Los 7 Mejores Tendederos de Ropa Para Huir de la Secadora y las Cuentas de Electricidad

El sol veraniego siempre hay que aprovecharlo con el mejor tendedero de ropa para secar todo rápido y sin gastar demasiado.

Con uno de estos en casa, cualquiera se ahorra unos cuantos euros en consumo eléctrico, al no necesitar una secadora automática.

Pero ¿Qué hay de las temporadas frías, con lluvia y nieve? Imposible que las prendas se sequen con ese clima, si están en exterior. Por eso, muchos optan por el gran aparato electrodoméstico que hace el trabajo velozmente, pero eleva las cuentas de electricidad por las nubes.

¡Ah! Y claro que no todo se puede meter en una secadora. Hay blusas y telas que expresamente lo prohíben en sus etiquetas. De no hacer caso a la advertencia, las dañaríais sin remedio.

¿Qué hacer entonces? La buena noticia es que, hoy en día, existen cientos de modelos de tendederos disponibles en el mercado, a un precio económico y que pueden instalarse dentro del hogar.

Lo que si es necesario tener en cuenta es el lugar y la cantidad de espacio disponible para colgar la ropa mientras se seca. De acuerdo con eso, se puede elegir el más apropiado.




¿Cuál es el mejor tendedero de ropa?

Revisando la opinión de otros usuarios y la marca, se hace posible encontrar un tendedero menos costoso pero de buena calidad. La verdad es que el precio bajo no es lo único importante. Es imprescindible escoger uno que sea resistente y aguante el peso de la colada. Además, que sea práctico y fácil de guardar, mientras no está en uso.

Tomando en consideración estos y otros requerimientos, os ofrecemos aquí algunas sugerencias con los 7 mejores tendederos que podréis comprar online actualmente. La variedad de ellos se adapta a diversos escenarios dentro de casa y puede orientaros con seguridad en vuestra decisión final.

Luego de esta breve lista, también os compartimos algunos consejos para seleccionar un buen tendal de ropa y así evitaros el infortunio de haceros con el equivocado

Tendedero de ropa plegable de pared Wallfix Brabantia 475924

Extensible, discreto  y para exterior

Posee 24 metros de cuerda y tiene forma de rombo. Puede abrirse y cerrarse con una sola mano. Incluye prácticos accesorios para su instalación e instrucciones paso a paso. Está hecho con material resistente a la corrosión y climas desfavorables. Viene con una elegante caja de acero pulido para guardarlo.

 

Secadora con 3 niveles regulables de acero inoxidable Todeco

Portátil y con ruedas

Se puede usar tanto en interior como exterior. Tiene 20 metros de espacio para tender la ropa. Es ligero y estable. Se puede ubicar en terrenos irregulares como el césped. Sus ruedas permiten movilizarlo fácilmente. Estado dotado con extensiones para perchas y se pliega fácilmente. Es robusto y muy práctico.

 

Tendedero Leifheit Pegaus

Compacto para hogares pequeños

Cuenta con 15 metros para secar la colada. Es plegable y cómodo para guardarlo al terminar de usarlo. Muy manejable, estable y ligero, aunque también resistente. No hace falta ponerle ruedas porque es desplazarlo. Sirve para interior y exterior, pero es ideal para hogares con poco espacio. Trae clips para ropa chica.

 

Tendedero de ropa plegable 6 Ruedas 3 Niveles (80-142) 55 x 152 cm altura regulable

El más alto de la lista

Dispone de 3 niveles que soportan 5 kilos de ropa húmeda cada uno. Su altura es regulable y alcanza los 152 cm. Es apto para interior y exterior. Fabricado en acero inoxidable de alta calidad y plástico, posee 6 ruedas con frenos incluidos, para desplazarlo fácilmente. Cabe toda una colada y sobra espacio.

 

Relaxdays 10018866 – Tendedero para ropa (acero, alas plegables)

Sencillo y estable

Mide unos escasos 8 cm de grosor cuando está plegado, así que es muy fácil de almacenar. Es robusto con tubos fuertes de acero pulverizado. Posee alas que al extenderlas aumentan la capacidad de secado a 18,2 mts. Perfecto para usar dentro y fuera de casa. Sirve para coladas copiosas.

 

Tendedero eléctrico plegable Thermic Dynamics Comfy Max

De bajo consumo y secado rápido

Ofrece 8 barras para secar la ropa con una potencia de 120W y tensión de 220V-240V. Apropiado para calentar rápido las prendas en días húmedos y de invierno. Es pequeño, no ocupa mucho espacio, incluso es ligero y cómodo para almacenar. Su consumo es bajo, el precio es asequible y es ecoamigable.

 

Gimi Jolly – Tendedero de pie de acero, 18 m de longitud de tendido

Simple y conveniente

Es el menos costoso de nuestra lista pero su buena calidad resalta en su material de fabricación. Está hecho todo en acero, tiene pies antideslizantes, es liviano y plegable. Es compacto y cabe perfecto dentro de casa. Posee buenos acabados y viene en varios colores disponibles. Aguanta bien el peso de coladas grandes.

