Los 5 Mejores Escurridores Para Biberones Bien Secos y Sin Gérmenes

Los bibes recién limpios y esterilizados necesitan tener un espacio aparte donde secarse.

Precio: EUR 35,00
Precio recomendado: EUR 35,90
Mezclarlos con la vajilla puede contaminarlos nuevamente y enfermar al bebé. Para esto resulta muy conveniente encontrar el mejor escurridor de biberones. Este es un accesorio práctico que permitirá ubicar las botellas de la manera más higiénica posible.

Además, con ellos os evitáis tener que secar los biberones con algún paño que podría devolverles los gérmenes, ya eliminados antes con el esterilizador. Incluso, sirven de lugar de almacenaje  cuando se tienen varias botellas para las fórmulas, zumos, hasta para los embudos del sacaleches, etc.

La variedad de modelos que hay en el mercado, es lo que puede dejaros aturdidos, porque hay muchos y chulísimos. Para hacerse con alguno, hay que buscar aquel que combine buena calidad  con  un precio asequible. Aunque, hay que decirlo, estos productos suelen ser menos costosos que otras cosas para bebés como las sillas de paseo y las cunas de viaje.

La inversión para vuestra comodidad, no afectará en casi nada vuestro presupuesto.




¿Cuál es el mejor escurridor para biberones?

Generalmente, este es un accesorio económico pero que ayuda mucho a ubicar los bibes en la cocina, sin complicaciones. Puede ponerse sobre la encimera y ahorra espacio y tiempo, a la hora de alimentar a los peques.

Pero… ¿Cuál escurre biberones escoger? Muchos usuarios han hecho test con varios de diferente marca. Siempre es buena idea saber la opinión de otros padres experimentados antes de comprar algo que vayan a usar nuestros hijos. ¡Donde fueres, haz lo que vieres!

Por eso, queremos dejaros una pequeña lista comparativa con seca biberones que han sido muy bien valorados y que puede guiaros para tomar una decisión.

 

Escurridor para biberón Beaba

El diseño que más mola

Este escurrebiberones tiene un diseño que es muy chulo en forma de árbol con ramas. Tiene varillas con capacidad para escurrir hasta 6 biberones, además de las tetinas, anillos, capuchones, chupetes, etc.

Posee debajo un recipiente móvil para eliminar el agua sobrante. Es sólido, ligero, compacto y fácil de limpiar.

 

Escurridor para biberones Philips Avent SCF149/00

Para biberones de todos los tamaños

Con un diseño abierto para que circule el aire, este escurre biberones tiene una bandeja antigoteo. Esta es desmontable y conveniente para desechar el agua que cae.

Se llena fácil y permite varios tamaños de bibes, chupetes, el extractor de leche y otros utensilios del bebé. Tiene capacidad para 8 botellas.

 

Boon – Escurridor para biberones y vajilla infantil

El que parece césped

El diseño de este seca biberones es una monada, parece césped. Las varillas son flexibles pero suficientemente resistentes para aguantar rectos los biberones y la vajilla infantil.

Acepta utensilios de cualquier tamaño. La bandeja inferior recoge el agua que escurre de los bibes. Lo ideal para su limpieza es meterlo en el lavavajillas.

 

SARO – Escurridor de biberones

Impide la condensación de líquidos

Es una estructura especial para mantener el orden y poner los biberones a escurrir muy fácilmente. Acepta también otras cosas del bebé como tetinas, anillos, chupetes, etc.

Mantiene todo libre de contacto con superficies que puedan tener bacterias. Además previene que los líquidos se condensen dentro de los bibes y produzcan microbios.

 

Munchkin – Kit para secado de biberones

Se pliega para almacenarlo

Muy práctico y con depósito incorporado para el agua. Las 16 varillas tienen puntas redondas para no arañar los bibes y se pliegan para almacenarlo cómodamente luego de usarlo.

Es portátil por si queréis llevarlo durante un paseo a la playa o de camping. Ocupa poco espacio y es apto para el lavavajillas.




¿Qué es un escurridor para biberones?

Un escurrebiberones  es un accesorio muy conveniente para secar todos los utensilios de alimentación infantil.

mejor-escurridor-para-biberones

Escurridor para biberones.

Hablamos de cubiertos, bibes, tetinas, vasitos de aprendizaje, tazas y otras cosas del bebé que suelen esterilizarse.

Incorpora varillas rígidas o resistentes para introducir los bibes con la boca hacia abajo. Trae también con frecuencia una bandeja desmontable que recoge el agua escurrida para desecharla. Puede estar disponible en diversos tamaños y capacidades.

Lo ideal es que almacene más 6 biberones y quede espacio para los chupetes, anillos, embudos del sacaleches, cubiertos, etc. Claro, que si tienen mayor capacidad que eso, mucho mejor.

El escurre biberones perfecto suele ser compacto para ubicarlo en la encimera de la cocina y lo lógico es que ocupe poco espacio.

Lo chuli de este invento es que la mayoría de los modelos disponibles en el mercado son una pasada. Los que vienen en forma de árbol con ramas, molan mogollón. Hay otros en forma de jardín o hierba que son una monada. En general, tienen diseños vistosos y agradables a la vista, hasta para los peques.

 

¿Quién necesita comprar un escurridor para biberones?

Con un nuevo crío en casa siempre hay biberones, aún cuando lo alimentéis al pecho. Ene ste último caso también hay extractores de leche.

Para ofrecerle al peque agua, zumos, la fórmula, papillas, etc. todos los utensilios que uséis hay que lavarlos bien y esterilizarlos. Es una tarea constante y más cuando se tienen varios niños con edades similares en casa.

