. Los movimientos de las barras “Big 4” requieren equilibrio y coordinación, a diferencia de las máquinas, lo que resulta en un mejor rendimiento durante las competiciones de fitness.

Las barras son baratas

Si estás buscando establecer un gimnasio en casa o ya tienes uno sin barra, añadir una junto con algunas pesas te saldrá mucho más barato que una de esas máquinas de cable que lo hacen todo.

Una barra olímpica de 45 libras más 135 libras de peso, cuesta entre 100 y 400 euros, dependiendo de la calidad y el tipo de pesas que compres.

Ten en cuenta que algunas de esas máquinas cuestan miles de dólares y es cierto, pueden mejorar la resistencia muscular y el tamaño del mismo, pero no necesariamente la fuerza general.

Las pesas son incluso más baratas que algunos juegos de mancuernas ajustables, que pueden costarte más de 250 euros; eso si lo que buscas son pesas que se ajusten más allá de las 20-30 libras.

Las barras también son para cardio.

pesas

Cuando haces ejercicios de HIIT o clases de entrenamiento de fuerza en grupo, seguramente usas un tipo de barras que se pueden llamar barras de cardio. Estas suelen ser super ligeras, pesando alrededor de 5 libras, tienen un diámetro pequeño, son más cortas que las olímpicas y están cargadas con pesas ligeras.

En un entorno de fitness de grupo, estos modelos resultan ideales para mejorar la resistencia muscular, es decir, la capacidad de realizar la misma acción con el músculo repetidamente.

Por ejemplo, en lugar de hacer cinco series de cinco repeticiones de prensas de hombro con un barrote más pesado, probablemente harás un total de 80 prensas aéreas en una clase de acondicionamiento físico grupal de 60 minutos con uno ligero.

De igual forma, incorporar saltos en el entrenamiento convertirá al tubo en una herramienta cardiovascular. Además, si no eres lo suficientemente fuerte para levantar la barra olímpica para cualquier movimiento, comienza con una de cardio más ligera o con mancuernas para aprender los movimientos, antes de pasar a la más pesada.

Versatilidad

Los tubos proporcionan versatilidad, especialmente en las máquinas de sobrepeso. Cada tipo de máquina de pesas está diseñada para ayudarte a realizar uno o dos movimientos, y cada uno limita la resistencia que se utiliza en los mismos.

Las pesas, por otro lado, pueden ayudarte a fortalecer prácticamente todos los músculos del cuerpo con un rango más amplio de resistencia.

Si haces ejercicio en casa, un juego de pesas tiene más sentido y cuesta menos que una variedad de máquinas distintas. También son fáciles de almacenar en comparación con muchos otros tipos de equipos de resistencia.

Simplicidad

Usar pesas es simple y aprender lo básico no te tomará mucho tiempo. Lo mejor que puedes hacer, es añadir peso fijo y estable, de esta forma será menos probable que la herramienta se desvíe de un rango normal de movimiento y con pesos pesados, tal desviación podría causar una lesión.

Ten en cuenta que la mayoría de las barras son de construcción robusta, por lo que el desgaste no debe ser un problema.

Adaptabilidad

Con los barrotes, siempre podrás agregar más peso a medida que te hagas más fuerte y a diferencia de las mancuernas que sólo suben hasta un cierto peso, los tubos pueden soportar todo lo que puedas levantar.

Ser capaz de añadir peso es importante ya que realizar un ejercicio hasta el punto de la fatiga, ayudará al crecimiento muscular y fortalecerá los mismos.

Recuerda que a medida que tu cuerpo se haga más fuerte, necesitarás más resistencia en forma de peso adicional para progresar hacia tu objetivo.

Funcionalidad

Debido a que deberás impartir una carga uniforme a través de la columna vertebral cuando estás en cuclillas, la mejor opción será el tubo ya que cumplirá a cabalidad con dicha necesidad.

También te ayudará a perfeccionar los elevadores dinámicos ya que requieren que todo el cuerpo funcione como una unidad coordinada. Como resultado, tendrás mucha más energía.

Además, las piernas que sostienen los músculos más grandes del cuerpo, requieren mucha resistencia para crecer, algo que las pesas proporcionan. La postura en cuclillas y el levantamiento son ejercicios clave para el crecimiento y el contorno de la parte inferior del cuerpo.