 




¿Qué buscar en un buen tendedero de ropa?

Cuando hacéis la colada y luego hay que secar la ropa, podéis hacerlo de dos formas, con una secadora automática o con un tendedero. mejor-tendedero-de-ropaCada cual tiene sus ventajas y desventajas. La primera seca todo muy rápido y no hay riesgo de que las prendas se mojen si llueve.

Sin embargo, su uso conlleva a mayor consumo de electricidad. Podríais tener que gastar un pastón. Un mes puede superar los 400 euros ¡Muy fuerte! Además, no todas las piezas pueden meterse en ella, pues podrían dañarse.

Con el segundo, el tendal, hay varios beneficios: el ahorro energético es el más prominente, pero la frescura de cualquier ropa tendida al sol es insuperable. Incluso los hay eléctricos para mayor rapidez y consumen mucho menos que una secadora.

Al optar por esta última solución de lavandería, es necesario tener un lugar especial para ella. Para que un tendedero funcione a cabalidad, debéis disponer de un espacio en casa que reciba suficiente iluminación y ventilación. Sobre todo si se trata de una ubicación en interior. En el caso de utilizarlo en exterior, hay que tomar en cuenta las condiciones climáticas y si este podrá resistirlas.

Aquí tenéis algunas características que debéis revisar:

  • Material de fabricación

Usualmente, los tendederos se pueden conseguir en plástico, madera, metal o con cuerdas. El más idóneo es aquel que no vaya a oxidarse por el roce con ropa húmeda. Eso traería dos tipos de problema, deterioro del propio accesorio de lavandería y posibles manchas en la ropa.

Si es de metal, el más eficiente es el fabricado en acero inoxidable, justamente para garantizar que lo planteado antes no suceda. Los de plástico son los más utilizados actualmente porque son livianos, cómodos para guardar y no se oxidan.

Los de madera hay que preferirlos con  contextura firme y no porosa para que no absorban el agua y no se dañen. Es posible hallar híbridos, más que todo de metal con plástico, que son muy convenientes.

  • ¿Qué tamaño tiene?

Esto es determinante en la cantidad de ropa que podréis colgar y el lugar que necesitaréis para guardarlo luego. La dimensión total podría servir no solo para poner a secar gran cantidad de camisas y pantalones, sino también de sábanas que quepan completas. Claro todo dependerá igualmente, del espacio que tengáis para ubicarlo mientras lo usáis.

Si tenéis un piso pequeño, son imprescindibles las medidas compactas. Si tenéis en cambio un patio amplio, podréis buscarlo tan grande como lo deseéis.

  • Calidad, resistencia y durabilidad

Un buen instrumento de estos puede durar años si posee las características necesarias. Como mencionamos antes, el material con están hechos los tendales juega un papel relevante para que aguanten y perduren en el tiempo.

Mientras más peso soporte y mayor resistencia tenga de la fricción con ropa mojada, más capacidad de uso tendréis del tendedero a largo plazo. En este punto, los fabricados en metal van a la cabeza y les siguen los elaborados en plástico.

  • ¿Qué precio se puede esperar?

El costo de estos artefactos puede variar bastante de unos a otros. El material, el diseño, el tamaño y otras prestaciones fijan la cantidad de euros que pueden costar. Luego que sepáis cuál es el tendedero de vuestros sueños, recordad revisar si tenéis suficiente presupuesto para llevarlo a casa.

Si no os alcanza, recordad que siempre hay opciones más económicas y de buena calidad que podrán cubrir vuestras necesidades de ropa seca, sin gastar demasiado.




¿Cuáles son los diferentes tipos de tendederos?

Saber cuál tipo nos conviene más es magnífico a la hora de la compra. Echad un vistazo para saber cuál de estos se ajusta más a vuestras necesidades.

  • Tendederos flexibles – Opciones para interior y exterior

 

  • Plegables para ahorrar espacio

Son las opciones más comunes y funcionales porque se pueden usar tanto dentro como fuera de casa. Su mayor bondad es que al plegarse, se pueden guardar mientras no se usan y ocupan mucho menos lugar. Esto es ideal en espacios pequeños como apartamentos o patios no demasiado grandes.

Algunos modelos incluyen un par de prácticas alas extensibles que aumentan la capacidad para colgar ropa.

  • Tipo bastidores

También conocidos como tipo percheros, son muy convenientes para hogares de dimensiones pequeñas. No son plegables ni retráctiles pero su ventaja radica en que podéis usarlos para colgar la ropa en perchas y cuando todo esté seco puede quedarse allí.

La mayoría tienen ruedas para un movimiento giratorio y podéis moverlos del sitio iluminado y ventilado hasta dentro del guardarropa. No hará falta retirar ninguna prenda para guardarla individualmente.