¿Qué hacer con estos utensilios mojados luego? No podéis ponéroslos de sombrero. Hay que secarlos y ubicarlos en algún sitio mientras no están en uso. Como padres necesitaréis un lugar donde almacenarlos y el escurridor está hecho con ese fin.

 

¿Para qué se usa un escurridor de biberones?

Todos accesorios que el bebé se lleva a la boca, luego de limpiarlos y esterilizarlos suelen quedar mojados y gotear. No pueden almacenarse así:

  • Primero, porque dejarían la cocina al retortero ¿Os ha pasado ya?
  • Segundo, la condensación de los líquidos produce gérmenes.
  • Tercero, sería un error también secarlos con un paño. No es higiénico. Eso les devuelve las bacterias. Si hacéis esto, habréis perdido tiempo y dinero, porque los esterilizadores consumen electricidad y además el uso del agua para lavarlos habrá generado un gasto.

Lo más viable es colocar todos los accesorios de alimentación en un seca biberones. El aire suavemente evaporará el agua y no habrá contacto con otras superficies contaminadas.

Escurrirlos junto con la vajilla no tiene sentido. La ventaja de los escurridores es justamente la posición ordenada en que se colocan los bibes. Facilita cogerlos sin tocar las partes que deben permanecer estériles. Si se juntan con platos y tazas podrían voltearse y contaminarse de nuevo.

Así que mejor procuraros el orden y la higiene si queréis que el crío permanezca saludable y no se os enferme seguido.




Las 7 características que debe tener un buen escurridor de biberones

Dicen que lo barato sale caro. Pero si no queréis gastar demasiado es importante que observéis bien las especificaciones de un escurridor para biberones. Al existir tantas versiones de diferente marca y precio, seguro hallaréis un menos costoso que ofrezca buena calidad.

No es necesario gastar un pastón ellos, por eso tomad en cuenta que el que elijáis cuente con las siguientes características.

  • Cantidad de biberones

A mayor capacidad, más comodidad para los padres. Podréis almacenar allí unos cuantos bibes sin problemas. Lo mínimo que debéis tolerar son unos 6 biberones para tomar en consideración algún modelo en particular. Menos de eso, no vale la pena.

Claro, que habrán versiones que aguanten hasta 16 biberones pero comprar uno así os costará más dinero. Hacedlo si tenéis más de 2 niños pequeños en casa.

  • Fácil de limpiar

Buscad siempre un escurre biberones que sea fácil de limpiar en el lavabo. La mayoría son aptos para el lavavajillas así que si contáis con este aparato, pues, no tendréis problemas. De hecho, de esta última forma quedan mucho más limpios y los bibes impolutos.

  • Tamaño

Excelente cuando son grandes, porque tienen mayor capacidad. Pero ¿realmente queréis un escurre biberones que ocupe todo el espacio en la encimera? Debéis encontrar un modelo que combine una buena cantidad de bibes y accesorios con un tamaño compacto y cómodo.

  • Que aguante otras cosas del bebé

Los biberones no son solo la botella. También están entre sus partes las tetinas, anillos y capuchones. Los chupetes hay que esterilizarlos y ponerlos a secar. Lo mismo ocurre con los embudos del extractor de leche. Comprar un  escurridor que no tenga espacio para estos accesorios es una pérdida de tiempo y de euros.

Aseguraos de haceros con uno que tenga esta cualidad.

  • Diseño

Como todas las cosas infantiles, muchos escurridores traen diseños muy originales y vistosos. Será muy fácil elegir uno que os guste. Además, siempre hay variedad de colores para seleccionar el que os apetezca y haga juego o contraste con la cocina. Hay unos muy bonitos en forma de árbol o de césped que son los más buscados.

También hay algunos giratorios que pueden ser muy cómodos a la hora de buscar un utensilio en particular.

Pero si los queréis más discretos y sencillos, también existen infinitas posibilidades.

Por otro lado, tomad en cuenta los materiales de fabricación. Seguro querréis un escurridor duradero y no uno que al poco tiempo haya que tirar al cubo de basura.

  • Precio

Esto puede variar según la marca, la calidad, la estética y las prestaciones de cada modelo. Todo depende del presupuesto que hayáis destinado para este organizador de biberones. En internet es más fácil encontrar precios asequibles que oscilan entre los €30 y los €10.

  • Buena calidad y seguridad

Es imprescindible que estos accesorios sean duraderos porque su uso se hace constante. Que permitan colgar y retirar sin dificultad los biberones y utensilios es sumamente necesario.

Además, debéis preferir aquellos no contengan BPA (Bisphenol A) ni PVC (Policloruro de vinilo) en sus materiales de elaboración. Estos son agentes químicos contaminantes que pueden entrar en contacto con las partes de los biberones y afectar la salud de vuestro peque.

 

¿Cómo hacer un escurridor de biberones casero?

Si os ha gustado la idea de tener un escurre biberones pero no disponéis de dinero suficiente para comprar alguno de momento, hay soluciones posibles.

En el escurridor de la vajilla podéis colocar un vaso o taza robustos y poner dentro un número pequeño de pajillas resistentes (digamos unas seis).

Sobre ellas podéis situar los bibes y tetinas y se secarán sin problemas. Claro estas versiones a lo “Hazlo tu mismo” no servirán muy bien para otros accesorios como los chupetes, pero al menos para los que ya mencionamos, funcionarán perfectamente.

¿Sois hábiles con las manualidades? Podéis tomar una pequeña tabla de madera, algo gruesa y pesada para que se mantenga firme en una superficie plana.

Basta con hacerle unos pequeños agujeros más o menos profundos con un taladro e insertar varillas largas, también de madera y con punta roma. Allí podréis colgar los biberones, tetinas y capuchones. Quizá también los embudos del sacaleches.




Reply