10 Razones Por Las Que Deberías Jugar Con Juegos De Mesa Regularmente

En la niñez descubrimos que jugar es la mejor forma de pasar el tiempo. Más tarde, comprendemos que los juegos no sólo son diversión sino también aprendizaje.

Jugar está asociado al desarrollo cognitivo, y pudiera pensarse que cualquier juego ofrece el mismo resultado pero, en realidad, los juegos de mesa son la mejor manera de desarrollar las habilidades mentales y sociales que usaremos durante toda nuestra vida.




#1 Reactivación de la vida social

scrabble

Es bien conocido que el ser humano necesita cultivar relaciones saludables y placenteras con otras personas para mantenerse en equilibrio pero, aunque cueste creerlo, no cuentan las relaciones virtuales.

Es preciso el contacto cara a cara para que las relaciones alcancen la profundidad y la conexión que producen un efecto positivo y palpable en el camino de la salud física, mental y social.

Desempolvar los juegos de mesa y proponer a la familia o los amigos jugar una partida después de cenar será la mejor manera de reiniciar tu vida social y recuperar el balance en medio de la vorágine de las pantallas que mantiene a todos cabeza abajo.

Si no tienes juegos de mesa, consíguelos porque no existe una mejor manera de reactivar el contacto y mejorar la conexión con los demás.

 

#2 Mejoras en la salud

Aunque no se le dé mayor importancia a la salud social, esta es la base para cultivar una buena salud en general. La calidad de nuestras relaciones influye notablemente en la calidad de vida porque somos seres sociales, y ya sabemos que los juegos sirven para acercarnos a los demás en forma lúdica y divertida.

Hacer planes para jugar un rato cada día con la familia, o quedarte jugando una buena partida con los amigos hasta la medianoche  del viernes, hará una diferencia en tu salud porque además de divertido y socialmente nutritivo, es una fórmula infalible para reactivar nuevas conexiones neuronales y potenciar la salud mental.

Es histórica la asociación: mente sana y cuerpo sano. Cuando el cerebro encuentra nuevas formas de interpretar la realidad, se activa también su potencial sanador y su capacidad para enviar mensajes diferentes al organismo, y eso se traduce en cambios hormonales (químicos) y nerviosos (eléctricos) que transforman la salud física.

La alegría, la diversión y el bienestar que implica el uso regular de juegos de mesa se asocian a la reducción en los valores de la presión arterial y los elementos en la sangre, así como el fortalecimiento del sistema inmunológico y su capacidad para combatir los agentes nocivos (bacterias dañinas, virus, hongos patógenos, etc.).

 

#3 Posibilidades de jugar en cualquier lugar

La versatilidad de los juegos de mesa permite tener alguna opción a mano, incluso cuando vas de campamento a la playa o la montaña, o cuando estás en mitad de un viaje transatlántico, las posibilidades son casi infinitas.

Un pequeño dado, un mazo de cartas o un tablero flexible son opciones sencillas para añadir al equipaje de mano y usar cada vez que tengamos ocasión de ponerle humor, aventura, diversión y sana competencia a nuestra vida y la de la gente que nos rodea.

Este tipo de juegos tiene una ventaja que supera a todas las demás, y es la libertad de jugar sin los límites de energía y conectividad que tienen los juegos digitales y de redes. ¡Con los juegos de mesa podrás divertirte sin pensar en la señal de wifi, el cargador o las baterías!

 

#4 Desarrollo del pensamiento crítico

Sumergidos en la mar de la información, la necesidad de discernir y evaluar con criterio las vivencias del día a día es cada vez más apremiante, y el pensamiento crítico nos ayuda a diferenciar la paja del trigo, la verdad de la mentira, lo trascendente de lo banal, etc.

Usar con regularidad algún juego de mesa resulta muy útil para construir un pensamiento crítico porque se fomenta el conocimiento y la curiosidad, se da un margen de duda para el análisis, surgen preguntas y desafíos que crean nuevos canales de pensamiento y, naturalmente, podemos ver la realidad desde diversos enfoques.

Si el juego implica el uso de habilidades como bailar, cantar o actuar, seguramente podrás apreciar las mejoras en el uso pensamiento; sobre todo en los niños que recién comienzan a construir su propio mundo interior.

 

#5 Ahorro de tiempo y dinero

billetes-en-euro

Luego de una extenuante jornada resulta ideal cerrar el día con algo de diversión para soltar las tensiones y descansar a gusto. Muchas personas eligen salir de casa y buscar entretenimiento pero el costo en tiempo y dinero, normalmente, supera las posibilidades de la mayoría, y si el plan involucra a toda la familia es mucho más complejo.