  • La súper torre

Las alturas hay que aprovecharlas cuando no hay mucho espacio alrededor. Por eso, para hogares chicos resultan muy convenientes las opciones tipo torre. Estas se elevan con varios niveles para ofrecer mayor cantidad de lugares para colgar la colada.  Algunos de estos tendederos permiten incluso poner los zapatos.

  • Los tendederos de pared y sus ventajas

 

  • Retráctiles

Son muy prácticos por que vienen con cuerdas que el usuario puede acomodar según la cantidad de blusas y pantalones que desee secar. Algunos permiten hasta 18 metros de cuerda para colgar  ropa, pero si no necesitáis tanto podéis regularlo a vuestro gusto. Suelen traer poleas para tirar de las cuerdas y estirarlas o recortarlas a vuestra conveniencia.

  • Tipo Acordeón

Estos son de pared y comúnmente se usa para pocas prendas de colada. Aún así son muy resistentes y van muy bien anclados para aguantar el peso de ropas voluminosas. Lo genial de estos es que, una vez que termináis de usarlos los podéis retraer tal cual como un acordeón y no ocupan espacio, para nada.

  • Versiones de techo para mayor espacio

Si no queréis nada que os estorbe el paso dentro de casa, el techo es una excelente alternativa para colocar ropa recién limpia. Este tipo de tendales pueden ubicarse en el cuarto de lavandería, en un cuarto de baño y hasta en una terraza techada, si la tenéis.

Podéis instalarlos en el techo directamente o colgarlos en el tubo de la cortina en la ducha. Lo que más mola de ellos es que como el aire tibio suele ir hacia arriba siempre, es más factible que la ropa se seque más rápido con este modelo que con los de piso.

  • Tendederos para usar con el radiador

El sistema de calefacción en casa puede servir como el ayudante perfecto a la hora de evaporar el agua de las prendas de vestir todavía húmedas. Claro que necesitáis contar con uno de ellos para que todo se seque más rápido sin gastar más.

Los tendederos de esta clase, son comúnmente pequeños para adaptarse al tamaño del radiador. Sirven para tender prendas de menores dimensiones como las medias, ropa íntima, etc. Si lo deseáis podéis colgarlos también en una ventana o en la terraza.

Como son tan reducidos, son el aliado más apropiado para colgar la ropa limpia durante un viaje. Así que si os pensáis ir de camping o picnic en las vacaciones, podéis llevar uno de estos y tener ropa seca en breve.

  • Discretos en la bañera

Si no queréis que las visitas vean vuestras braguitas y calzoncillos al aire, el área de la ducha o bañera son buen lugar para esconderlos mientras se secan.

Estos tendales en forma de V se apoyan de los bordes de la tina perfectamente para que el goteo de las prendas caiga allí dentro y no moje el suelo. Son quita y pon, lo que los hacen súper fáciles de usar. No hay que estar ensamblando nada. Eso sí, no son demasiado grandes así que son una solución para poca ropa.

  • Los eléctricos que compiten con la secadora

Para esas temporadas de mucho frío o humedad en que no habrá sol ni ventilación que valga para secar la ropa, un tendedero eléctrico es más que conveniente. Estos son muy parecidos a los plegables tradicionales en cuanto al diseño. Se diferencian porque sus cuerdas se calientan suavemente para proporcionar calor a las prendas. A toda mecha quedarán las piezas listas para usar.

Claro que tienen consumo eléctrico, pero considerablemente menor al de una secadora automática.

Los 5 consejos que no debes ignorar para secar la ropa y ahorrar dinero

Está claro que los tendales son la opción más práctica y ecológica de secar ropa mientras se ahorran euros. Pero hay otros tips que podéis seguir para también ahorrar tiempo y tener todo vuestro guardarropa listo para usar.

  • Lavar la ropa por las mañanas

Resulta evidente ¿no? La luz solar cayendo sobre la colada ya tendida, no solo ayudará a eliminar ácaros y gérmenes. También permitirá que esta esté seca mucho más rápido y os ahorrará tiempo y dinero.

  • Separar bien cada pieza en el tendedero

Es la mejor manera de colgar todo para que cada prenda reciba suficiente ventilación. Cuando están muy juntas, las camisas y otra clase de ropas, conservan la humedad por más tiempo. Eso trae problemas, porque hará que todo esté mojado cuando deseéis usarlo y creará malos olores.

Tendréis que lavar todo de nuevo.

  • La ropa delicada debe ir en ganchos

La idea es que cada pieza permanezca en la forma correcta. Hay camisas y blusas que pueden arrugarse o deformarse si se tienden sin perchas. Además, una vez listas, podréis almacenarlas directo en el guardarropa.

  • Ubicar la zona más ventilada y con luz solar en la casa

Justamente, ya os hemos dicho, la luz y el viento serán vuestros colaboradores en el proceso de secado. Examinad el sitio que tenga estas condiciones en demasía y allí será donde coloquéis vuestro tendal.

  • Voltear la ropa

Para que todo se vaya aireando y calentando más rápido, podéis dar vuelta a cada pieza cada tanto rato. Así esa blusa que os queríais poner por la tarde estará lista en un santiamén.




Reply