Cuando la economía personal nos obliga a cuidar la forma de gastar, no necesariamente debemos aceptar el tedio y el desgano que provocan los límites. Incorporar los juegos de mesa a la rutina familiar o social, servirá para mantener la unión y el ánimo arriba sin gastar montones de dinero.

Otra ventaja es que se puede jugar en cualquier lugar, de modo que sólo hará falta activar la voluntad de pasar un buen rato sin pensar ni hurgar en las finanzas.

 

#6 Escape del estrés y la rutina

una-mujer-estresada

El buen humor, la alegría de vivir, la risa y el buen ánimo son claves para conservar la salud y superar las tensiones cotidianas; y los juegos siempre implican buen rollo, de modo que son capaces de transformar la tensión y la rutina en diversión y bienestar.

Terminar la jornada con un agradable encuentro familiar en el que se comparten la motivación y el ánimo por la victoria, la competencia sana, la complicidad y las risas, te mandará a la cama cargado de energía positiva, libre de tensiones y molestias.

Otro valor de la práctica será palpable en forma casi inmediata porque podrás sentirlo al día siguiente, cuando te despiertes con vitalidad y disposición de encarar la rutina, una consecuencia natural  que surge de haber tenido buenos sueños y buen descanso.

 

#7 Aprender a ganar y a perder

Las sensaciones de victoria o derrota pueden alcanzar la desproporción y causar molestias en el entorno porque resulta incómodo lidiar con alguien que se reduce ante la pérdida, o a quien se crece cuando gana.

Los juegos grupales ayudan a familiarizarse con diversos sentimientos y a manejar cualquier emoción que surja en la dinámica del encuentro. Es una forma de aceptar lo que ocurre sin que los resultados causen fricción o rechazo entre los demás.

Esta herramienta es especialmente útil para ayudar a los niños a alcanzar cierta madurez emocional, a reconocer y controlar el ego, y a desarrollar las habilidades sociales que dan paso a la competencia sana que suele acompañar el jugar en equipo.

 

#8 Crear comunidad y sentido de pertenencia

juego-de-mesa

La práctica habitual de un juego grupal o algún juego de azar suele desembocar en la coalición de jugadores interesados en darle a su actividad favorita un carácter más amplio, plural y participativo, con las enormes ventajas que surgen de esas dinámicas sociales.

A diferencia de otros juguetes, los juegos de tablero sirven para generar empatía entre los niños sino para unir a los adultos alrededor de una actividad constructiva, divertida y saludable, que además fomenta la organización para la solución de problemas colectivos o comunitarios que vinculan a las personas, a veces de forma inconsciente.

 

#9 Potencia el poder cerebral

Hay estudios que demuestran el mantenimiento de las habilidades cognitivas a través de los juegos de tablero, debido a la multiplicidad de actividades cerebrales que se activan al jugar.

El desarrollo de la memoria, de la capacidad asociativa, de hacer síntesis, de analizar, de resolución de conflictos, de discernimiento, de manejo emocional, etc., son algunas de las cualidades que se potencian con la actividad lúdica que hay detrás de un juego de mesa.

De ese modo, las ventajas de jugar no sólo se perciben a temprana edad, también se puede aprovechar todo el potencial del juego cuando se trata de adultos mayores, para prevenir la demencia senil, la pérdida de la memoria y otras habilidades necesarias para la vida diaria.

 

#10 Mejorar la creatividad

La victoria siempre está asociada a la creatividad porque hace falta ingenio para ganar y todos queremos salir airosos de cualquier situación cotidiana. Usar los juegos de mesa ayuda a desarrollar las capacidades creativas en niños y adultos porque, necesariamente, hay que usar la cabeza para lograr el objetivo del juego.

Si quieres potenciar tu capacidad de estratega también te conviene jugar algún juego de tablero porque la forma de desarrollar las ideas creativas hasta la concreción de los objetivos nos obliga a buscar el camino a la victoria entre los diversos elementos del juego y los demás jugadores.

La dinámica implica la creación de alianzas, el avance en solitarios, los tiempos para actuar, la forma de ejecutar las acciones, etc. Las posibilidades que ofrecen los juegos de mesa están llenas de ventajas, así que cualquier esfuerzo para fomentar el juego entre los más allegados, hará una diferencia notable en tu vida y la del entorno.